“Pedimos que no corten la cadena de pago”

Así lo expresó Marcelo Fernández, titular de CGERA, en conversación con FM de las Misiones. Solicitan que las entidades financieras públicas y privadas encuentren la mejor forma de evitar el corte.

03/04/2020 15:21

Más de 80 Confederaciones, Federaciones, Cámaras y Agrupaciones Empresarias de todos los sectores productivos del país exigen que las entidades financieras públicas y privadas encuentren la mejor forma de evitar cortar la cadena de pago de las micro pequeñas y medianas empresas.

A través de una nota, desde la Confederación General Empresaria de la República Argentina ( CGERA) expusieron que “no sólo el Estado debe absorber, con gran efecto fiscal, la crisis económica que dejará esta cuarentena obligatoria. Quienes han tenido importantes ganancias durante los últimos años, también deberán decir presente y hallar mecanismos para superar de la mejor y más rápida manera los efectos de la inactividad”.

Al respecto, Marcelo Fernández, titular de CGERA dijo en conversación con El Aire de las Misiones por FM 89.3 que “es necesario que las entidades financieras reconozcan que estamos ante un hecho excepcional en la que todos los sectores se ven afectados por la cuarentena. Por eso pedimos que no corten la cadena de pago”. 

Agregó que “pedimos a los bancos que le presten a sus clientes. La idea es que los bancos colaboren a través del crédito y que permitan a la cadena de pago no caerse”.

A la vez, señaló que “porque si se corta la cadena será imposible que se levanten en el tiempo inmediato por parte del emisor del cheque, por lo cual quedaría un agujero muy grande”.

Según cifras, el stock de cheques diferidos negociados por las PyME en poder de los bancos ronda los 220.000 millones de pesos.

De este monto, entre el 35 y 40 % vence en abril, durante y post cuarentena obligatoria.

Además, se suman los valores en cartera que no fueron depositados y las facturas emitidas que deberían haber sido cobradas en este período.

En este sentido, desde CGERA reconocieron que “el primer eslabón que sufrirá la inactividad es el comercio, que compró mercaderías antes del 19 de marzo y emitió cheques para fechas posteriores. Debido a esta situación, será casi imposible cubrir estos valores entregados”.

Detallaron que el segundo eslabón “es el distribuidor mayorista o la industria PYME, que tendrá gran cantidad de estos cheques en cartera o entregados a la entidad financiera en forma anticipada. Es decir que de no ser cubiertos, serán rechazados por los bancos”.

En tanto, el tercer eslabón “es la mediana o gran empresa proveedora de los anteriores, que tiene en su poder o entregados gran parte de estos cheques, o directos de las entidades financieras, que de ser rechazados generarán gran conflicto. De no ser levantados, estas empresas suspenden la entrega, imposibilitando a las PYMES a producir.

Entre los puntos que exigen las entidades empresarias se destacan:

1-Que las entidades financieras actúen como banca de crédito y que cubran los cheques de aquellos clientes que siempre han cumplido para que se acrediten en las cuentas que lo depositaron.

2- Que otorguen un plazo lógico y posible por esta deuda con baja tasa de interés para lo mencionado, tomando como referencia el 24% que ofrece el Gobierno.

3-Que de ser necesario, el Banco Central modifique normativas para que el banco pueda operar de forma automática y no tenga ninguna traba para facilitar el acceso a esta operatoria a clientes que venían operando normalmente, independientemente de que tuviesen carpetas presentadas.

4-Reperfilar las deudas de las PyME con las entidades financieras y aquellos vencimientos que puedan trabar en montos lo expresado en esta propuesta.

5- Que el Estado, dentro de sus posibilidades, pueda destinar fondos para sostener lo expresado en este texto para que no corte la cadena de pagos bajo ningún concepto.

Escucha la entrevista completa acá…