Candidatos con denuncias penales: 5 perdieron y 4 ganaron en los municipios

Los casos más resonantes de los políticos misioneros que tienen causas judiciales. Los derrotados fueron: “Jair” Pereira (El Soberbio), Eberth Vera (Colonia Delicia), Norberto Aguirre (Eldorado), Valdir Dos Santos (San Vicente) y Mario Vialey (Apóstoles).

16/06/2019 10:02

La legislación establece que todos los ciudadanos son inocentes hasta que se demuestre lo contrario; y que nadie puede ser declarado culpable sin un juicio justo. Por lo tanto, una denuncia penal no significa culpabilidad hasta que se compruebe la responsabilidad en un juicio justo.

En el ámbito de la política muchas veces se escuchan o plantean denuncias que no termina con ninguna sanción o, en otros casos, las sanciones se conocen varios años después, cuando el acusado incluso ya no ejerce la actividad política. Muy pocos denunciados son enjuiciados estando en los cargos políticos de poder; y un claro ejemplo es lo que ocurre a nivel nacional con los funcionarios actuales y del Gobierno anterior.

También es verdad que el “poder” genera enemigos y, los que vienen ejerciéndolo hace muchos años, tienen algunos conflictos en sus respectivos territorios.

En Misiones, hubo una decena de candidatos a intendentes que se presentaron, por el Frente Renovador, con denuncias en su contra en las pasadas elecciones del 2 de este mes.

Algunos nombres son más conocidos que otros en las oficinas de la Policía o la Justicia, por haber aparecido en más de una ocasión. Hubo varios que salieron derrotados en las urnas. Otros ganaron.

A continuación se describe un breve listado de los casos más conocidos y los motivos que causaron las denuncias contra los dirigentes que fueron candidatos este año. Primero los cinco que perdieron y luego los cuatro que ganaron en los municipios.

 

Los que perdieron la elección

Juan Carlos “Jair” Pereira en El Soberbio: el exintendente de esta localidad tiene dos causas en instrucción y otra lista para iniciar el juicio. Acumuló numerosas denuncias que se presentaron luego de las investigaciones que realizaron los concejales que lo destituyeron mediante una Comisión Investigadora. Se lo encontró en esa instrucción como responsable de incumplimiento de funciones de funcionario público y malversación de fondos.

Apeló al Superior Tribunal de Justicia (STJ) pero no lo repusieron en el cargo.

Este año el Tribunal Electoral lo habilitó para presentarse nuevamente como candidato por el oficialismo, a pesar que la Carta Orgánica municipal prohíbe a cualquier destituido volver a tener cargos públicos.

Eberth Vera en Colonia Delicia: el actual jefe comunal se presentó para una nueva reelección y terminó derrotado por un dirigente del Partido Agrario y Social (PAyS): el concejal Roberto Wern. El edil y electo jefe comunal fue destituido esta semana, luego de ganar, en otra maniobra escandalosa de los ediles que responden a Vera y a Cambiemos.

La última denuncia contra el actual intendente fue por presunta “estafa, falsificación de firma y documento, y cualquier otro delito que el fiscal entienda que corresponde”. Y la presentó un exempleado comunal que dijo ser estafado porque recibió una tarjeta de débito de parte de la tesorera municipal, pero después se la quitaron y siguieron cobrando por varios años sin que él se enterara. Anteriormente Vera recibió varias denuncias por sospechas de diversos desmanejos en la gestión.

“Valdir” Dos Santos en San Vicente: el intendente de la Capital de la Madera cayó luego de tres mandatos a manos del empresario Fabián “Ceferino” Rodríguez. Sobre sus espaldas carga una denuncia efectuada por el supuesto faltante de 20 viviendas de las 124 que debía construir con un fondo de 24 millones que le fue enviado por la Secretaría de la Vivienda de la Nación. En su defensa dice que la inflación absorbió los fondos y redujo la capacidad de construcción.

La denuncia fue presentada por la concejal Clelia Carballo y los diputados Héctor “Cacho” Bárbaro y Martín Sereno, todos del PAyS.

Norberto Aguirre en Eldorado: el actual intendente intentó lograr su sexto mandato y cayó frente al médico y también renovador Fabio Martínez.

