Prisión preventiva para misionero acusado de manosear a su pareja

El sospechoso abusó de su esposa frente a sus hijos menores. Su defensa solicitó que el individuo regrese a Misiones, pero la Justicia se lo rechazó. Lo dictó un juez de la provincia de Santa Fe, tras conocerse la denuncia de la mujer.

29/07/2021 12:12

RESOLUCIÓN. Fue firmada por el juez y el fiscal del departamento San Jerónimo (en la provincia de Santa Fe).

La Justicia de Santa Fe le dictó la prisión preventiva a un hombre de 41 años, oriundo de Misiones, por manosear a su esposa frente a sus hijos menores, señalaron fuentes del caso.

Fue la policía del departamento San Jerónimo quien lo detuvo acusado de haber abusado de su pareja, en un espacio común de la casa que compartían y ante la presencia de sus hijos, que narraron lo ocurrido ante las autoridades.

La detención del sospechoso se produjo a las pocas horas de que la mujer se decidiera a radicar la denuncia, el domingo 18 de julio pasado, tras más de una década de difícil convivencia.

Además, el relato de su hija de 13 años, que le contó que su padre la espiaba cuando iba al baño, fue determinante para acusarlo ante la policía, quizás para evitar un peligro inminente, precisaron medios santafecinos. El presunto abusador fue llevado el pasado fin de semana a los tribunales de la capital de Santa Fe, donde se le imputaron los abusos cometidos el fin de semana previo, pero también otros actos violentos de connotaciones sexuales, ocurridos en los dos últimos años de convivencia. La atribución delictiva fue realizada por el fiscal en feria Francisco Cecchini, ante el juez Jorge Patrizi, quien le dictó la prisión preventiva, tras rechazar un pedido del defensor público Javier Casco, que propuso como alternativa, la posibilidad de que su pupilo se radicara en un pueblo de la provincia de Misiones, de donde es oriundo y así neutralizar los riesgos procesales. El magistrado le negó dicha posibilidad, atento a que la mujer también es oriunda de la provincia mesopotámica y que hace tiempo quiere regresar junto a su familia, pero el hombre con el cual compartía el mismo techo se lo negaba.

 

Vínculo quebrado

Si bien se trata de una relación de pareja de 14 años de duración, producto de la cual tuvieron varios hijos, la fiscalía pudo acreditar, al menos provisoriamente para esta etapa de la investigación, que hacía al menos dos años que el vínculo estaba quebrado, llegando incluso a dormir en camas diferentes.

El fiscal Cecchini dijo en audiencia que se trata de “una relación atravesada por la violencia y el sometimiento” en la cual el abuso sexual fue el detonante que llevó a la mujer a pedir ayuda.

Según el relato de la propia víctima, reforzado por las declaraciones de sus hijos, el domingo 18 de julio, en horas de la mañana, el sospechoso comenzó a manosearla en sus partes íntimas en un espacio común de la vivienda, y ante la presencia de los menores.

La escena se repitió en horas de la tarde, cuando estando ella junto a su hijo de 6 años, el hombre la accedió con los dedos, mientras la mujer lloraba de impotencia y en clara señal de rechazo.

Aunque ambos vivían bajo el mismo techo, hacía tiempo que las relaciones sexuales se habían convertido en actos “no consentidos”. De hecho para la fiscalía esto comenzó a suceder en forma reiterada a partir de 2019 y hasta la actualidad. El hombre quedó tras las rejas por el delito de abuso sexual simple; abuso sexual gravemente ultrajante; y abuso sexual con acceso carnal.

No obstante, el fiscal Cecchini hizo alusión en la preventiva que los hechos se inscriben en una relación de pareja “durante la cual (el hombre) ejerció violencia física y psicológica, económica, sexual, provocando una situación de desigualdad de poder” entre ambos.

 

La mujer quiere regresar

La víctima manifestó a las autoridades judiciales de la provincia de Santa Fe que tenía deseos de regresar a suelo misionero y de visitar a su familia, sin embargo su pareja se lo negaba, indicaron voceros del caso.