¿Cuántos países hay en el mundo?

Dependiendo el criterio o la institución a la que se recurra para dilucidar la duda, la respuesta seguramente varía.

23/02/2020 13:07

Cuántos países hay en el mundo? Es una de esas preguntas que parecen tener una respuesta obvia, sin embargo son muy pocos los que pueden contestar sin dudar y quizás sigan equivocados.Dependiendo del criterio o la institución a la que se recurra para dilucidar la duda, la respuesta seguramente varía. Para comenzar a llegar a la respuesta es necesario dilucidar cómo se define un “país”. Tiempo atrás Martin Purvis, experto en geografía, historia y política de la Universidad de Leeds, en Reino Unido, resondía a BBC Mundo que “para que se considere que es un país, el lugar tiene que tener un territorio definido, ser habitado con algún grado de permanencia, tener instituciones políticas y gobierno propio, tener la independencia reconocida por otros Estados soberanos e interactuar diplomáticamente con otros países”.

Ahora bien, actualmente se sabe de territorios que, tras declarar su independencia, comenzaron a funcionar como países independientes.

El problema es que no cuentan con el reconocimiento de la comunidad internacional. Ello complica algunos criterios expresados por Purvis quien advierte que “el hecho de que un país reconozca a otro es siempre una negociación de intereses. Por ejemplo, China es un país con mucho peso en la comunidad internacional. En 1971, la República Popular de China entró en la ONU y Taiwán fue retirado. Varios países dejaron de reconocerlo”.

Para encontrar un punto medio sobre el número de países que existen actualmente en el mundo, la referencia más aceptada es la de la Organización de las Naciones Unidas (ONU).

En el seno del organismo existen 193 Estados miembros. También dos Estados observadores que no son miembros de la organización: Palestina y la Santa Sede. Así las cosas, se llegaría a 195 Estados.

Sin embargo el criterio se bifurca y para el Comité Olímpico Internacional son 206 las naciones que pueden presentar a sus atletas dado que esa es la cantidad de países o territorios con un comité olímpico nacional reconocido.

Un reciente trabajo del medio de análisis divulgativo “El Orden Mundial” explica que estos comités no corresponden sólo a Estados, sino también a territorios dependientes de otros, como Hong Kong, las Islas Vírgenes -tanto las británicas como las estadounidenses-, Aruba o las Islas Caimán.

Curiosamente, hay solo un país que participa en la ONU que no tiene su propio comité olímpico nacional: la Santa Sede.

Claramente el ámbito deportivo es el que más extensivo hace el criterio y en ese sentido hay que destacar a la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA) tiene a 211 asociaciones nacionales.

Sin embargo si de hermandad se trata es la Federación Internacional de Baloncesto la que se lleva los premios por contar con 213 organizaciones bajo su órbita.

Otras organizaciones llegan a prever la existencia de 250 Estados, como demuestran los códigos ISO, que estandarizan los nombres y códigos con los que se nombran los diversos países. Esta lista reconoce 250 nombres e incluye lugares tales como Gibraltar, Groenlandia. Puerto Rico o la Polinesia francesa, que no constituyen Estados propios.

¿Qué es un Estado?

La licenciada en Ciencias Políticas y de la Administración, especializada en Relaciones Internacionales y Análisis Político, Astrid Portero, analizó el concepto para “El Orden Mundial” y descubrió que “a pesar de que podemos rastrear el origen del Estado nación hasta 1648, lo cierto es que su definición no se recogió oficialmente por escrito hasta 1933, en la Convención sobre los Derechos y Deberes de los Estados que se celebró en Montevideo, un acuerdo internacional promovido por el entonces presidente de los Estados Unidos Franklin Delano Roosevelt en un intento de extender su política de buena vecindad, totalmente opuesta al intervencionismo e imperialismo que Estados Unidos practicaba y que comenzaba a causar rechazo a su alrededor”.

El primer punto del tratado entiende como que el Estado como persona o actor dentro del Derecho internacional debe contar con una población permanente, un territorio determinado y delimitado, un Gobierno y una capacidad efectiva para establecer relaciones con otros Estados.

Respecto a la población, debe ser relativamente homogénea: el concepto de Estado nación surgió, entre otros motivos, de la necesidad de gobernar sobre un grupo de personas con afinidades culturales, físicas o étnicas.

Aquel tratado respondía a las necesidades del momento y en la actualidad sería conveniente una actualización que incluyera lo que se ha convertido en el punto más importante del surgimiento de un Estado: el reconocimiento internacional, distinto de esa capacidad para establecer relaciones efectivas con otros Estados.

