El inicio de una gran tragedia

Se cumplen este miércoles 82 años de la invasión alemana a Polonia, que desató la Segunda Guerra Mundial

01/09/2021 07:00

El mismísimo Führer se apersona en el frente para saludar a las tropas alemanas en el cruce del río San, cerca de Jaroslaw, durante la invasión a Polonia, en septiembre de 1939

 

El 1 de septiembre de 1939, las fuerzas alemanas bombardearon Polonia por tierra y aire, dando inicio formal a la Segunda Guerra Mundial. La invasión alemana fue una muestra de cómo Adolf Hitler quería hacer la guerra: lo que sería la estrategia de “guerra relámpago”.

Ésta se caracterizó desde el principio por intensos bombardeos para destruir la capacidad aérea del enemigo, así como ferrocarriles, líneas de comunicación y municiones, seguidos de una invasión masiva por tierra con un número abrumador de soldados, tanques y artillería.

Una vez que Hitler tuvo una base de operaciones en el país invadido, de inmediato comenzó a establecer fuerzas de “seguridad” para aniquilar a todos los enemigos de su ideología nazi, ya sea por diferencias raciales, religiosas o políticas.

Los campos de concentración para los trabajadores esclavos y el exterminio de civiles iban de la mano con el Gobierno alemán de la nación conquistada.

Un día después de la invasión alemana a Polonia, Hitler ya estaba creando regimientos SS para aterrorizar a la población.

Dos días después, el 3 de septiembre a las 11 de la mañana, Gran Bretaña le declaraba oficialmente la guerra a Alemania. Era el inicio de casi cinco años de terror a nivel planetario.