El hogar “Carmelina” de Alem recibió fondos para ampliar su capacidad

Funciona dentro del Hospital SAMIC, donde viven adultos mayores que en su mayoría estaban en situación de calle y sin familiares. Llegaban a través de la guardia.

21/06/2021 17:46

El gobernador de Misiones, Oscar Herrera Ahuad, recorrió el Hospital SAMIC de Alem donde funciona el hogar de ancianos “Carmelina”, para donar unos dos millones de pesos que permitirán obras de ampliación. Construirán nuevas habitaciones para asistir a un mayor número de adultos mayores que estaban en situación de calle.

 

En comunicación con FM 89.3 Santa María de las Misiones, el director del Hospital SAMIC de Alem, Matías Sebely, contó que “el hogar de adultos mayores ‘Carmelina’ es uno de los únicos que funciona dentro de un hospital y cumple un rol social importante para la ciudad de Alem y también alrededores. Actualmente, tiene 24 personas que viven en el Hogar”.

 

Durante la visita del gobernador, Oscar Herrera Ahuad, para entregar fondos para la ampliación el doctor le remarcó que “no solamente tienen techo, comida, sino que además reciben cariño, afecto y sobre todo cuidado, tal como lo necesita una persona en situación de calle”, agregó.

 

Sebely explicó que los residentes, “son 12 mujeres y 12 hombres, en su mayoría eran personas que estaban en situación de calle, sin tener familia. Como siempre llegan a la guardia del hospital como pacientes, empezamos a resguardarlos, darles una contención humana. Muchos de ellos no tenían ni documentos, porque eran personajes del pueblo”.

 

En materia de asistencia, detalló que “los trajimos para contenerlos como parte de un proyecto en el año 2013 junto a Oscar Herrera Ahuad, cuando era ministro de Salud. Para ello, transformamos un pabellón de enfermos crónicos que funcionaba detrás del Hospital. Hoy es un emblema para los hogares de adultos mayores de la provincia y dentro del esquema de Salud Pública”.

Luego de recibir los fondos para invertir en el hogar, indicó que “nos pone muy contentos que den la posibilidad de ampliarlo por el trabajo que se viene haciendo. Se ampliarán en ocho nuevas habitaciones, para tener más personas en albergue, no solamente de Alem porque también hay gente de Eldorado, El Soberbio, Apóstoles y Oberá, que estaban en situación de calle”.

 

Para asistir a los abuelos, “existe un costo fijo importante, todo depende del hospital, tenemos dentro el sistema de cocina centralizada donde se le da comida, limpieza del lugar. También nos alegró que se contrató a todos los cuidadores que durante mucho tiempo trabajaron de manera voluntaria y ahora están en el esquema de Salud Pública como trabajadores”, añadió.

 

El hogar Carmelina “a nivel nacional, es reconocido y recibimos visitar de artistas nacionales. Han pasado varias personas por la institución y las camas se van desocupando cuando algún adulto mayor ya no está con nosotros, pero siempre llega otra persona para recibir el cariño que se merece todo ser humano”.

 

El director del Hospital SAMIC de Alem precisó que “tenemos una lista de espera de unas seis personas para ingresar al hogar, para garantizar un buen servicio. Conformamos este espacio en base a la ley de ancianatos, que estipula las dimensiones de las habitaciones, cuántas personas por pieza, cómo deben ser los comedores, baños. Para los abuelos, preparamos un gimnasio con una kinesióloga para rehabilitación y ocio. La idea es que puedan recuperarse y tener también una vida luego de un ACV o los problemas que tuvieron”.

 

Al hablar de cuidados, aseguró que “pensamos en el hospital no sólo desde el lado de la salud, sino del cuidado social. Estos pacientes venían a la guardia con problemas de salud, golpeados, con frío, enfermos por mala alimentación, agusanados, sucios por estar a la intemperie”.

 

Para la comunidad

En materia de asistencia, el Hospital SAMIC de Alem recibía en la guardia a los ancianos que vivían en la calle. Muchos llegaban con heridas y desnutridos. Entonces en 2013 se inició el proyecto de l hogar “Carmelina”.

 

24

son los residentes del hogar, 12 hombres y 12 mujeres, en su mayoría sin familia y que vivían en situación de calle.

 

En espera

A nivel de asistencia, son unas seis las personas que están en lista de espera para ingresar al hogar. Por ello, recibieron fondos para la construcción de nuevas habitaciones en base a la ley nacional de ancianatos.