Testigo de un crimen fue alojado junto al acusado: denuncia vejaciones

El hecho fue denunciado por familiares e intervino la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura. La víctima figura en el expediente que investiga el asesinato del colombiano Rojas Gallego.

15/06/2021 11:51

BAJO LA LUPA. El testigo llegó a la comisaría Sexta tras ser capturado por el Comando en la zona de Villa Cabello.

 

Un hombre de nacionalidad colombiana que es testigo en una causa por un homicidio fue alojado en la misma celda que el acusado, donde habría sido agredido, filmado y fotografiado por los presuntos autores del crimen, según una denuncia pública por la cual intervino la Comisión Provincial de Prevención de la Tortura (CPPT).

El grave episodio y donde la víctima terminó lesionada, se habría registrado el pasado domingo a la madrugada en la comisaría Sexta de Posadas.

Según pudo averiguar este Diario, en base a la denuncia, es que al llegar a dicha dependencia, los efectivos que trasladaban al testigo a viva voz le habrían anunciado a los otros detenidos que “traían al colombiano”, lo que haría presumir que el hombre fue prácticamente entregado a su suerte a sabiendas de los uniformados.

Una vez dentro del calabozo, que tendría capacidad para diez presos y en ese momento alojaba a 18, el denunciante habría sido golpeado por varios individuos, quienes a su vez lo humillaron mientras lo habrían filmado y fotografiado con sus teléfonos celulares, siempre de acuerdo a lo expresado en la denuncia.

Mientras tanto, toda esta escena fue observada por el acusado de un homicidio, también alojado en la misma celda. Se cree que este individuo era quien daba las órdenes a los otros reos para que le propinen una golpiza al recién llegado.

Se trata de un hombre de 25 años, detenido por el crimen del vendedor de muebles y prestamista, Gustavo Adolfo Rojas Gallego (32), perpetrado el sábado 27 de febrero pasado.

Fue el primer detenido en la causa apenas se supo del hecho, mientras se ocultaba en la casa de su pareja. Actualmente se encuentra con prisión preventiva desde mediados de mayo, tras ser acusado junto a un presunto cómplice argentino, por el delito de “homicidio doblemente agravado por ensañamiento y criminis causae”.

 

Verificación de la CPPT

Las fuentes informaron que si bien aún no existe una denuncia formal ante la Fiscalía de turno en Posadas por lo sucedido (la presentación podría realizarse hoy), la CPPT intervino de inmediato tras tomar conocimiento.

Apenas recuperó la libertad el testigo del caso de homicidio -que fue puesto en la misma celda que el acusado (el domingo a las 22)-, varios integrantes de dicha Comisión se presentaron en la dependencia policial y realizaron una verificación preliminar, agregó la misma fuente.

 

Jerarquía tumbera
Fuentes del caso indicaron que el colombiano acusado de homicidio al parecer “daba órdenes a los otros presos para que agredan al testigo”, debido a que tendría una “jerarquía alta” tras las rejas, por el delito por el cual está preso.

 

Celulares y WiFi
Un dato no menor es que según la denuncia varios presos tenían teléfonos celulares, que se cree tenían WiFi y con los cuales grabaron y tomaron fotografías a la víctima mientras era agredido por los reos.

 

Figuran otras dos víctimas de maltratos en la misma denuncia

El caso del testigo colombiano que fue agredido en un calabozo de la Sexta se inició el sábado a la noche.

La víctima junto a una mujer y otro hombre (todos mayores de edad), también oriundo de Colombia, fueron detenidos por personal del Comando en la zona de Villa Cabello. Viajaban a bordo de dos motocicletas, a una de las cuales se le salió la cadena. Según relató la madre de la joven, “iban empujando una de las motocicletas hacia la casa de uno de los muchachos cuando el Comando los detuvo en averiguación de antecedentes, porque uno de los dueños de los rodados en los que circulaban se olvidó la cédula. Los dejan en la comisaría Segunda.

“Ya domingo a eso de las 3 de la madrugada me enteré por una amiga de mi hija que ella estaba detenida y me dirigí a esa dependencia a preguntar por qué estaba en esa situación. Sin embargo sólo recibí burlas como respuestas. Los tenían incomunicados a los tres y esposados. No me dejaron ver a mi hija y dijeron que esperaban informe escrito del Comando, cuya sede está por avenida Uruguay, de por qué estaban detenidos”.

Luego agregó que “mi hija estuvo esposada en una piecita que sería una cocina de la seccional Segunda hasta el domingo a la mañana. A las 11.18 la dejaron en libertad y no la revisó un médico”.

 

Denunciante se descompensó

Ayer, camino a la Fiscalía para radicar una denuncia formal, la joven que estuvo detenida en la Segunda sufrió una descompensación, según informó su progenitora. Por ello y ante la emergencia médica, recién hoy se formalizaría lo que hasta el momento es una investigación de la CPPT y denuncia pública, indicaron las fuentes consultadas.