Operativo antiage

Observemos que nuestra piel cambia año tras año a partir de los 30. Esto se debe a que se empieza a producir menos cantidad de colágeno por lo tanto, se vuelve más opaca y aparecen los signos del paso del tiempo.

29/05/2021 13:40

Nuevos tratamientos aparecen dedicados al rejuvenecimiento facial. Cremas y aparatología atenúan el paso del tiempo.

Observemos que nuestra piel cambia año tras año a partir de los 30. Esto se debe a que se empieza a producir menos cantidad de colágeno por lo tanto, se vuelve más opaca y aparecen los signos del paso del tiempo.

Para todo hay solución pues la oferta para luchar contra el envejecimiento es muy amplia.

Hay productos que además de humectar la piel estimulan los cambios de renovación epitelial, induce a la producción de fibras de sostén y aportan minerales, aminoácido y péptidos. Pero lo más importante es la continuidad en los tratamientos. Por ello te doy una serie de activos que contienen fórmulas antiedad.

La vitamina E famosa por su efecto antioxidante. Ácido hialurónico: rellena arrugas, tensa la piel, da luminosidad y posee una extraordinaria capacidad hidratante. AHA, incluye ácido glicólico, láctico y cítrico, ayuda a eliminar células muertas y da un color uniforme a la piel. Gingko biloba protege las células y retarda la aparición de arrugas.

Péptidos, dan textura y flexibilidad a la piel, reduce las señales más visibles del paso del tiempo. También podés conseguir cremas con pepitas de uva, arándanos, chocolate. Serum, cremas con Q 10 etc. Estas cremas debés aplicártelas dos veces al día sobre rostro limpio y para una higiene profunda puedes recurrir a una profesional y cada tanto un peeling.

Una clave para alcanzar el éxito es aplicarse siempre una pantalla solar, más aún en estos momentos en que hacemos un uso excesivo de computadoras, celulares, etc.; colocar en cuello, rostro, manos, orejas en cualquier época del año.

Un buen diagnóstico te ayudará en la elección de los productos de acuerdo con tu piel y con tu edad.

Así en este orden: nutrir, hidratar y regenerar la piel y lograr un aspecto radiante y luminoso.

Aumentar la elasticidad de la piel, disminuir arrugas superficiales lo podés logar con un tratamiento de cuidado diario, tomando mucha agua, teniendo una vida ordenada y consumiendo verduras y frutas en cualquier época del año.