Prisión perpetua a Leopoldo Borovski por el femicidio de Fiorella Aghem

El Tribunal Penal de Oberá lo halló culpable de haber asesinado a su exnovia de 22 años, hallada muerta en un yerbal de San Vicente el 4 de marzo de 2019.

23/09/2021 15:21

SILENCIO Y ORACIÓN. El joven acusado de estrangular y golpear a Fiorella Aghem aguardó la lectura de la sentencia con presuntos rezos y meditación. (Fotos gentileza Cristian Schuster).

El Tribunal Penal de Oberá condenó este jueves a prisión perpetua a Leopoldo Borovski, de 23 años, al hallarlo culpable de haber asesinado a su exnovia Fiorella Aghem (22), cuyo cuerpo había sido hallado en un yerbal de San Vicente el 4 de marzo de 2019.

La autopsia determinó que había sido estrangulada con un cable.

Un mes antes de su desaparición lo había denunciado al joven porque en ese mismo lugar también había intentado asesinarla.

En el debate que se desarrolló en dos audiencias en la sala de calle Maipú casi Bolivia de Oberá, pasaron nueve testigos. La madre de Fiorella contó, en medio del dolor de revivir lo ocurrido, que a Borovski lo conocía desde chico y era como un hijo para ella.

EMOCIONAL. El relato de la madre de Fiorella Aghem estuvo cargado de momentos de angustia al recordar el caso.

 

Su hija estuvo de novia con él durante tres años. Dijo que era celoso y le rompía los celulares. Cuando Fiorella le pidió ayuda para denunciarlo la madre relató que en la Comisaría de la Mujer de San Vicente sólo le tomaron una exposición y le aconsejaron que denunciara a Borovski por robo, puesto que se había quedado con el celular de Fiorella, luego que la hostigara e intentara ahorcarla de noche en un yerbal y ella intentara escapar de él.

Ratifican prisión al acusado del crimen de Fiorella

LA VÍCTIMA. Fiorella Aghem fue golpeada y ahorcada con un cable.

Una compañera de facultad de la víctima declaró también e indicó que Fiorella le mandó un audio donde le contó que Borovski había intentado ahorcarla con un cable.

Un amigo de Fiorella fue otro de los testigos. El joven señaló que ella le había contado que Borovski había intentado ahorcarla dentro de la camioneta. La joven pudo salir a correr cuando aprovechó que el acusado se puso a llorar y pedirle perdón por lo que había hecho. Fiorella alcanzó a pedir ayuda a una casa cercana, pero Borovski la convenció, la hizo subir nuevamente a la camioneta y la llevó a la casa.

Al momento de los alegatos, la fiscal Estela Salguero pidió prisión perpetua para el imputado, por haber cometido el delito de “homicidio agravado por violencia de género”, artículo 80 del Código Penal. En tanto la defensa de Borovski, a cargo de los abogados particulares José Rufino Aranda y Marcos Fabián Hirsch, solicitaron la absolución.

Entendieron que no se podía condenar al defendido en base a indicios. En la argumentación hicieron lugar al fallo de la Corte Suprema sobre el caso Cristina Vázquez, donde se la condenó sin pruebas certeras. Por ello solicitaron que el Tribunal tuviera en cuenta el “in dubio pro reo”, el beneficio de la duda para el acusado, puesto que según indicaron, no estaba lo suficientemente claro en la acusación de la fiscalía que Borovski haya sido el autor del crimen de Fiorella. Esto motivo un par de réplicas entre las partes.

CONDENADO. Borovski sale escoltado con la máxima pena del CPA a cuestas.

Tras un cuarto intermedio en el que se retiraron a debatir la sentencia, minutos antes de las 15, los magistrados Francisco Aguirre, José Pablo Rivero y Miguel Orlando Molina regresaron la sala para la lectura del fallo condenatorio a prisión perpetua, por el delito de “homicidio doblemente agravado por haber sido cometido contra la persona con quien ha mantenido una relación de pareja y mediando violencia de género” contra Leopoldo Borovski.