Está primera en el padrón pero el CGE designó a otra por continuidad laboral

La profesora de educación física Patricia Cantero contó a PRIMERA EDICIÓN sus innumerables gestiones para poder quedar como suplente en 42 horas, tal como lo dispone la ley.

30/09/2018 16:40

HORAS. Cantero tiene la mayoría de sus horas en primaria y quería pasarse a secundaria (foto ilustrativa).

La profesora de educación física, Patricia Cantero, está primera en el padrón de valoración y obtuvo la razón en su reclamo por parte de Asuntos Legales del Consejo General de Educación (CGE) y de la Dirección de Educación Física de ese organismo, pero no fue designada como suplente en las 42 horas que por ley le corresponden en el BOP 20 de esta localidad.

Aunque parezca extraño, la directora de esta escuela secundaria se negó a designarla en marzo de este año alegando el derecho a continuidad laboral de otra suplente y volvió a negarse en mayo cuando la Dirección de Educación Física del CGE ordenó su designación.

Tampoco lo hizo tres meses después, cuando el CGE ordenó su designación por Resolución 4230/18 el 9 de agosto. Fue la Dirección de Educación Física la que dispuso su nombramiento de hecho y dispuso el alta de la docente en esas 42 horas y la baja de las suplentes.

La calma sólo duró un par de semanas: una de las suplentes se encadenó ante el CGE y el organismo dio marcha atrás en su decisión y, por Resolución 5146 del 12 de septiembre decidió sacarle 21 horas a la profesora Cantero para devolvérselas a la suplente encadenada.

Según adelantó la profesora Cantero en diálogo con PRIMERA EDICIÓN, “sólo quiero que se cumpla la ley (Estatuto Docente) y el CGE haga lo que corresponde. Voy a ir a la Justicia porque ya no sé qué pensar: Asuntos Legales dice una cosa, la directora hace lo que quiere, el CGE dice primero una cosa y después otra”.

Seis meses de idas y vueltas 

Patricia Noemí Cantero es profesora de Educación Física y vive en Wanda. Tiene 21 años de antigüedad como docente, trabaja en seis escuelas primarias (30 horas) y en 12 horas del nivel medio.

Según contó a PRIMERA EDICIÓN, “a principio de este año me enteré que la profesora titular de 42 horas de la escuela BOP 20 de Puerto Esperanza iba a jubilarse. Ella sacaba licencias cortas frecuentemente y en su lugar quedaban dos profesoras con suplencias comunes. Al iniciar 2018, la titular se presentó en la escuela del 1 al 12 de marzo y después de ese día volvió a sacar licencia. Está esperando jubilarse, hace casi dos años inició los trámites. Al presentarse, cayó la continuidad laboral de las suplentes por lo que al volver a sacar licencia, la directora tendría que haber ido al padrón donde yo estoy primera por valoración pero, en vez de ello, volvió a nombrar a las dos suplentes del año anterior”.

Por eso, cuando se enteró de esa situación, “presenté una nota solicitando que se me asignen estas horas. Me acerqué a la escuela y la directora me dijo -por nota- que nombró a las suplentes del año anterior por continuidad laboral que, según ella, es lo que correspondía.Pero, como conozco muy bien el Estatuto Docente, decidí ir tranquila por la vía que corresponde, es decir ante el Consejo General de Educación. Presenté notas ante la supervisora, ante Asuntos Legales y la Dirección de Educación Física del Consejo General de Educación (CGE). El 8 de mayo, la Dirección de Educación Física sacó la disposición 150/18 en la que autoriza mi designación como suplente en las horas de la profesora que estaba por jubilarse. Con esa disposición fui a la escuela para que la directora me designe, pero ella se negó a hacerlo alegando que la disposición, firmada por el director de Educación Física y avalada por Asuntos Legales, no tenía suficiente valor que una resolución del CGE”, recordó.

Con asesoría legal

Entonces, la profesora Cantero volvió al CGE para solicitar su designación por resolución, como pedía la directora.

“Llegó junio y no avanzaba mi pedido por lo que contraté un abogado en Posadas que el 7 de junio presentó un escrito ante el CGE intimando al organismo a que resuelva mi designación. Mientras tanto, el CGE titularizó a una de las docentes suplentes, pese a que el cargo no estaba en plena vacancia porque la docente titular se jubiló recién el primero de junio y la docente fue titularizada en 21 horas en mayo”.

