La Eurozona superará la crisis del COVID antes de fin de año

El Banco Central Europeo continúa con su política de tipos de interés bajos y mejora su previsión de crecimiento, aunque admite que la variante delta puede retrasar la apertura total de la economía.

09/09/2021 14:51

Christine Lagarde

La presidenta del Banco Central Europeo, Christine Lagarde, estimó este jueves que la economía de la zona euro superará antes de finales de año su nivel previo a la pandemia, tras la revisión al alza por parte de la institución de su proyección de crecimiento para 2021.

Lagarde dijo que “el impacto de la pandemia es menos duro“, pero advirtió de que la variante delta podría retrasar la apertura total de la economía y de que aún queda camino por recorrer. “Todavía hay más de dos millones menos de personas con empleo que antes de la pandemia, especialmente entre los jóvenes y los menos cualificados“, lamentó.

Lagarde admitió en rueda de prensa tras la reunión del Consejo de Gobierno del BCE que la economía de la zona del euro repunta claramente, pero el ritmo de mejora dependerá de la evolución de la pandemia. “La propagación de la variante delta no ha requerido que se vuelvan a imponer medidas de confinamiento, pero podría ralentizar la recuperación en el comercio global y la reapertura completa de la economía“, señaló.

El BCE aumentó este jueves a 5% su estimación de crecimiento en la zona euro en 2021, en un contexto de reactivación económica tras el impacto de la pandemia, según Lagarde. Esto es 0,4 puntos porcentuales más que la anterior previsión, de 4,6%.

En cambio, los expertos del BCE recortaron levemente su estimación de crecimiento para 2022 de 4,7% a 4,6%, y para 2023 la dejaron sin cambios en 2,1%. En cuanto a la inflación en la zona euro, el BCE modificó al alza su estimación para 2021, 2022 y 2023.

Este año el índice de precios al consumidor debería aumentar 2,2%, es decir más que el objetivo a mediano plazo de la institución con sede en Fráncfort, indicó Lagarde.

La inflación, que es de 4,6% hasta el momento, se situaría en 1,7% en 2022 y 1,5% en 2023. Sin embargo, el BCE indicó que el alza actual es “ampliamente temporal“, agregó Lagarde durante la conferencia de prensa al final de la reunión del consejo de gobernadores.

En ese encuentro, el BCE mantuvo sus principales tasas en su nivel más bajo de la historia. La principal tasa de interés se mantuvo en cero, y a los bancos se les aplicará una retención de 0,50% en los depósitos que entregan al banco central en lugar de prestarlos a sus clientes.

Fuente: DW