El mundo de Thomas

Thomas Rossi, tiene 12 años y enorgulleció a Misiones al tocar el saxo en el bloque “Pequeños Gigantes”, el programa de Susana Giménez. Además, con su carisma y destreza musical, sorprendió al público en “Iguazú en Concierto” . “La música me dio la posibilidad de conocer personas y lugares geniales” .

10/11/2019 11:17

Lo vimos tocar en el bloque “Pequeños Gigantes”, el Programa de Susana Giménez. Allí, interpretó el jazz de Paul Desmond: Take Five y también Careless Whisper, un clásico de George Michael.

Con elegancia e imponente destreza sorprendió a “La diva de los teléfonos” y enorgulleció a toda nuestra provincia.

El pequeño saxofonista, nació en Puerto Rico, tiene 12 años y estudia en la Escuela Normal Superior N° 3 donde cursa el 7° grado.

El contacto musical lo ha tenido desde antes de nacer, lo que influyó para que al igual que su padre, Matías Rossi, se enamoraran de este instrumento de viento. “Mi papá lo tocaba en casa y yo me quedaba escuchándolo. Y mi mamá me contó que cuando ella estaba embarazada, él tocaba canciones para mí”.

Con apenas 8 años eligió el saxofón: “algo que no lo había planeado pero que me encanta”. Y a partir de ese momento asumió un compromiso con la música.

Resulta que su padre había comprado un saxo soprano curvo, “el cual tiene un tamaño visiblemente más pequeño a los demás y yo cuando lo vi pensé que era para mí. Le dije: ‘¡Pa! ¿Me trajiste un saxo de regalo?’. Y él me respondió que no. Pero que si yo quería estudiar y me gustaba él me lo iba a prestar, y así fue que comencé a tocar el saxo y me encantó”.

Mi miedo es cuando tengo que tocar un tema muy difícil y tengo que enfocarme en sacarlo, me asusta el minuto antes de subir al escenario, pero cuando ya estoy arriba disfruto lo que toco. Y mi mayor alegría fue cuando mi papá me regaló el saxo con el que ahora toco”.

Desde ese momento tomó clases con el profesor Marcelo Stumpfs, en Oberá. Durante dos años “viajaba unas tres horas, entre ida y vuelta, desde Puerto Rico hasta Oberá. Pero valió la pena el esfuerzo, ya que aprendí muchas cosas lindas”. Luego, “mi profesor se mudó al Sur del país y me quedé sin clases”.

Ocho meses después, comenzó a tomar clases por Internet con el profesor Jorge Polanuer, de Buenos Aires. “Fue algo nuevo para mí, ni siquiera teníamos una buena conexión. Pero con el tiempo me acostumbré y hoy pienso que fue lo mejor porque aprendo desde mi casa y siento que tengo un contacto permanente con mi profe”. Toma ocho clases mensuales, las cuales se dividen en prácticas de una hora.

En poco tiempo, Thomas supo arrancarle al instrumento sus mejores notas y por supuesto, subió a los escenarios donde no tardó en cautivar corazones. “Mi ciudad me brindó mucho apoyo, dándome lugar para tocar en diferentes escenarios y eventos”, explica el pequeño y gran músico a Revista SextoSentido.

En junio, Thomas, fue revelación de la 10º edición del festival de coros y orquestas infanto juveniles en Iguazú en Concierto. “Fue uno de los eventos más maravilloso que pude participar, realmente una experiencia única. Conocí chicos de todas partes del mundo, y con muchos de ellos tengo una amistad hermosa, como mi amigo Iván Plaus, un trombonista que vino a participar desde España, y él me invito a tocar en su país el próximo año. También me hice amigos de Colombia, Perú, chicos de Buenos Aires”.

A partir de Iguazú en Concierto, se abrieron más puertas. “Como lo fue la invitación a participar del Encuentro de Saxofonistas Patagónicos que se realizó en la ciudad de Villa Regina, en agosto. Ahí pude compartir con saxofonistas muy buenos, de quienes aprendí muchísimo”.
Entre sus artistas preferidos menciona a Rudy Rodríguez, Eric Darius, Candy Dulfer, “y mi profesor Jorge Polanuer”.

Humilde y carismático, su inspiración radica en Dios. “Él es mi mayor fuente de inspiración y a quien le debo todo lo que soy y lo que me permite vivir, nada de todo lo que logré hasta ahora hubiera sido posible sin su ayuda”.

Sin duda, Thomas tiene un futuro más que prometodor. Es por eso que sueña con ser un gran saxofonista y “recorrer diferentes partes del mundo con mi música”.

Elegido entre más de 500

Para participar en Iguazú en Concierto, “Thomas postuló su video en la página y entre 560 participantes eligieron a cuatro: dos instrumentistas y dos vocalistas. Y Thomas fue uno de los elegidos”, nos relató Matías Rossi, padre de Thomas.

Por
Susana Breska Sisterna
[email protected]