La reelección marca tendencia en las municipales en Paraguay

De acuerdo a datos oficiales, en Asunción fue ratificado Oscar Rodríguez, del Partido Colorado que gobierna el país. Luis Yd obtenía una clara ventaja en Encarnación.

10/10/2021 21:15

Los intendentes de las mayores ciudades de Paraguay fueron reelectos este domingo, en unas elecciones municipales precedidas por una inusual ola de violencia contra candidatos y locales partidarios, en medio de un fuerte descontento con la gestión del coronavirus y con la vista puesta en las próximas presidenciales.

A las 21 de este domingo, en Asunción era ratificado Oscar Rodríguez, del Partido Colorado que gobierna el país, con 47,72% de los votos cuando se había completado 94,58% del escrutinio, según el sitio web de la Transmisión de Resultados Electorales Preliminares (TREP) del Tribunal Superior de Justicia Electoral (TSJE).

Detrás de Rodríguez se ubicaban Eduardo Nakayama, de una alianza encabezada por el Partido Liberal Radical Auténtico (PLRA, principal opositor), con 41,88%, y Johanna Ortega, de Asunción Somos Todos, con 4,68%.

En la capital compitieron siete candidatos a intendente y 23 listas de postulantes a concejales.

Asimismo, en el departamento Alto Paraná, Miguel Prieto (de una alianza local) era reelecto en Ciudad del Este con 62,31% de los votos en 45,57% del escrutinio y Roque Godoy, del PLRA, era ratificado en Presidente Franco con 49,40% de los sufragios y 54,74% de avance del conteo.

También eran reelectos Alcides Rivero, del PLRA, en Fernando de la Mora, con 60,53% de los votos y 98,88% del escrutinio cumplido; José Carlos Acevedo, también del PLRA, en Pedro Juan Caballero, con 55,03% y 100%, y Luis Yd, de una alianza de partidos locales en Encarnación, con 56,78% y 78,30%.

Más de 4,6 millones de ciudadanos estuvieron habilitados para elegir a los intendentes y concejales de 261 ciudades.

La participación promedió cerca de 60%, en sintonía con lo que esperaban las autoridades, según declaraciones de voceros del TSJE a comienzos de la jornada.

La jornada “se desarrolló en medio de denuncias de delitos electorales, como compra de votos y propaganda en los locales de votación”, según el diario ABC Color, que reportó tres detenidos -cada uno, en una ciudad diferente- por haber intentado votar con documentos de identidad ajenos.

Los comicios, que debieron realizarse en noviembre pasado pero fueron postergadas por la pandemia, eran esperados como un termómetro de cuánto desgaste sufrió el Partido Colorado y si la oposición lograba una base que le permita aspirar a alguna mejora mayor en las presidenciales de 2023.

La pulseada encerró otra novedad: el debut del sistema de máquinas de votación. Se instalaron 15.139 en los 1.135 locales de votación, donde fueron habilitadas 11.913 mesas, según datos del TSJE.

El presidente Mario Abdo Benítez fue el primer ciudadano en depositar su voto, minutos antes de las 7, la hora de apertura oficial de las mesas, en una escuela de Asunción adonde llegó acompañado por varios ministros de su gabinete, informó el diario Última Hora.

El jefe del Estado se retiró del sitio casi sin dar declaraciones a la prensa, limitándose a instar a la ciudadanía a “salir a votar”.

Una cuestión relevante, y altamente preocupante para las autoridades, fue el inusual nivel de violencia que se dio en la campaña, que registró varios muertos y ataques a locales partidarios y caravanas de campaña.

En Itakyry, el 22 de septiembre fue asesinado el candidato a concejal Carlos Aguilera, en un enfrentamiento entre facciones de distintas fuerzas.

En la noche del 30 de septiembre, además, otros dos aspirantes a concejales murieron por balas de sicarios que llegaron en motos, dispararon y huyeron: Néstor Echeverría en Pedro Juan Caballero y Bartolomé Morel Gauto en Nueva Germania.

El miércoles pasado, desconocidos balearon una camioneta en la que viajaban Emiliano Nelson Cano Ozuna, candidato a alcalde de la localidad de Hernandarias, en el departamento de Alto Paraná, con su hijo.

La hija del gobernador de Amambay, Haylee Carolina Acevedo, de 21 años, fue asesinada el sábado en un ataque de sicarios ocurrido también en Pedro Juan Caballero y en el que murieron cuatro personas.

La cadena de hechos empujó al ministro del Interior, Arnaldo Giuzzio, a reunirse con los integrantes del TSJE para acordar operativos de seguridad reforzados.