Habilitaron el paso fronterizo Ayolas-Ituzaingó

Confiados en dar un impulso económico, turístico y cultural a la región los presidentes Mauricio Macri y Mario Abdo Benítez habilitaron este viernes el paso a través de la represa de Yacyretá que comparten ambos países.

23/08/2019 16:17

Foto Cancillería Argentina

Los presidentes de Argentina y Paraguay, Mauricio Macri y Mario Abdo Benítez, respectivamente, finalmente dejaron inaugurado este viernes un nuevo paso internacional entre ambos países, entre las ciudades de Ituzaingó (Corrientes) y Ayolas (Departamento de Misiones) que quedó habilitado al tránsito de vehículos livianos de 9 a 19.

Como estaba previsto, el acto protocolar contempló la inauguración en forma simultánea, tanto del lado paraguayo como del argentino de las oficinas administrativas de control a cargo de los máximos jefes de Estado, tras lo cual los mismos juntos a sus respectivas comitivas se dirigieron hasta el edificio central de la Hidroeléctrica Yacyretá, donde descubrieron una placa en la que se dejó plasmado el inicio formal de esta vinculación física, tras lo cual brindaron una conferencia de prensa.

También estuvieron presentes las autoridades de la Entidad Binacional Yacyretá de ambos países, el gobernador de Corrientes, Gustavo Valdés y su par del Departamento de Misiones, Carlos Arrechea.

El primer mandatario paraguayo, Abdo Benítez fue quien abrió la exposición y agradeció “a todos los involucrados en esta importante obra hecha realidad que fue esperada por más de dos décadas por los habitantes de la región. Cuando tomamos esta decisión en diciembre último de habilitar la circulación por el coronamiento de la represa Yacyretá lo hicimos en el convencimiento de brindar una respuesta a este postergado y permanente anhelo de nuestros pueblos y en especial de las familias misioneras y correntinas. Muchos incrédulos pensaban que este día nunca llegaría y hoy vemos que estas esperanzas se convierten en realidad”.

Luego agregó que “esta cercanía geográfica y sobre todo cultural que nos une, hoy cuenta con una vía de comunicación directa y efectiva que va a cambiar la realidad de la región que vio nacer a augustas figuras como José Agustín Molas, prócer de la independencia del Paraguay y primer capellán del Ejército Paraguayo, y a don José de San Martín cuyo ímpetu libertador de su natal Yapeyú resonara en todo el continente”.

El presidente paraguayo remarcó que “más que un paso fronterizo es un punto de encuentro entre pueblos con orígenes, tradiciones y lengua comunes. Confiamos que con esta iniciativa potenciaremos el desarrollo económico de las poblaciones aledañas con un incremento del comercio fronterizo, la promoción del turismo y la prestación de distintos servicios. Propiciaremos un mayor intercambio cultural y deportivo en beneficio de la región”.

También recordó que “ya se concluyó el proceso de licitación para maquinizar el brazo de Aña Cuá y se ha adjudicado a un valor de 200 y más millones de dólares menor al precio del costo de la obra, lo que marca el gran compromiso en beneficio de nuestros pueblos. Nos encontramos comprometidos con la vocación integracionista a nivel regional e internacional, siendo el acuerdo alcanzado reciente entre el MERCOSUR y la Unión Europea (UE) una prueba inequívoca del camino que estamos transitando hacia la apertura de los mercados y la integración”.

 

Una obra muy especial

A su turno, el presidente argentino, Mauricio Macri, en gran parte de su alocución reafirmó los conceptos vertidos por su par paraguayo y apuntó que “a la hora de aceptar desafíos siempre está la duda de si las cosas se pueden cambiar y acá tenemos un gran ejemplo que demuestra que lo que se escuchó durante casi 25 años, que no podía este coronamiento ser un paso fronterizo hoy sí se concretó. Cuando llegamos al Gobierno nos dijeron no se puede, pero le pedimos al equipo de la EBY que reviese y hoy estamos acá viendo que es una realidad, dejando atrás tantos biblioratos que decían que no se podía”.

También reconoció que “esta obra (la represa hidroeléctrica) es especial porque mi padre participó como protagonista importante de su construcción en aquellas épocas”.

En otro tramo de su discurso, Macri puntualizó que “demostramos que seguimos avanzando porque teníamos estos proyectos detenidos en el tiempo sin justificación. Todos sabemos que cuando más energía tenemos más posibilidades de crecer. Maquinizar el brazo Aña Cuá traerá más posibilidades de crecimiento” y además anticipó que su equipo está estudiando “las leyes para poder transportar la producción alimentaria de la región al mundo a través de la hidrovía, en conjunto con Paraguay, siempre cuidando el medioambiente”.

Por último señaló que le preocupa lo que está ocurriendo con los incendios en el Amazonas y confirmó que se comunicó para solidarizarse con el presidente de Brasil, Jair Bolsonaro a quien le ofreció colaboración “para combatir esa catástrofe que están viviendo y lo mismo con el pueblo boliviano. En todas las oportunidades que tenemos por delante tenemos que trabajar solidariamente, complementándonos, respetándonos, porque desde ahí es que se construyen grandes cosas”.

 

Un pedido que llevaba dos décadas

El tramo vial de la frontera que unirá la ciudad correntina de Ituzaingó con la paraguaya de Ayolas fue solicitado por los lugareños desde hace más de 20 años. Desde entonces se realizaron numerosas gestiones desde Corrientes y al asumir Valdés, con gobiernos nacionales, en ambos países, distintos al que tuvo su predecesor, encontró eco en el reclamo que impulsó la habilitación del paso de manera decisiva.

Así fue que se procedió, en ambas orillas, a construir la infraestructura necesaria para que puedan desarrollar sus tareas las diferentes instituciones involucradas en el control migratorio, de aduanas, sanitario y seguridad. Las obras estuvieron listas para inaugurarse el pasado 23 de julio, pero por cuestiones técnicas, y fundamentalmente para evitar que se vincule dicha acción como propaganda política en el período de veda electoral en Argentina por las PASO (Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias), decidió posponerse para la víspera.

El jueves por la noche comenzaron las actividades festivas en el Centro Cultural de Ituzaingó, con la presentación de los grupos musicales Los de Imaguaré (Corrientes) y Los Ojeda (Paraguay), en el marco de una jornada histórica.

De acuerdo a lo anticipado por las autoridades de ambos países, habrá un riguroso control migratorio con scanner de última generación, el tránsito estará acompañado de patrullas, drones y se dispondrá de una fuerza de reacción inmediata para remolque, o situaciones que requieran atención.

Tal como se había anunciado, se confirmó que sólo se permitirá el tránsito de vehículos livianos, automóviles, camionetas y minibuses con capacidad de hasta 24 pasajeros y estará prohibido el cruce a pie, en motocicleta, bicicleta y vehículos tracción a sangre. No se permitirá detenerse sobre la vía para sacar fotos o para cualquier otro fin.

Actualmente se encuentran en pleno proceso administrativo la concesión del servicio de ómnibus, que se hará a través de una empresa privada, que unirá ambas ciudades.