Cada productor podrá incorporar cinco hectáreas nuevas de yerba por año

El Instituto Nacional de la Yerba Mate estableció ayer el mecanismo para garantizar la distribución equitativa de nuevas plantaciones. La Cámara de Molineros de Yerba Mate Zona Productora (CMYMZP) emitió un comunicado manifestando "su más profundo malestar" tras la aprobación de la medida.

18/06/2021 09:26

Cada productor podrá incorporar cinco hectáreas nuevas de yerba por año

CINCO HECTÁREAS. Es el máximo anual de nuevas plantaciones que podrán declarar los productores registrados.

Pretendemos que nadie quede afuera y que el incremento en el potencial productivo se distribuya entre todos los productores. Cada uno de ellos va a poder plantar cinco hectáreas por año; tanto un pequeño productor como uno más grande”, subrayó ayer el presidente del Instituto Nacional de la Yerba Mate, Juan José Szychowski al comunicar una nueva resolución del organismo.

Es que el directorio del INYM aprobó un mecanismo para garantizar la distribución y el equilibrio en las futuras plantaciones de yerba mate, estableciendo que cada productor inscripto en el Registro de Operadores podrá incorporar un máximo cinco hectáreas de nuevas plantaciones por año.

La medida tiene como objetivo afianzar la sustentabilidad de la actividad yerbatera.

También determinó que se podrá implantar anualmente hasta el 2% de las superficies de yerbales ya existentes y declarados ante el INYM. Y se permitirá la reposición de plantas secas o muertas dentro de un lote ya declarado, sin alterar la densidad original de la plantación.

La medida adoptada persigue una finalidad altamente social y responde a un pedido explícitamente formulado por las entidades de la producción”, agregó Szychowski.

 

Pedido de productores

Por medio de una nota presentada el 15 de junio, los productores manifestaron su preocupación por la aparición de nuevos operadores que, con fuerte respaldo de capital, comenzaron a incursionar en la producción yerbatera.

De esta manera surge esta medida, que llega en un contexto en el que grandes grupos económicos que no estaban dedicados a la yerba mate, están llegando a la provincia con la intención hacer grandes plantaciones, lo cual podría desplazar a los pequeños productores que le han dedicado la vida a este producto.

Grandes grupos económicos, muchos sin ninguna relación con la actividad, han comprado y plantado grandes extensiones de yerba mate, desvirtuando el sentido social que ha tenido nuestra actividad madre desde siempre”, aseguraron las entidades firmantes.

La resolución recuerda que la organización productiva de la yerba mate se encuentra fuertemente vinculada al arraigo territorial de miles de pequeños productores, funcionando como “cultivo poblador” de esta parte del país. Tal es así que el plan de colonización agrícola promovido por el Estado Nacional a partir de 1926 ponía como condición “plantar yerba mate” para el otorgamiento de tierras y créditos destinados a la producción.

Cabe destacar que esta medida del INYM no afectará los volúmenes de la yerba mate elaborada; sino que, por el contrario, garantizará la provisión del consumo tanto en el mercado nacional como en las exportaciones. Los registros reflejan que sobre 9.983 productores, 6.471 entregan hasta 60.000 kilos de hoja verde por año; es decir son pequeños productores.

Lo que buscamos es consolidar el arraigo de estos agricultores en sus chacras”, explicó Szychowski.

Cada productor podrá incorporar cinco hectáreas nuevas de yerba por año

CONSENSO. La medida responde a un pedido de los productores al INYM.

 

Controles

Para llevar adelante la distribución de las nuevas plantaciones, el INYM dispuso un esquema de control en terreno y penalizaciones con el cual garantizará el cumplimiento de la norma.

Pero más allá de los aspectos operativos, el espíritu de la resolución tomada por el Directorio puede resumirse en uno de los párrafos de sus considerandos, donde recuerda que “los antecedentes históricos demuestran que hubo una mayor convergencia económica, social y ecológica, cuando en la regulación se defendió la cultura agraria de los pequeños productores, atendiendo a variables esenciales como la esperanza de vida, la educación o el ingreso per cápita”.

 

Enojo de los molineros 

Anoche, la Cámara de Molineros de Yerba Mate Zona Productora (CMYMZP) emitió un comunicado manifestando “su más profundo malestar” tras la aprobación de esta medida, argumentando que la misma fue “intempestiva, sin consulta previa ni debate en el seno del directorio, de la resolución que dispone la prohibición de nuevas plantaciones de yerba mate, mediante conclusiones irracionales y sin haber permitido al sector industrial verificar la veracidad de la información utilizada como base para la determinación en cuestión”.

No se entiende la posición de la Cámara de Molineros, porque el representante de la misma, en el año 2017, firmó una resolución solicitando que se prohíban las plantaciones de yerba mate, que no plante ni el chico ni el grande durante tres años. Si se hubiese aplicado lo que firmó el representante de Cámara de Molineros en el seno del INYM no se hubiera plantado una planta de yerba en el año 2017, 2018 y 2019“, cuestionó Szychowski este viernes, en diálogo con FM 89.3 Santa María de las Misiones

El presidente del INYM remarcó que el objetivo del organismo es velar por los pequeños productores y que estos pueda permanecer en las chacras a trabajar, garantizándoles la posibilidad de seguir viviendo de la yerba mate, que a día de hoy atraviesa un momento muy bueno.

Lo que tenemos que tener cuidado es cuando vienen grandes grupos económicos y quieren plantar miles de hectáreas todas juntas en bloque, porque eso desplaza al pequeño productor que vive de la yerba mate, lo condena a la miseria. Nosotros tenemos que proteger al pequeño productor que está viviendo y afincado en la chacra“, dijo.

Nuestra medida es mucho más amplia, mucho más flexible y mucho más social, permite que todos puedan seguir plantando y seguir trabajando“, agregó.