En Bella Vista, Paraguay, arrimaron el bochín

Algunos equipos misioneros que se sumaron al mayor concurso de pesca embarcada de Paraguay tuvieron un muy buen fin de semana y volvieron con trofeos. Hubo casi 400 embarcaciones. Raúl Radtke y Diego Krausemann, de Montecarlo, ratificaron su buen momento en los torneos locales y se ubicaron en el puesto 13 de la Categoría A. En la B, los mejores misioneros fueron Matías Müller y Gonzalo Naumann, con un 12º puesto. Patricia Hasser, tercera entre las mujeres.

12/09/2019 10:18

Un buen fin de semana tuvieron algunos equipos de Misiones que fueron parte del 53º Concurso de Pesca Variada, del Dorado y la Boga, que se realizó en la localidad paraguaya de Bella Vista. Los grandes protagonistas fueron pescadores de Pacú Cuá, que se quedaron con el primer puesto tanto en la Categoría A como en la B, y la Copa Challenger en una ajustada definición.

La tradicional competencia -es la mayor de Paraguay- reunió en esta oportunidad a 396 equipos que en dos jornadas de pesca lograron capturar 2,591 ejemplares que volvieron al río. El dato más significativo fue, sin lugar a dudas, la cantidad de bogas fiscalizadas: 199 ejemplares, aunque ninguna de porte destacable.

En la Categoría A, donde compiten los pescadores más experimentados, se destacaron los montecarlenses Raúl Radtke y Diego Krausemann, que se ubicaron en el puesto 13 con 1906 puntos, producto de la captura de 29 piezas de trece especies. También tuvieron una destacada actuación los pescadores Víctor Hugo y Ahron Mysliwczuk, del Club de Caza y Pesca Aristóbulo del Valle, que totalizaron 1808 puntos con las once especies obtenidas en las dos jornadas de pesca. El equipo terminó en el puesto 16 de la Clasificación.

Más atrás, en el puesto 27, se ubicaron los pescadores de Puerto Rico Demetrio y Gabriel Chiluk, con 1614 puntos; seguidos de los montecarlenses Rodrigo Benítez y Gustavo Enciso, con 1613 puntos. En el puesto 33 quedaron Cristian Flach y Patricia Hasser, de Puerto Rico, con 1554 puntos. Cristian Dörper y Pablo König, se clasificaron en el puesto 37; mientras que Lucas Neis y Raúl Weber quedaron en la posición 40. El posadeño mejor clasificado fue Miguel “Choli” Schmalko, quien pescó junto a Martín Tamborenea, de La Berizo; y terminó en el puesto 39.

En la Categoría B los misioneros también tuvieron buenos desempeños. Los mejores resultaron Matías Müller y Gonzalo Naumann, del Club de Caza y Pesca Aristóbulo del Valle, que terminaron en el puesto 12 tras fiscalizar 16 ejemplares de siete especies, lo cual es otorgó 1094 puntos. Más atrás, en el puesto 24 y del mismo club, se ubicaron Leonardo González junto a Ámbar Abigail González Paiva, con 800 puntos, producto de doce ejemplares de cuatro especies.

Enrique y Luis Schmidel, de Puerto Rico, quedaron ubicados en el puesto 29; mientras que Orlando Lukoski y Omar Krieger, del Club Roca-Corpus terminaron en el puesto 33. Estas ubicaciones toman otra dimensión si se tiene en cuenta que en la Categoría B participaron 277 equipos.

La pescadora de Puerto Rico Patricia Hasser subió al podio en la categoría damas. Los 1.554 puntos que logró la ubicaron en el tercer lugar.

La pieza mayor en la categoría dorado fue un ejemplar de 83 centímetros que pescaron los locales Eugenio Verruk y Dan Martínez; mientras que la pieza mayor de cuero fue un pico de pato de 51 centímetros que fue capturado por Oscar Mereles y Cristian Aguilar, del Club Monday.

En la pesca de la boga, se coronó campeón el equipo integrado por Ángel Segovia y Adrián Segovia, de Hohenau, con 37 ejemplares, apenas tres más que sus escolas, Yusei Kurohara y Marlon Noguera, de Bella Vista.

En Variada, el torneo fue ganado en la Categoría A por Daniel Becker y Osvaldo Balletbó, de Pacú Cuá, mientras que en la B se impusieron Carlos y “Chole” Portillo, de la misma institución.

Lancha nueva

Los Diegos -Rivas y Caraballo- son de Puerto Rico y el domingo fueron los afortunados ganadores de una espectacular lancha Pira 190 Sport con motor Evinrude E-Tec de 90 HP, cuyo valor de marcado ronda los 19.000 dólares. Los pescadores no ocultaron su felicidad y la diosa fortuna hizo que olvidaran rápidamente el pobre torneo que habían tenido.

Rivas contó que “es la segunda vez que nos inscribimos en este concurso y más que nada concursamos porque nos gusta la pesca de la boga, pero sólo pudimos sacar una y un par de bagres en todo el torneo”, capturas que les permitió llegar al puesto 57 de la clasificación en la Categoría B.

Los pescadores dijeron que todavía no saben qué harán con el premio. Si los trámites son muy burocráticos para traer la embarcación, probablemente terminen por venderla en Paraguay y se repartan el dinero.