En Corrientes inician un estudio para medir el impacto ambiental

El estudio está a cargo de dos profesionales de la Universidad Nacional del Norte. La investigación abordará también la realidad de los productores y de la ganadería.

29/09/2021 02:12

La Universidad Nacional del Nordeste, inició una investigación sobre el impacto que tiene la producción ganadera correntina en relación al cumplimiento de las normas ambientales y el cuidado de los recursos naturales, así como también el aporte a la mitigación del cambio climático, si se tiene en cuenta que es considerada como una de las actividades de mayor emisión de gases de efecto invernadero.

La Facultad de Derecho y Ciencias Sociales y Políticas puso la lupa sobre la producción ganadera de Corrientes entre 2010 y 2020, con el fin de analizar el grado de cumplimiento de las normas ambientales y su compatibilización con los recursos naturales.

La investigación que está en su etapa inicial, además abordará la realidad del sector ganadero provincial en relación al cumplimiento de los mandatos internacionales y nacionales para la adaptación al cambio climático y los objetivos de desarrollo sustentable, según indicó el portal Corrientes Hoy.

También se pretende tener una mirada sobre los sujetos vinculados a esta actividad y sobre las acciones y funciones referidas a la dicotomía entre producir y conservar.

“La ganadería en la Provincia de Corrientes y el desafío ante el cambio climático y la producción de alimentos”, es la denominación que se le dio al proyecto que tiene como responsable a la becaria de investigación, la abogada Elina Ramírez, con la dirección de la profesora Alba de Bianchetti.

Se trata de una investigación de carácter exploratoria, descriptiva en principio, pero también se proyecta a otras instancias de acercamiento con referentes del sector que puedan brindar perspectivas realistas de la actividad productiva en análisis.

La investigación se inserta, a su vez, en un proyecto denominado “Objetivos de Desarrollo Sustentable y Cambio Climático. Derecho y gestión en la implementación de Políticas Públicas”.

Según explicó la abogada Ramírez, el cambio climático afecta a todas las regiones y a todas las actividades. Se debe a causas antropogénicas y la ganadería es una de las actividades de mayor impacto por la emisión de los gases de efectos invernadero a causa del metano que es parte del proceso digestivo de los animales.

“La ganadería es una actividad común y de gran tradición desde los orígenes de la conformación de nuestro país, pero en la actualidad el mundo enfrenta un desafío que consiste en producir alimentos en armonía con el ambiente, y también en disminuir el consumo excesivo de carne bovina”, señaló la profesional.

En esa línea, remarcó que dentro de la importancia de la ganadería para el país, Corrientes se ubica como una de las principales provincias en materia ganadera, por lo cual resulta de interés caracterizar a esta producción en cuanto a su posible aporte en la mitigación del cambio climático y la producción sustentable.

Al respecto, detalló que en la provincia, por ejemplo, se vienen implementando actividades complementarias como el sistema silvopastoril en bosques implantados.

Además la ley de Bosques Nativos provincial permite en la categoría II (Amarilla) que se desarrollen actividades complementarias, tal como producir madera sin dejar la ganadería.

“Es necesario que los productores conozcan y observen el problema sobre emisiones y así también los beneficios de reducirlo mediante alternativas de producción”, afirmó.

 

Normativas vigentes

Indicó que la ocupación planificada y correcta del territorio puede ser aporte positivo en lo social y en la reducción de gases de efecto invernadero y a su vez los productores podrían tener un reconocimiento en cuanto a las nuevas alternativas de producción como es lo que se está planteando en algunos lugares, practicando el desarrollo de “carne carbono neutral”, o lograr certificación del ganado criado en un sistema silvospastoril o agrosilvopastoril de la forma más orgánica posible.

La autora del estudio sostuvo que el tema que se aborda es muy amplio e incluso se encuadra en marcos normativos que en ocasiones pueden resultar poco precisos y hasta conflictivos.

Explicó que el ambiente se estructura en normativas como un bien jurídico protegido que van desde la Constitución nacional en su artículo 41 que consagra un derecho-deber a un ambiente sano y que coincide con el concepto establecido en el “Informe de Nuestro Futuro Común”, así como también con las leyes de presupuesto mínimos como la Ley general del Ambiente y La ley de Bosques Nativos, entre otras.

“Pero si buscamos leyes que refieran a la actividad ganadera sustentable o como alternativa para el cambio climático, no las hay aún, según podemos afirmar en base a los resultados parciales de la investigación en marcha”, sostuvo.

“Por eso con el proyecto queremos describir cómo se posiciona la actividad ganadera de Corrientes ante el desafío del cambio climático y la producción sustentable de alimentos, aportando información de rigor”, finalizó la becaria Elina Ramírez, cuya investigación tendrá una duración de tres años.