“El proyecto antes que los personalismos”

Fue una de las posiciones que destacaron los participantes del encuentro respecto a la carrera hacia el 2 de junio.

14/05/2019 10:53

Los sublemas renovadores de esta ciudad, se reunieron con la conducción del frente político, en un encuentro de camaradería y trabajo de cara a las elecciones del 2 de junio. Lo más destacable, resaltado por los propios participantes, “fue la coincidencia de casi todos los sectores en priorizar y valorizar el proyecto por encima de los personalistas, que siempre están pero quedan desdibujados cuando la gran mayoría entiende el momento político y la importancia de considerar los tiempos”.

Muchos integrantes de diferentes sublemas son candidatos por primera vez y saben que no lograrán un triunfo en la categoría en que se presentan. De hecho, la renovación presenta ocho candidatos a intendente cuando sólo uno puede asumir. Entonces, antes de empezar la carrera, se sabe que siete no llegarán y sólo uno saldrá victorioso.

“Pero igualmente se destaca la forma en que trabaja cada uno depositando todo su empeño y energía buscando ayudar al proyecto a mantenerse en pie, considerando que hoy cada uno debe aportar su granito de arena para sostener un espacio político misionerista que se preocupa por cuidar y atender al ciudadano misionero, en medio de un momento difícil, de gran riesgo económico y social del país”, explicaron al término del encuentro.

“El escenario económico adverso, de crisis, hace peligrar los sueños de los argentinos y el futuro de las familias. La mayor preocupación de los que son padres, indican las encuestas, hoy pasa por la falta de empleo y por el futuro de sus hijos”, cuestionaron.

Finalmente, aseguraron que “este encuentro desató mucha emoción en el entorno de la conducción al observar como la gran mayoría de los elegidos como candidatos respondieron al llamado sin personalismos, entendiendo que la renovación es una familia o un gran equipo y que cada uno tendrá su tiempo y espacio para lucirse, en mayor o menor medida, pero mientras tanto lo que importa es mantener con vida el proyecto y evitar que la construcción del sueño misionerista, que lleva muchos años, sea arrebatada por los individualismos o por errores de lectura del momento político que se vive”.