Admiten que será difícil aplicar la zona franca industrial en Misiones

El ministro provincial del área advirtió que podría provocar nuevas asimetrías internas y abogó por seguir explorando otras alternativas.

09/08/2021 07:00

 

El veto que el presidente Alberto Fernández definió sobre la posibilidad de implementar áreas aduaneras para lograr beneficios impositivos en Misiones, tras una iniciativa impulsada por el Gobierno provincial, continúa generando importantes secuelas. En ese sentido, se buscan otras alternativas para brindar alguna solución a la demanda de los sectores industrial y comercial afectados por las asimetrías con los países fronterizos en la región.

 

Así desde la Nación estudiaron un plan para la creación de una zona franca en el Parque Industrial de Posadas. Sin embargo, el ministro de Industria de la provincia, Nicolás Trevisan, volvió a remarcar que su aplicación podría derivar en mayores inconvenientes, antes que brindar soluciones, como el crecimiento de nuevas asimetrías internas.

 

 

Entrevistado por FM 89.3 Santa María de las Misiones, Trevisan señaló que “estos son intentos que viene haciendo la Nación con nosotros para encontrar alguna alternativa que ayude a que Misiones sea más competitiva, en un contexto que es muy delicado y diferente al resto del país”.

 

“Los misioneros lo tenemos claro, somos conscientes, y vemos con buenos ojos que la intención del Gobierno nacional es la de tratar de ayudar”, reconoció.

 

Sin embargo, también consideró que “la zona franca industrial en el caso de Misiones es difícil de aplicar. Se tomó una experiencia llevada a cabo en General Pico (La Pampa) donde el contexto es diferente. Pero, en el caso de Misiones, con su contexto, lo veo más difícil si se trata de una zona franca específicamente en un parque industrial, porque todos los que queden fuera de ese parque también sufrirían asimetrías”.

 

 

“Valoro la intención del Gobierno nacional pero creo que todavía no se está encontrando la vuelta al tema. Eso se dará si se logra que Misiones tenga una economía competitiva en un contexto en el cual estamos rodeados por dos economías sumamente competitivas, como lo son Brasil y Paraguay, con fronteras que se pueden cruzar caminando”, remarcó.

 

 

Al mismo tiempo, subrayó que “los parques industriales son necesarios, se genera esa sinergia, pero quedarían afuera todas las empresas que tienen miles de metros cuadrados ya construidos a los que les sería muy costoso mudarse dentro de un Parque Industrial, y tendrían desventajas con cualquiera que sí puede hacerlo”.

 

 

Programas y fronteras

En el mismo sentido, el ministro de Industria destacó que el programa “Ahora+15 es un buen primer paso y una buena señal del Gobierno de querer ayudar. Pero el problema es más complejo porque involucra las leyes laborales del país, la logística y la distancia que tenemos con los centros de distribución. Misiones tiene muchos desafíos por resolver para que realmente se pueda desarrollar su economía”.

 

 

En relación a la asimetría con los países fronterizos, destacó que “ahora con la frontera cerrada se da una prueba de laboratorio en la que Misiones está teniendo los mejores números del país, tanto en disminución de la pobreza como en el aumento del empleo”. “Necesitamos que la Nación nos escuche y nos permita medidas que no sean las mismas que en el resto del país porque no estamos en las mismas condiciones”, analizó.

 

 

Recursos humanos

Por otra parte, Trevisan valoró la formación del recurso humano en Misiones con el objetivo de cubrir ampliamente la demanda del sector industrial.

 

“Cuando las industrias en general analizan en dónde instalarse y desarrollarse, hay un montón de factores que se tienen en cuenta. Una de las principales virtudes que posee nuestra provincia es el gran capital de recursos humanos jóvenes, sobre todo de menos de 21 años, que llega a ser alrededor del 50% de nuestra población, y con un perfil muy técnico”.

 

“Entre los colegios técnicos y las escuelas técnicas por oficio rondan entre 10 mil a 15 mil alumnos actualmente. Con lo cual, el capital humano que tiene Misiones para abastecer al sector industrial es una de sus principales fortalezas”.

 

 

En relación a la presión fiscal que puedan enfrentar las industrias, sostuvo que “en general cuando una industria analiza dónde instalarse, el 1,5% que pesa la cuestión de ingresos brutos versus una bonificación de cualquier otra provincia que dé el 0%, es irrisorio comparado con no conseguir personal calificado o que no haya una cultura de trabajo”.

 

 

En la misma línea, resaltó “la gran infraestructura que tiene Misiones de un sector metalúrgico muy importante que abastece y da soporte técnico a toda la industria yerbatera, tealera y forestal. Es el combo ideal para poder desarrollarse y poner una industria. Es mejor tener de dónde conseguir un tornero, soldador o mecánico que pueda resolver un problema y no tener que traerlo desde kilómetros de distancia, lo que hace que eso sea prácticamente inviable”.

 

 

“Hay mucho por hacer en materia de adaptación de recursos humanos a la demanda de los diferentes sectores industriales, que no es igual en toda la provincia. Cada ciudad tiene una demanda de recursos humanos y capacidades técnicas que no es la misma que en otro lugar. La idea final es lograr desarrollar un software, un sistema o aplicación, que permita encontrar los recursos humanos necesarios y anticipar cuáles son las demandas de las industrias por región”, adelantó.

 

Además, insistió en que “Misiones está en el camino correcto, estamos todos en sincronía para llegar a eso, porque una de las necesidades que más escuchamos desde el sector industrial es la de tener recursos humanos capacitados, debido a que el costo de incorporar una persona que no entiende nada y a la que hay que capacitar lleva mucho tiempo, y eso se traduce en una falta de competitividad”.

 

 

Silicon Misiones

Trevisan hizo referencia a la importancia de la llegada del Silicon Misiones, comentando que “es un gran semillero de recursos humanos en el área tecnológica, pero también va a permitir esa sinergia que se genera en un ámbito tecnológico, por esa unión de los recursos humanos haciendo cursos y desarrollándose académicamente y empresas incubándose. En ese intercambio de información que se va a dar de manera natural en Silicon Misiones, que es el ámbito en infraestructura donde se unen las partes, está el futuro del desarrollo de la tecnología misionera”.

 

 

“Es un sector económico donde la demanda mundial supera a la oferta, y creemos los misioneros que tenemos un posible desarrollo económico importante y además se podrá lograr que los jóvenes de Misiones se queden en la provincia y puedan prosperar trabajando acá. La idea es que todos estos recursos humanos que ya se están formando tengan posibilidad de brindar soporte todas las demandas. Serán recursos humanos que van a estar produciendo soluciones tecnológicas a nivel mundial”, finalizó.

 

Asimetrías
“La zona franca industrial en el caso de Misiones es difícil de aplicar. Se tomó una experiencia llevada a cabo en General Pico (La Pampa) Todos los que queden fuera del parque también sufrirían asimetrías”, apuntó Trevisán.

 

Fortalezas
Entre los colegios técnicos y las escuelas técnicas por oficio rondan entre 10 mil a 15 alumnos actualmente. Con lo cual, el capital humano que tiene Misiones para abastecer al sector industrial es una de sus principales fortalezas.