Las denuncias al falso gestor se investigan en tres juzgados

El sospechoso se entregó este miércoles ante el magistrado Ricardo Balor (titular del Instrucción 6) quien ordenó que permanezca detenido hasta resolver su situación.

23/05/2019 08:38

TRAS LAS REJAS. El joven denunciado por más de 50 estafas se entregó en el Juzgado de Instrucción 6.

Finalmente se entregó ayer a la mañana el joven de 27 años denunciado por damnificar al menos a 50 familias a las que prometió viviendas del IPRODHA a cambio de dinero, señalaron fuentes del caso.

Lo hizo acompañado por su abogado particular ante el Juzgado de Instrucción 6 de Posadas, a cargo Ricardo Walter Balor. El magistrado dispuso que permanezca detenido hasta que se resuelva su situación procesal.

Allí el sospechoso fue notificado del motivo de su arresto, donde trascendió que hay otras presentaciones penales que se sustancian en los Juzgados de Instrucción 1 y 3 de esta capital. Esto debido a que cada denuncia fue remitida a la jurisdicción en que fue cometido el engaño y acorde a la fecha.

Los pasos procesales que seguiría Balor ahora serán resolver el pedido de excarcelación y posteriormente fijar fecha para indagar al detenido, quien puede llegar ser imputado por el delito de estafa (que de acuerdo al Código Penal Argentino reprime con un mes a seis años de prisión a quien fuera hallado culpable).

Según las fuentes, los primeros casos se retrotraerían a 2016 e incluso hubo personas que en su momento no se presentaron ante la Justicia y cuando el caso salió a la luz finalmente decidieron contar que también fueron defraudadas por el ahora detenido.

Hace una semana el sospechoso citó por Whatsapp -mensajería con la cual captó a sus clientes- para hacerle la “entrega de llaves y de títulos de propiedad”. Nunca se presentó en las tres direcciones donde convocó a los supuestos “adjudicatarios”, quienes cayeron en la cuenta de que todo fue una mentira, tal como expresaron a este Diario.

Desde hace años les cobraba cuotas o entregas que iban de los 5 mil a los 30 mil pesos para entregarles la casa, aduciendo que tenía aceitados contactos, como ser el mismo presidente del IPRODHA, otros funcionarios públicos e incluso jueces y contadores, tal como consta en las capturas de pantalla que acercaron a este medio algunos de los perjudicados y que ya están en manos de la Justicia.

Hubo personas del interior de la provincia que también aseguraron haber sido estafadas por el sospechoso y con el mismo ardid. Estas víctimas dijeron que les hacía enviarles el dinero a través de casas de depósitos de dinero. Se estima desde la investigación que se habría alzado casi con 3 millones de pesos.