Investigan el crimen del jubilado a manos de supuesta “viuda negra”

Rafael Olivera (75) fue hallado muerto en su casa del barrio Henter de Montecarlo con mordeduras y una herida punzante en el brazo hecha con un clavo. Además tenía el tabique roto a golpes.

15/08/2021 21:48

LUGAR. La vivienda en donde fue encontrado el jubilado con golpes en la cabeza, mordeduras y una lesión cortante.

 

Efectivos de Investigaciones de la UR-III investigan lo que aparenta ser el homicidio de un hombre de 75 años en el barrio Henter de Montecarlo. Fue hallado durante la mañana de ayer con golpes que desfiguraron su rostro, una lesión punzocortante en el brazo derecho y signos de mordedura, supuestamente provocados por una persona. Una mujer de 50 años fue detenida en calidad de sospechosa.

Fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN indicaron que se manejan dos hipótesis en primera instancia y una de ellas tiene que ver con la supuesta participación de una denominada “viuda negra”. Según relataron vecinos y familiares de la víctima, estuvo hasta la madrugada de ayer con una mujer en su vivienda del barrio Henter y luego la misma se retiro, ya que sería de la zona.

En horas de la mañana, vecinos alertaron a la policía sobre el hecho ya que advirtieron por una ventana que el hombre estaba tirado en el suelo de su casa aparentemente sin signos vitales y había notorias manchas de sangre en el piso.

Una patrulla llegó al lugar y corroboró que Olivera llevaba al menos un par de horas muerto y en su rostro había signos de golpes con un objeto contundente a tal punto que le rompió el tabique y afectó la zona nasal.

Además y según la revisión del médico policial, presentaba una lesión punzocortante en el brazo derecho, aparentemente provocada con un clavo de tamaño grande y también tenía mordeduras en el mismo brazo. Le faltaban pulpejos o yema del primer dedo de la mano derecha y tenía un fuerte hematoma en la zona occipital de la cabeza.

Un familiar aseguró que la víctima había cobrado un dinero y ese pudo ser el móvil del ataque: el robo.

Otra teoría que está sujeta a investigación es que antes de que se llegara a la violenta escena, pudo existir un ataque de índole sexual y la víctima, que podría terminar como victimaria, se defendió y mató al agresor.

Las sospechas, sin que ninguna de estas hipótesis sean confirmadas, se centraron en una mujer de 50 años que fue la última en estar con la víctima fatal, aparentemente en una ronda de tragos en la vivienda del jubilado. Fue detenida cerca del mediodía de ayer en su domicilio que está distante a unos kilómetros de la casa de la víctima.

Por disposición de la jueza de Instrucción 2 de Eldorado, Nuria Brunilda Allou, el cuerpo será sometido a autopsia por lo que anoche se disponía su traslado a la Morgue Judicial en Posadas. Mientras, integrantes de la Policía Científica levantaron huellas de la escena.