El reconocimiento por la comunidad internacional de la entidad territorial como un actor estatal se ha convertido en algo a lo que aspiran muchos, ya que cumplir con los tres requisitos de la convención no convierte automáticamente en Estado a ninguna entidad; es necesario, cada vez más, el consenso de la comunidad internacional sobre el estatus de una entidad determinada para un futuro satisfactorio.

El hecho de que exista una suerte de hoja de ruta que especifica qué es un Estado tiene una doble lectura: todo lo que no cumpla con esos requisitos no lo es.

Sin embargo, en la actualidad esa realidad se ha vuelto más compleja y ha generado una serie de peculiaridades estatales y proyectos de Gobierno que lanzan un mensaje muy claro: cuando la percepción se ha vuelto una parte tan importante de la realidad, a muchos no les importa tanto que otros vecinos rechacen sus proyectos de país.

El estándar de Naciones Unidas

Según la ONU, “el reconocimiento de un nuevo Estado o Gobierno es un acto exclusivamente atribuido a otros Estados y Gobiernos. Las Naciones Unidas no son un Estado ni un Gobierno, y por lo tanto, no tienen la autoridad para reconocer un Estado o Gobierno”.

Para ser miembro de la organización, el estado candidato debe presentar una solicitud al Secretario General y una carta en la cual acepta todos los términos de la Carta. Después de eso, su solicitud es examinada por el Consejo de Seguridad, antes de ser sometida a un voto por los 193 miembros.
Sudán del Sur es el último Estado que integró la organización en julio de 2011, después de separarse de la República de Sudán, lo cual puso fin a décadas de guerra civil. Muchos otros países aspiran a convertirse en Estados de la Organización de las Naciones Unidas pero todavía no son reconocidos.

Algunos casos emblemáticos

• Kosovo: en 1999, la región pasó a estar bajo administración de la ONU gracias a la resolución 1244 del Consejo de Seguridad, con el objetivo de mantener la paz en la región después de la guerra con Serbia.

Kosovo, territorio serbio cuya población es predominantemente albanesa, decidió declarar su independencia en el 2008. Actualmente Kosovo es reconocido por 110 Estados miembros de la ONU y por Taiwán. Existen muchos retos detrás de esta independencia e incluso dentro de la Unión Europea.

El reconocimiento de Kosovo es un problema para algunos que temen legitimarlos, ya que ellos también tienen movimientos separatistas importantes en sus propios territorios. Es el caso de España con sus regiones vasca y catalana.

• República Turca del Norte de Chipre: las razones de la secesión del norte de Chipre del resto de la isla se remonta a la guerra ruso-turca de 1877-1878. En esta época, Turquía “alquilaba” la isla al Reino Unido a cambio de que éste lo apoyara durante la guerra. A pesar de que la isla estaba bajo la autoridad británica, los chipriotes griegos reclamaron en varias ocasiones su unión a Grecia.
El Reino Unido se negaba cada vez, diciendo que la isla siempre había formado oficialmente parte del Imperio Otomano.

Después de años de instabilidad política, y de la independencia de Chipre en 1960, la parte Norte del país decidió declarar su propia independencia en 1983. Esta es reconocida solo por Turquía, y bloquea la entrada de Chipre en el espacio de Schengen, a pesar de su adhesión a la Unión Europea en el 2004.

• Taiwán: En 1945, después de la derrota de Japón en la Segunda Guerra Mundial, la República de China se apoderó de la isla, y el gobierno de Kuomintang se instaló allí en 1949 después de su derrota contra los comunistas chinos.

La República de China ocupó la función de miembro permanente en la ONU hasta 1971 antes de ser reemplazado por la República Popular de China que reivindica su autoridad sobre la isla. Taiwán es reconocido hoy por hoy por 22 Estados sobre los 193 miembros de la ONU, entre ellos Paraguay con el que mantiene un fluido lazo comercial.

Para la organización internacional, Taiwán es considerada como una provincia de la República Popular China, mientras que la República de China considera la isla suya, y reivindica el resto del territorio chino. Hoy, con la voluntad de mejorar su relación con la República Popular China, la República de China sigue reivindicando oficialmente su autoridad sobre el territorio, sin ninguna vehemencia.

Qué se puede esperar

Para Alex Jeffrey, profesor de geografía humana de la Universidad de Cambridge, los cambios en la geopolítica mundial todavía pueden dar sorpresas y podrían esperarse nuevos estados en breve.

“Es sólo mirar lo que está sucediendo en Reino Unido. Ahora tenemos la salida de la Unión Europea y la posibilidad de un nuevo referéndum sobre la independencia de Escocia. Si eso ocurre, una región que pensábamos que estaba bien definida va a cambiar”, afirma. Así las cosas, cuando surja la pregunta acerca de cuántos países existen en el mundo, quizás convenga preguntar “según quién”.

Con información de BBC Mundo
y El Orden Mundial