Herrera y dirigentes de la CCIP analizaron la reapertura comercial

Los empresarios se comprometieron a cumplir con las medidas de prevención y distanciamiento social. Advierten que la cuarentena está perjudicando de manera muy grave a las PyME misioneras.

08/05/2020 09:39

El gobernador Oscar Herrera Ahuad recibió este jueves a los referentes de la Cámara de Comercio e Industria de Posadas (CCIP) para analizar la crisis del sector y los protocolos de distanciamiento social que le propusieron para reabrir locales de algunos rubros a partir de la semana próxima.

En este sentido, los comerciantes expusieron la grave situación que padecen por no poder trabajar, y debatieron sobre las medidas sanitarias necesarias para retomar las actividades a la mayor brevedad posible. También se analizaron en conjunto algunas opciones para apuntalar al sector, como el Ahora Misiones.

Se acordó que será la Municipalidad la que evalúe y presente el protocolo propuesto por la CCIP que, de ser aprobado, deberá enviarse a la Provincia para su puesta en funcionamiento con aval nacional.

Si bien el pedido se centra en la necesidad de hacer mover la economía del sector, también está fundamentado en la demanda de la población de diversos productos que ofrecen en los comercios locales.

Participaron por la CCIP, el presidente Sergio Bresiski y los expresidentes Carlos María Beigbeder, Fernando Vely y Nicolás Trevisán.

Al respecto, Trevisán señaló que “nos fue muy bien en la reunión, estamos en sintonía y en ese sentido el comercio en general se encolumnó detrás de una cuarentena muy dura y muy estricta. Nos queda claro a todos los misioneros que queremos cumplir con la cuarentena y tenemos que cuidarnos entre todos”.

En declaraciones a FM 89.3 Santa María de las Misiones dijo: “Lo que intentamos, tanto con el Intendente hace un par de días como con el Gobernador, es transmitirle cuál es el plan que tiene el sector comercial que todavía no ha podido abrir sus puertas para poder incorporarse dentro de las medidas sanitarias y poder trabajar”.

“La situación es angustiante y desesperante, nos preocupa muchísimo que hay comercios que no están aguantando, se están fundiendo y están cerrando. Hay una situación muy tensa”, dijo.

Consultado sobre los rubros que tienen más chances de comenzar a trabajar, Trevisán aclaró que “conversamos sobre los comercios más tradicionales, indumentaria, calzado, juguetería, joyería, regalería, concesionaria de auto, motos, bicicletas, por ejemplo, que no tienen ningún riesgo manifiesto. Son los rubros que entendemos que podrían incorporarse a la apertura cumpliendo todas las normas de seguridad”.

 

Horarios, transporte y formas

Para descomprimir el uso del transporte público, “sugerimos que los horarios de ingreso al sector comercial difieran del horario de ingreso a supermercados y bancos para ayudar a que no colapse el transporte público ni se congestione a fin de evitar contagios. Queremos abrir y cerrar un poco más tarde que esos sectores, continuando con un horario corrido de atención que es de consenso general”.

Respecto a las formas, Trevisán contó por ejemplo el protocolo para tiendas de ropa: “la tendencia es apartar la ropa que fue probada, a un perchero aparte con un proceso de sanitización. Que la gente tenga acceso a la ropa que no fue probada, eso está integrado al protocolo que estamos impulsando”.

 

Tratando pero sin poder

El extitular de la CCIP admitió que, si bien muchos intentaron acceder a los planes anunciados por el Gobierno nacional, que muy pocos pudieron acceder a los créditos de la Nación “por eso vemos que muchos comercios están cerrando”.

“Las páginas webs para completar los trámites están colapsadas, los bancos con estos programas de crédito al 24% y a monotributos al cero por ciento no son sencillos. Para los comercios más chicos son más engorrosos porque no tienen estructura administrativa para trabajar en la adhesión. Mi sensación es que no fueron sencillos para que, de manera automática, puedan participar todos”.

Agregó que “tampoco fue suficiente la ayuda en general del Gobierno nacional con respecto a una parte de los salarios. Vimos en diarios nacionales el costo para los comercios de haber cerrado un mes y el apoyo que recibieron algunos comercios no supera el 20 al 25% del costo que tiene un negocio. Muchos no pudieron aguantar. Por eso hay que seguir apuntalando a los más chicos porque hay algunos que no pueden saldar las deudas con los proveedores para stockearse nuevamente”, finalizó el expresidente de la Cámara de Comercio.

 

Los “Ahora” son trascendentales

Nicolás Trevisán dijo que los programas Ahora son trascendentales “para los misioneros y puede ser de vital importancia con algunos cambios que estamos proponiendo. Servirá para reactivar el consumo rápidamente ni bien nos permitan comenzar a trabajar”.

Citó como cambio que “la inflación fue desactualizando el monto, hoy es de 35 mil pesos el monto máximo, y pedimos que se profundice el plan y tenga mayores montos. Por otro lado que hayan opciones de diferentes plazos, y diferentes montos de reintegro según el producto. No es lo mismo si te comprás una camisa que una moto. Por eso proponemos que haya mayor plazo para bienes de consumo de mayor valor con menor reintegro; y mayor reintegro y menor plazo para compras más chicas. Esas medidas pueden hacer del Ahora Misiones un plan muy competitivo”, dijo el expresidente de la Cámara de Comercio posadeña.