Según recordó la docente, “tras la acción de mi abogado, el CGE me designó en las 42 horas como suplente y me llamaron para avisarme que la resolución iba a salir después de las vacaciones de julio. Siempre reclamé las 42 horas porque, si bien la otra suplente tenía 6 horas en la escuela, era interina en esas horas por lo que a mí me correspondían las 42 horas. Si ella hubiera sido titular a principio de año, le hubiera correspondido esas 21 horas y las otras 21 para mí”.

Pero antes que comenzara el receso invernal, Cantero se enteró que el CGE titularizó a la docente pese a que no había plena vacancia en esas horas.

“En plenas vacaciones de julio me citaron en el CGE y me dijeron que el vocal Pintos quería hablar conmigo. Viajé desde Wanda para hablar con Pintos y me recibieron la secretaria, Pintos, el director de Educación Física, Horacio Nacke. Me dijeron que Maidana no quería que se hiciera público este conflicto, me preguntaron si quería trabajar en el nivel medio o en esa escuela específica, les expliqué que tengo el mejor puntaje de la zona y que quería dejar de enseñar en la primaria donde estoy desde hace 22 años para poder mejorar mi sueldo y porque estoy cansada de recorrer escuelas (trabaja en seis escuelas). Me dijeron que me iban a crear horas, me preguntaron si conocía escuelas donde falten horas de educación física y le respondí que sí, en el BOP 87 de Wanda tengo 12 horas y hay cinco grupos de alumnos que no tienen horas de educación física por lo que los profesores, de buena voluntad, los mezclamos con los otros alumnos y les damos educación física. Ahí podían crear 15 horas. Y me dijeron que averigüe si otro colegio necesitaba otras 15 horas. La idea era crearme 30 horas para que, sumadas a las 12 que ya tengo en el BOP 87, llegue a las 42 horas”, señaló.

Según admitió la docente a este Diario, “estaba dispuesta a aceptar que me crearan esas horas y olvidarme de las horas que me correspondían en el BOP 20, pero mi abogado no estuvo de acuerdo, me dijo que aceptar eso era dar pie a la corrupción. Entonces lo rechacé”.

Marcha atrás del CGE

El 9 de agosto, el CGE aprobó por resolución (4230/18) la designación como suplente de la profesora Cantero en las 42 horas.

“Fuimos citadas el 14 de agosto en la supervisión de educación física y el 15 de agosto me tendría que haber nombrado la directora del BOP 20. Pero otra vez la directora se negó y nadie hizo nada, no la suspendieron, sancionaron, ni le iniciaron un sumario. Fui a la escuela y me trató muy mal, me dijo que sólo me correspondía 21 horas porque la otra docente, que era suplente, era titular en otras 6 horas de esa escuela (está segunda en el padrón). Pero cuando yo entré a planta funcional, en marzo de este año, corroboré que la docente era interina en esas 6 horas. Mi abogado tiene copias que certifican que era interina y no titular”, aseveró.

Entre tantas idas y vueltas, los de Asuntos Legales del CGE decidieron nombrar a Cantero de oficio en las 42 horas a partir del 15 de agosto, por lo que le dieron el alta en esas 42 horas a partir de esa fecha. “Me presenté en la escuela con la supervisora y me aceptaron sin problemas y alcancé a dar dos semanas de clases cuando la docente que reclama las 21 horas vino a Posadas y se encadenó en el CGE que decidió sacar otra resolución donde le dieron parcialmente la razón y le dieron 21 horas. El CGE no es claro, hace todo a medias y pasa este tipo de cosas en la que los docentes quedamos en el medio”, lamentó.

Además de todo esto, la profesora se dio cuenta hace pocos días que no entraron sus papeles de designación para poder percibir sus haberes.

Me preocupa mucho porque saqué licencia en las escuelas primarias por artículo 11, por mayor remuneración, por lo que me voy a quedar sin sueldo este mes. Fui a averiguar en el CGE porqué no me cargaron y me dijeron que el jefe de personal, Pablo Giménez, retuvo mis papeles por pedido de la directora de la BOP 20”, contó angustiada la docente que ya decidió denunciar su caso ante la Justicia.