El turista agredido en Iguazú tuvo “revancha”

Invitados por la Provincia y el ITUREM, Cristian Gaute y su familia disfrutan una semana de visita a Misiones.

21/01/2020 20:06

Cristian Gaute, es el turista bonaerense que meses atrás fuera agredido en Puerto Iguazú en el marco de una manifestación de movimientos sociales. En las últimas horas, volvió a Misiones acompañado por su familia, a partir de una invitación de la provincia (desde el Ministerio de Turismo), el ITUREM y empresarios de la ciudad de las Cataratas, para que se les borre el mal sabor de boca que les dejó la anterior visita y conozcan el lado “más amable” de la tierra colorada.

Las Cataratas del Iguazú y su entorno selvático se ubican dentro de los lugares de privilegio en las agendas de los viajeros de todo el planeta. Conocer esta maravilla del mundo es un anhelo, y hasta una meta de vida para todo aquel que quiera vivir una experiencia inigualable con los cinco sentidos. Pero ningún rincón del mundo, por más maravilloso que resulte, escapa a la complejidad del accionar humano y lo que empezó como un viaje de placer para la familia Gaute terminó en una experiencia con sabor amargo.

Transcurría la mañana del 4 de septiembre del año pasado cuando una larga fila de turistas -entre ellos Cristian Gaute- aguardaban que unos 600 integrantes del Movimiento de Resistencia Popular (MRP) liberaran el paso sobre la ruta nacional 12, rumbo al aeropuerto iguazuense, que mantenían cortada desde primera hora para reclamar contra la polémica Tasa de Abasto que cobra la Municipalidad de Iguazú al ingresar a la localidad.

Viendo que se les escapaba el tiempo necesario para abordar su avión, el nerviosismo se fue apoderando de los turistas, que comenzaron a bajarse de los vehículos para completar el trayecto a pie. Al cruzarse con los manifestantes, se vivieron momentos de tensión y la peor parte se la llevó Gaute, quien terminó herido como consecuencia de los golpes y patadas que recibió en respuesta a sus cuestionamientos a los “piqueteros”.

Como la calidez y la hospitalidad de los misioneros son uno de los condimentos extra que hacen atractiva a la provincia para que la mayoría quiera volver, cuidar al turista constituye una tarea constante. Es por esto que, tanto el Ministerio de Turismo como el sector privado de Iguazú decidieron que Cristian Gaute, su esposa Ivanna Buccafusco y su pequeña Milagros, merecían darle una nueva oportunidad a la tierra colorada, para que “la primera impresión” no sea esta vez la que cuente.

Así, invitados por la Provincia, los bonaerenses volvieron a llevarse lo que vinieron a buscar meses atrás: la experiencia única de visitar las Cataratas del Iguazú.

Una semana completa

Según informaron ayer fuentes del sector turístico provincial, la familia Gaute permanecerá toda la semana en Misiones y recién volverá a su lugar de origen el próximo domingo por la noche.