Vecinos de Itaembé Guazú denuncian robos en pleno día y a cuadras de la comisaría

Una de las denunciantes manifestó que los malvivientes aprovechan el horario matutino cuando los vecinos se van a trabajar. "Tienen todo el tiempo del mundo para barretear puertas, tumbar rejas, entrar y llevarse lo que quieran", expresó.

02/12/2021 13:51

Los robos a plena luz del día y a pocas cuadras de una dependencia policial colmaron la paciencia de los vecinos del barrio Itaembé Guazú de Posadas, más precisamente los habitantes del sector Procrear, quienes reclamaron frente a la comisaría 19ª por la falta de seguridad.

Fueron recibidos tras las denuncias por las autoridades, que a su a vez comenzaron con la investigación para dar con los responsables de los ilícitos ocurridos en los últimos días.

Es que el pasado lunes, en la jornada de asueto provincial, cuatro casas sobre la calle Los Geranios fueron robadas, en una cuadra y en pleno horario matutino.

Al otro día, el martes, la puerta de una vivienda de la misma cuadra fue violentada, pero se “salvó” del robo.

Una de las vecinas denunciantes, Mónica Costa, contó a la FM 89.3 Santa Marías de las Misiones que”estamos todos muy preocupados porque venimos sufriendo una seguidilla de robos en horarios de mañana”.

 

Trabajos de inteligencia de los ladrones

Explicó que “es un horario raro porque generalmente uno puede decir a la noche o a la madrugada, pero en nuestro sector los robos que están ocurriendo son a la mañana”. Costa apuntó que hay mucha preocupación entre los vecinos del sector Procrear debido a que “hay una especie de inteligencia por parte de los malvivientes. Controlan los horarios que salimos, en qué horarios estamos y en qué horarios no estamos”, dijo.

Añadió que los ladrones “tienen todo el tiempo del mundo para barretear puertas, tumbar rejas, entrar y llevarse lo que encuentren”. 

Dijo además que las casas Procrear vacías y en total estado de abandono pueden ser “justamente lugares donde los delincuentes se puedan esconder y desde ahí adentro puedan ver todos los movimientos que hay. La luz pública es prácticamente nula y esto fomenta a que se escondan ahí”.

Añadió que “estamos en un limbo”, debido a que las refacciones en el lugar están a cargo de Nación y no de Posadas.

A cuatro cuadras de la comisaría 

Malena Costa comenzó a describir cuándo los hechos de inseguridad pusieron en estado de alerta y comunicación permanente a los vecinos de la zona. “Empezamos con la señal de alarma el día lunes que fue asueto administrativo”, dijo.

Contó que “fue un día raro porque no todos se quedaban en las casas: el que trabajaba en la parte privada tuvo que trabajar y los públicos tuvieron asueto. Ese día entre las 7 y las 11 de la mañana, sobre la calle Los Geranios, en una cuadrita, cuatro casas fueron robadas. Incluso en una tumbaron el portón de la entrada del auto. Tuvieron la total de impunidad de ‘trabajar’ con muchísima cautela, precisión y tiempo por cuatro horas, hicieron lo que quisieron. Ese lugar está a unas cuatro cuadras de la comisaria, no pasó un solo patrullero, nadie se dio cuenta porque los vecinos también estaban trabajando y se encontraron con la ‘sorpresa’ cuando volvieron”.

Seguidamente, Costa explicó que armaron grupos de Whatsapp para estar alertas ante los robos. Sin embargo, esto no fue impedimento para los ‘amigos de lo ajeno’ que volvieron a las andanzas. “El día de ayer (miércoles) empezamos a llegar a nuestras casas y a las dos de la tarde un vecino dice: ‘estoy llegando a casa, me violentaron la puerta’. En el caso de él no le robaron nada, pero a las patadas le abrieron la puerta y algo pasó que los asustó (a los ladrones). Justamente fue en la calle Los Geranios, en la misma cuadra que el día lunes fueron robadas cuatro casas”, especificó.

Sobre este último caso, mencionó que la policía no le quiso tomar la denuncia al vecino que encontró su puerta violentada. Dijo que los efectivos la rechazaron debido a que la dueña de la casa se habría olvidado la puerta abierta. “A las claras se ve que la puerta está aboyada, tenía una patada, se nota bien. Yo no soy policía pero a simple vista se ve que está forzada, que a patadas la abrieron”, contó.

 

Reunión con la Policía 

Este miércoles los vecinos de la zona presentaron un petitorio y se reunieron con las autoridades de la comisaría jurisdiccional. “Nos escucharon, nos respondieron medianamente, dentro de lo que podían, y se comprometieron a partir de hoy a mandar infantes en moto para que patrullen toda la zona de Procrear que es extensa“, sintetizó

Adicionó que “nos estuvimos comunicando con vecinos que se quedaron (en sus casas) y vieron un poco más de movimiento, no era lo que esperamos. Mandaron gente a la zona de Pueblo Chico y no en la zona de las casas abandonadas de Procrear”.