Aguirre fue denunciado penalmente en el año 2007 por la devastación producida en el Área Natural protegida y Parque Natural Municipal “Salto Küppers”, por el exconcejal Otto Moschner ante la fiscal Bibiana Alderice del Juzgado de Instrucción N° 2. También fue investigado por los concejales en 2016, que estuvieron a un paso de destituirlo (les faltó un voto) en el marco de la causa “viviendas progresivas”, por la misma razón que Valdir Dos Santos: construyó menos viviendas de las que debía con fondos recibidos de la Nación. Aguirre se desligó de la responsabilidad, despidió a un funcionario y la Municipalidad presentó una denuncia para que se investigue el tema.

Mario Vialey en Apóstoles: en mayo de 2015, la Comisión Directiva Provincial del gremio de ATE Misiones, lo denunció por violencia y abuso de autoridad, luego que la delegada sindical municipal Zulmira Márquez sufriera una fuerte descompensación como consecuencia de “violentos maltratos y amenazas del jefe comunal”, según el gremio.

La presentación fue realizada en la comisaría de Apóstoles. Vialey fue derrotado a manos de la renovadora María Eugenia Safrán.

 

Los que ganaron la elección

Carlos Flores en Candelaria: fue intendente ocho años, perdió en 2015 y este año recuperó el cargo al derrotar en elecciones al actual, Daniel Luna.

Flores además tiene un cargo muy alto en la conducción del gremio de la UTA en Misiones. En 2016, luego de perder el poder municipal fue denunciando en el Juzgado de Instrucción 3 de Posadas, por el abogado y apoderado de la Municipalidad, Fernando Acosta, quien dio cuenta de que el exalcalde habría utilizado dinero de las arcas públicas para la compra de materiales que habrían sido destinados a la construcción de un motel. Hace algunos días también fue denunciado por “violencia de género” por una expareja.

Claudio Filippa en Iguazú: el actual intendente de la Ciudad de las Cataratas fue denunciado por una periodista local, el año pasado pero la Justicia consideró, hace pocas semanas, que no cometió ningún delito. La mujer lo acusó por un audio de WhatsApp, donde el funcionario renovador hablaba de ella en términos sexuales. Se sintió agraviada pero un juez no consideró que eso haya ocurrido.

Pablo Castro en Santa Ana: el intendente actual que consiguió otro mandato este año, fue denunciado por tres hermanos por presunta “persecución, hostigamiento y amenazas de muerte”. Juan Ignacio López, vecino de Santa Ana y sus hermanos Alberto López y Carmen Beatriz López, hicieron presentaciones ante la Justicia provincial y la Oficina de Acceso a la Justicia Federal.

Fausto Rojas en San Antonio: en 2015, siendo candidato, el actual intendente fue denunciado en la comisaría por amenazar a una mujer y a un locutor radial de San Antonio. Según la denuncia, Rojas, primero le habría pedido a una candidata a concejal de la oposición que “se baje” y después le habría advertido a un locutor que “dejen de hablar de mí en la radio porque tengo gente muy pesada a lado mío”. La denuncia fue radicada por el periodista Claudio Altamirano.

 

No se presentó

El jefe comunal de la localidad de San Ignacio, Esteban Romero no se presentó a las elecciones del 2J pero apoyó a Javier Peralta, quien obtuvo un triunfo y asumirá el próximo 10 de diciembre en su reemplazo.

Romero fue denunciado en el año 2016 por presunta violencia de género, por su pareja. La denuncia se radicó en la comisaría local y las actuaciones judiciales fueron derivadas al juez de Instrucción Nº 2 de Posadas. Al mismo tiempo, un concejal renovador de esa localidad también fue denunciado por el mismo delito.

 

De intendente a concejal

El intendente de Alba Posse, Celso Carvalho no buscó su reelección, pero se presentó como candidato a concejal. A pesar que su sublema no ganó la comuna, él sí obtuvo una banca. En noviembre pasado fue investigado por el Concejo Deliberante por la presunta compra de un camión en forma particular que, según el vendedor Eliseo Foester, fue pagado con cheques de la Municipalidad.

El hombre lo denunció y el Concejo estuvo a un paso de destituirlo pero, finalmente, no lo hizo por el voto de un edil al que acusaron de “darse vuelta”. La denuncia fue presentada ante la Fiscalía de Instrucción 2 de Oberá.