Vázquez irá a la Corte tras un nuevo rechazo del STJ

Un nuevo fallo del Superior Tribunal de Justicia notificado a las partes ayer, dispuso la continuidad en prisión de Cristina Liliana Vázquez, condenada en 2010 a perpetua por el asesinato a golpes de la anciana Ersélide Dávalos.

18/03/2018 09:22

Un nuevo fallo del Superior Tribunal de Justicia notificado a las partes ayer, dispuso la continuidad en prisión de Cristina Liliana Vázquez, condenada en 2010 a perpetua por el asesinato a golpes de la anciana Ersélide Dávalos.

El máximo estamento de la Justicia de Misiones rechazó la apelación planteada por el abogado de Vázquez, Héctor Martín Ayala, quien el año pasado recurrió la resolución del Tribunal Penal 1, que había rechazado excarcelarla, cuando aún su sentencia condenatoria se podría haber considerado no firme, luego que la Corte Suprema de Justicia de la Nación ordenó al STJ revisar el fallo en abril de 2016.

Vale remarcar que ocho meses después el STJ ratificó la condena, ya no sólo para Vázquez, también para Ricardo Jara y Cecilia Lucía Rojas, y cumplir la pena que se les impuso en 2010 en un juicio oral, a prisión perpetua por “homicidio calificado criminis causa”.

La defensa de Vázquez recurrirá nuevamente a la Corte Suprema porque sostiene que el STJ no sopesó o tuvo en cuenta a los supuestos testigos que ubicaron a su defendida en Garupá durante el día del crimen, el 27 de julio de 2001, hecho perpetrado en una vivienda del barrio Palomar de Posadas.

Además resaltan que la ausencia de patrón genético de Vázquez en la escena del crimen tampoco habría analizada y fundamentada por el Superior Tribunal subrogante, que debió conformarse en diciembre de 2016.

Jara, Vázquez y Rojas cumplen condena por el asesinato a golpes en la cabeza, presuntamente con un martillo, de Dávalos, una jubilada del Poder Judicial de Misiones.

La empleada doméstica la encontró al día siguiente en el lavadero y se determinó que de la vivienda se habí­an robado dinero y joyas, pero no se hallaron testigos para esclarecer el hecho.

En 2002 fueron detenidos por primera vez Vázquez (entonces de 19 años), quien vivía en la misma cuadra de la víctima, y otros dos vecinos, Omar Jara (alias “Kolyno”, entonces de 20) y su pareja, Cecilia Rojas, de la misma edad.

Pese a que los tres recibieron la falta de mérito y recuperaron la libertad, esa medida fue apelada y todos volvieron a ser detenidos en 2008, enviados a juicio oral ante el Tribunal Penal 1 y condenados el 20 de mayo de 2010.