Emprender en positivo

La única forma que salga realmente mal es que jamás te animes a intentarlo.

19/07/2021 14:45

Sabemos que emprender puede ser un gran desafío por eso, basada en las historias y experiencias que fui recopilando de mis amigas emprendedoras de las comunidades de Spacio Mujer y Motivadas entre mujeres, decidí escribir una lista de claves para poder inspirarte, ayudarte a seguir creyendo en vos misma, en tu trabajo y emprender en positivo, cuando todo parezca conspirar en tu contra.

Cada domingo iré compartiendo parte de esta lista con vos, leela con un mate, compartí con una amiga que esté necesitando, hacete un cuadrito con la que más te guste y también está bueno que te inspires y crees tus propias claves que podrás ir compartiendo con nosotras, abajo te dejo mi correo para que me las envíes.

 

“Cualquier viaje empieza con un paso”.

Durante muchos años miraste tus sueños desde lejos, espiando tímidamente hasta que un día te preguntás por qué lo sigo teniendo en un cajón, lo tomás entre tus manos y comenzás a trabajar en ellos. La única forma que salga realmente mal es que jamás te animes a intentarlo porque cualquier viaje empieza con un paso. Un sueño merece poner esfuerzo, valentía y corazón.

1. “Pasión y constancia para trabajar”, no bajar los brazos y rodearse de una comunidad o tribu emprendedora que compartan los mismos valores es importante, pero sumamente esencial será definir tu Misión (motivo, propósito o fin al que apuntas) y enfocarte en ella. Cuando hay una idea clara es más fácil delinear planes de acción y saber qué rumbo tomar. Todo lo que sea coherente con tu idea te ayudará a crecer y todo lo que no contribuya a la esencia de tu emprendimiento será mejor dejarlo de lado.

2. “Amar lo que Hago”, no significa estar siempre súper entusiasmada trabajando sin pausa. Aceptar que hay días que trabajarás sin ganas como también aceptar que no siempre estarás motivada, ¡está bien! Aprender a parar y descansar, dar prioridad a otras actividades sobre todo a aquellas que te den bienestar, te recreen, te mimen. Esto reafirmará tu compromiso, algo así como recargar batería para volver al ruedo con la energía renovada.

3. “Decir no, no tiene nada de malo”, rechazar un trabajo o proyecto porque no tenés tiempo, recursos, o ganas de hacerlo no tiene nada de malo. Todo lo contrario, aceptar que no puedes abarcar todo puede abrirte las puertas para derivar trabajo a otra emprendedora de tu comunidad. Tu paz mental, tu salud y tu familia te lo agradecerán.