En Fátima se atendió a 12 de los 25 pacientes con COVID-19 de Misiones

Destacan el fortalecimiento en materia de bioseguridad para los trabajadores y el acompañamiento de los vecinos del nosocomio, ubicado en uno de los barrios más populosos de la capital provincial.

19/05/2020 11:32

ASISTENCIA. En el Hospital organizaron el triage para la atención de los pacientes respiratorios.

En materia de atención a pacientes con coronavirus, gran parte de los casos fueron atendidos en el Hospital de Fátima. Para el aislamiento, los profesionales debieron fortalecerse en bioseguridad, recibir equipamiento y preparar todo el nosocomio para brindar respuestas a las necesidades de la población. A pesar del miedo de la sociedad por el virus, los vecinos supieron acompañar la atención sanitaria y se habituaron al nuevo ritmo de atención.

Luego de tratar a 12 personas con COVID-19, la directora ejecutiva del Hospital Nuestra Señora de Fátima, Marta Ruiz, contó en FM de las Misiones 89.3 que “a la última hora del jueves, hemos dado el último alta de los pacientes internados en el Hospital”.

Sobre la llegada de los primeros pacientes con coronavirus, señaló que “fue una experiencia única en dos sentidos. Por un lado, en la preparación del equipo de salud de la institución y también en lo que respecta a la modalidad de atención del paciente, cómo manejarnos con cada uno de ellos. Los pacientes, más allá de la presentación clínica, en el Hospital han sido cuadros leves, lo cual nos permitió afrontar a esta pandemia de una forma más tranquila, si podría decirse”.

Por otra parte, explicó que con la llegada del virus a la provincia “tuvimos un trabajo arduo y todavía no bajamos los brazos. Sabemos que estamos transcurriendo la curva de casos, si bien Misiones está en mejores condiciones que la zona central del país, lo importante es que los ciudadanos no bajen los brazos y que el equipo de salud esté preparado para cualquier intervención”.

 

La bioseguridad

En cuanto a la prevención de un contagio intrahospitalario, Ruiz precisó que “el equipo de salud tuvo una rigurosidad en el cumplimiento de los protocolos que veníamos entrenando de manera preventiva en el uso de todo el equipo de protección, así como en el procedimiento en las intervenciones. Todo esto requirió mucho cuidado y de un trabajo multidisciplinario para que todos sigamos en la misma línea para disminuir las posibilidades de infección que pudiera tener el equipo de salud”.

 

Un nuevo ritmo de atención

El Hospital de Fátima se encuentra ubicado en uno de los barrios con más habitantes de la capital provincial.

A pesar del temor con la llegada de los casos positivos para el tratamiento en este lugar, la directora de este centro de salud remarcó que “estamos gratamente sorprendidos porque no tuvimos inconvenientes con los vecinos. Hubo también mucho apoyo del Ministerio y el Parque de la Salud para contar con todos los elementos necesarios para combatirlo. Tomamos todos los recaudos dentro del Hospital, para tratar con los vecinos y cambiamos la circulación para minimizar cualquier riesgo. El vecino también fue aprendiendo el nuevo ritmo del Hospital, saber el acceso por el cual ingresar según la patología a consultar porque no todo es COVID-19”.

En materia de procedimientos médicos, Marta Ruiz detalló que “seguimos con la guardia y la atención de los casos febriles por dengue. Conformamos un circuito de circulación de pacientes, con el triage, en donde seleccionamos las patologías de los pacientes para verificar que al ser casos respiratorios que acceden a un área especial instalada específicamente para ellos. Estos pacientes pueden tener tanto gripe, asma, también puede llegar a tratarse de un sospechoso. En función de la definición de caso, el paciente puede requerir un hisopado y también se procede a aislarlos hasta esperar el resultado del testeo”.

A pesar de no tener nuevos casos positivos de coronavirus, la directora del Hospital de Fátima recordó que “la emergencia no se ha levantado y entramos en un momento climático con bajas temperaturas, donde hay que redoblar el esfuerzo. Pedimos a los ciudadanos que no piensen que esto ya pasó y se sigan cuidando, con el distanciamiento social, el lavado frecuente de manos y el uso del barbijo, que son claves para que sigamos así. La idea es no tener ningún otro paciente con COVID-19 dentro de la institución”.