Evadieron un control y “guiaron” a policías a un depósito de droga

Ocurrió en Jardín América, en un predio abandonado y usado para acopio de estupefacientes donde hallaron más de media tonelada de marihuana.

23/08/2021 07:00

AGUANTADERO. Al huir hacia el predio, los sospechosos se perdieron pero permitieron que la policía encuentre la droga.

 

Dos motociclistas huyeron al toparse con un control policial y así dieron lugar a un importante operativo antidrogas en esta localidad. Se secuestraron casi 522 kilogramos de cannabis sativa pero no pudieron detener a los sospechosos.

El amplio operativo se originó pasadas las 20 del sábado cuando efectivos de Seguridad Vial y Turismo de la UR-IX alertaron sobre la fuga de dos motociclistas pocos metros antes de un control desplegado sobre la ruta 12, en Jardín América.

Los uniformados comenzaron la persecución desde el barrio Tabay hasta que observaron como los ocupantes de la motocicleta se separaron en el ingreso a un predio abandonado en el barrio Prosol y desde allí le perdieron el rastro.

Llamativamente, uno de ellos ingresó a un depósito de madera, precario y casi sin iluminación, mientras que el otro continuó la fuga con el vehículo. Los policías se adentraron en la propiedad y encontraron varios bultos rectangulares embalados con bolsas plásticas que contenían una sustancia similar a la marihuana.

Además del olor característico, había rastros de cogollos y material para el armado de los bultos, como cintas, bolsas y otros elementos.

Una vez que tomó intervención el personal de la Dirección Drogas Peligrosas, corroboró que esos paquetes contenían ladrillos rectangulares cargados con marihuana, con un peso total de 521, 830 kilogramos, valuados en más de 88 millones de pesos.

Rastrillaron la zona a los fines de dar con los sospechosos pero descubrieron que la construcción de madera (depósito) contaba con una pequeña salida trasera casi invisible a la vista y de los motociclistas no quedó ni el rastro.

Tomó intervención de la causa el Juzgado Federal de Oberá a cargo del magistrado Marcos Alejandro Gallandat, quien dispuso vigilancia sobre el lugar y rastrillaje por la zona para saber si hay otros sectores de acopio.