Tras pericia médica, preventiva para presunto asesino de músico

Forenses del Poder Judicial determinaron que Nicolás Ezequiel Burgos (23) murió a raíz de las múltiples lesiones de arma blanca. Acusado seguirá preso e imputado por “homicidio simple”.

27/07/2021 08:45

SEGUIRÁ TRAS LAS REJAS. El sospechoso fue capturado apenas se conoció la declaración de una testigo del hecho.

La jueza de Instrucción 5 de Leandro N. Alem, Selva Raquel Zuetta, le dictó la prisión preventiva por “homicidio simple” al acusado de asesinar de cinco puñaladas al joven músico Nicolás Ezequiel Burgos (23), señalaron fuentes del caso.

El sospechoso es un individuo de 24 años, quien fue detenido tras conocerse el mortal ataque, perpetrado la madrugada del sábado 1 de mayo pasado en la vivienda de la víctima, en el barrio Humberto Pérez de Leandro N. Alem. Burgos tuvo una larga agonía y falleció en el hospital Ramón Madariaga el primer día de junio.

En base a la investigación policial se supo que el día del hecho el músico estaba durmiendo con su novia, una mujer de 29 que fue en su momento pareja del ahora acusado.

La joven fue quien radicó la denuncia y su declaración tanto en sede policial como judicial es clave, teniendo en cuenta que fue testigo presencial de la agresión. Según detalló, esa noche ella y la víctima escucharon ruidos, por lo que bajaron de la habitación a la planta baja de la casa. La mujer reconoció al intruso como su antigua pareja. Este individuo comenzó a discutir con la joven, recriminándole su nueva relación sentimental.

El entredicho pasó a mayores y fue allí que Burgos intentó interceder y recibió cinco puntazos con un cuchillo tipo puñal. Con el dueño de casa tendido en el piso malherido y la mujer tratando de pedir ayuda, el agresor se dio a la fuga.

Durante un allanamiento en su morada al día siguiente, se concretó su detención. En su poder hallaron el arma con el cual se cree atacó a la víctima, como así también ropas manchadas con sangre. Respecto a las lesiones, se supo que Burgos presentaba al menos cinco cortes, dos de ellos muy profundos en la zona del tórax.

El médico policial dejó constancia en su informe que el joven sufrió “herida en regional intercostal izquierdo saturado, herida cortante de cuatro centímetros en hipocondrio izquierdo a nivel inguinal izquierdo, herida de dos centímetros lineal sin sangrado activó en región lumbar, herida de seis centímetros contuso, desangrado y exposición tendinosa que moviliza los cuatro miembros y una herida en brazo izquierdo de cinco centímetros lineal”. Tras conocerse la muerte de Burgos la investigación se frenó debido a que la causa de muerte no quedó clara. Fue allí que, a pedido de la jueza Zuetta, intervino el Cuerpo Médico Forense del Poder Judicial.

 

Allanamiento al Madariaga

Luego del fallecimiento de Burgos un Juzgado capitalino determinó que no era necesaria la autopsia teniendo en cuenta que era de público conocimiento el ataque a la víctima. Hasta ese punto, nada extraño, sin embargo las autoridades judiciales necesitaban constancia de la causa probable de muerte.

Desde el hospital Ramón Madariaga informaron que murió por una infección, por lo que no quedó claro si fue a causa de las lesiones de arma blanca o por alguna enfermedad preexistente o adquirida en su período de internación. Fue así que el Juzgado de Instrucción de Alem, ordenó allanar dicho nosocomio para incautar la historia clínica de Burgos. Recién allí la mencionada magistrada pudo citar al acusado para indagatoria. El joven se abstuvo de declarar, tras lo cual fue imputado por “homicidio simple”, similar calificación con la cual en las últimas horas se le dictó la prisión preventiva.