Empresas misioneras fabricaron unas 8.000 camas de madera

Las firmas Pindó de Puerto Esperanza y San José SRL de Eldorado asumieron la tarea con el objetivo de responder a la demanda del sistema sanitario de la provincia de Buenos Aires.

09/04/2020 09:34

DEMANDA. El presidente Alberto Fernández agradeció a Misiones por haber conseguido las camas.

Durante la teleconferencia que mantuvo el presidente de la Nación, Alberto Fernández, con los gobernadores, destacó el aporte que realizó Misiones a la provincia de Buenos Aires para dotar al sistema sanitario de esa jurisdicción con 8.000 camas de madera.

El pedido se realizó mediante un convenio entre el Ministerio del Interior, el Gobierno de Misiones y las empresas con capacidad productiva para la construcción de camas en la provincia, que fueron convocadas por la Asociación de Madereros, Aserraderos y Afines del Alto Paraná (AMAYADAP). Fueron dos las firmas que se sumaron a esta iniciativa: Pindó de Puerto Esperanza y San José SRL de Eldorado.

El encargo consistió en un total de 8 mil camas de una plaza que fueron elaboradas con madera y por industrias misioneras.

Al respecto, Paulo Mates propietario de la firma forestoindustrial San José SRL expresó a Primera Plana de la 89.3 FM Santa maría de las Misiones que “fue un pedido muy ambicioso”.

Nuestra empresa tiene un total de 35 operarios, de los cuales 15 se dedicaron exclusivamente a la fabricación de muebles y teníamos diez operarios más para la producción de la materia prima, de los travesaños de cama, del cepillado, la preparación de la madera a medida y espigado. Una vez que teníamos todo esto procesado, el armado era más rápido, a razón de 700 camas por día”, detalló.

Confesó que en la empresa están “muy orgullosos de aportar para esta situación”.

Manifestó que luego de este pedido volverán a retomar las actividades de manera normal, es decir a la fabricación de muebles para exterior y jardín. Sin embargo reveló que poseen materia prima preparada “en el caso de que el Estado necesite más camas, y así poder responder de forma rápida nuevamente”.

 

Reactivación

Cabe mencionar que la forestoindustria recibió la autorización del Gobierno provincial para reactivar sus tareas con el objetivo de terminar de secar madera que se encuentra en secaderos y procesar rollos que están en planchada.

En este contexto, Mates apuntó que “hoy en el sector se vive una incertidumbre muy grande”.

“Más allá de que ahora nos permitieron volver al trabajo con las medidas de higiene y seguridad correspondientes, todavía hace falta que la cadena de valor se active. El aserradero está trabajando con mercadería lista para despachar, pero organizar la logística del transporte y la descarga en los grandes centros está complicado”, contó.

En este sentido, comentó que “en las grandes ciudades no pueden completar con toda la documentación necesaria para que los empleados se acerquen a los lugares de trabajo o recibir la habilitación correspondiente para abrir los locales”. “Estamos todos expectantes por los anuncios en los días siguientes”.

Consultado sobre los cortes en la cadena de pago, el empresario maderero apuntó que “lastimó mucho la falta del clearing bancario”.

“Tuvimos muchos inconvenientes con los cheques, no por mala voluntad de los clientes, sino porque no había posibilidad de cubrir la cuenta y no era posible solucionarlo mediante un depósito, hasta el día de hoy (por ayer) estuvo paralizado. Hay anuncios de que la semana que viene se volvería a trabajar y espero que se pueda normalizar la situación”, opinó.

En relación al acceso a créditos, Mates observó que si bien en un primer momento se habló de la posibilidad de una tasa del 25%, pero por ahora todo quedó paralizado.

“También en ese aspecto estamos expectantes y un poco con miedo. Utilizamos las reservas que teníamos para afrontar los gastos de personal porque más allá de todo esto la gente necesita el dinero para vivir y eso nos preocupa un poco”, concluyó.

 

Buena madera y buena gente

“Fue una experiencia realmente enriquecedora para todo el equipo y de gran aprendizaje. Estamos orgullosos de poder participar de esta iniciativa que se planteó y poder aportar así nuestro granito de arena para paliar esta crisis”, expresó la encargada de prensa de la empresa Pindó de Puerto Esperanza, Anabella Mattioli.

Asimismo, el propietario de la firma San José SRL, Paulo Mates, enfatizó que más allá de lo económico “la intención era cumplir con la necesidad social”.

“Nosotros nos sentimos muy gratificados de haber recibido un reconocimiento de parte del Presidente (Alberto Fernández) así como también del doctor (Oscar) Herrera Ahuad. Es como una gratificación a este trabajo y a las horas extras que tuvimos que hacer para cumplir con este pedido en dos semanas. Esto marca un precedente de que en Misiones además de tener buena madera, tenemos buena gente”, destacó.