Crédito a tasa cero: “Si se traduce a la realidad sería estupendo”

Así lo afirmó el economista y máster en Negocios en Harvard, José Piñeiro Iñiguez, en diálogo con FM de las Misiones.

21/04/2020 08:41

El economista y máster en Negocios en Harvard, José Piñeiro Iñiguez, opinó en declaraciones a la FM 89.3 Santa María de las Misiones que si el crédito a tasa cero “se traduce a la realidad sería estupendo”.

Economista y máster en Negocios en Harvard, José Piñeiro Iñiguez

“Sería lo que siempre tuvo que haber pasado. ¿Qué cambia hoy con los préstamos a tasa cero? ¿Se van a desembolsar?, porque la anterior medida eran tasas al 24% y no se desembolsaron; si el intermediario sigue siendo el banco para que el Estado le dé el dinero a la PyME, porqué lo desembolsaría ahora y no antes”, se preguntó el economista y exvicepresidente del Citibank.

En este sentido, apreció que “los préstamos siempre tuvieron que ser desembolsados desde el Estado hacia la empresa” ya que “esta es la manera más rápida y efectiva, sino lo que estamos teniendo son demasiados anuncios y poca efectividad”.

Además enfatizó que si bien las empresas tarde o temprano tendrán que afrontar los préstamos por más que sean a tasa cero, destacó que esta “sería la manera correcta de asistencia del Estado”.

“Cuando pasan este tipo de cosas, las empresas se quedan sin facturación diaria, con lo cual se quedan sin recursos y sin ingresos. El Estado tiene que estar presente de la forma más rápida posible y sin costo, esto es desembolsando los préstamos que después se verá de qué manera se devuelven de forma rápida y eficiente”, aseveró.

Consultado sobre las medidas que deberían adoptarse para salvar a las empresas, Piñeiro Iñiguez remarcó que son dos las cuestiones a tener en cuenta: “Que nunca los asalariados dejen de cobrar sus haberes; y que las empresas no quiebren. Para esto el Estado tiene que desembolsar el dinero para cubrir las masas salariales y lo costos fijos de las empresas”.

Apuntó que “podría ser seguramente con un préstamo” que después “se tiene que encontrar una forma, cuando la empresa genere un costo positivo, para devolver”. Y reiteró que esta forma “siempre tiene que ser rápida, efectiva y a tasa cero”.

“Los empresarios tienen que tener hoy la certeza de que tienen un flujo de fondos. Como no lo pueden tener porque no venden y porque las empresas no están abiertas, la única forma de que esté presente es que el Estado desembolse, para que el empresario con ese dinero pueda pagar los sueldos, las imposiciones apremiantes y cubrir su caja y el flujo de cheques que dio para que la cadena de pago no se corte”, concluyó el economista.