Vivir bajo ataque: “De a poco uno se acostumbra a esta situación”

Cesia Brambilla es una misionera que vive en Israel hace 10 años, fue parte del ejército y ahora trabaja de seguridad en una de las zonas más conflictivas del planeta. El relato del día a día en primera persona.

18/05/2021 17:38

Israel - Cesia Brambilla

Desde el inicio de mayo, el conflicto en la Franja de Gaza se acrecentó. El Ejército de Israel y las milicias palestinas de Hamás y Yihad Islámica se enfrentan en una contienda abierta, con pocos visos de tregua, y que ya superó las 200 víctimas mortales.

Es en ese contexto que vive Cesia Brambilla, una misionera que se radicó en Israel hace 10 años, quien habló esta mañana con FM 89.3 Santa María de las Misiones acerca de cómo es el día a día en esta región tan conflictiva del planeta.

Cesia contó que llegó al estado asiático a los 15 años atraída por “el amor hacia el país” e inclusive formó parte del ejército israelí, donde sirvió hasta hace dos años en una unidad especial.

Ya alejada de la fuerza militar, por una decisión personal, Cesia Brambilla narró cómo es la vida en medio de la tensa situación que se está viviendo en esta zona del planeta. “No se puede decir que estamos en una situación normal porque no es así, pero de a poco uno se acostumbra a estas cosas“, dijo.

 

 

La situación es bastante difícil con todos estos bombardeos y ataques, además empezó un conflicto interno en Israel. Aquí conviven árabes, judíos, cristianos, de todas las religiones, y en este momento por toda la situación se complica un poco“, explicó.

Desde hace unas semanas, a esta parte del mundo llegan imágenes de los bombardeos y la destrucción en ambos frentes por el fuego cruzado. “El conflicto más pesado se vive en el sur del país y en la Franja de Gaza, todo lo que es la ciudad de Ascalón o Netivot, y aunque los misiles llegan hasta el centro de Israel, el conflicto de bombas se vive allá“.

Tienen que estar preparados todo el tiempo, tienen solo 15 segundos para entrar en un refugio y la situación es difícil. Tengo a mi mejor amigo que vive justamente en Ascalón y es impresionante las cosas que se viven“, agregó.

Los bombardeos son constantes en el sur de Israel y en la zona de la Franja de Gaza.

Por su parte, “yo vivo en Jerusalén y acá desde 2012 creo que no había una sirena de bombardeo y hace una semana hubo una. Pero en Jerusalén sigue más el conflicto interno, aquí convivientes judíos y árabes que se pelean entre ellos más que nada, o hacen protestas violentas“, indicó.

La ciudad de Jerusalén se encuentra atravesada por la “frontera” entre Israel y Cisjordania. Los israelíes la han erigido como su capital, mientras que el Estado de Palestina reivindica la parte oriental de la ciudad como su propia capital. Es por ello que la Santa Ciudad -reconocida así por los judíos, cristianos y musulmanes- es también un epicentro de las manifestaciones y conflictos entre judíos y palestinos.

“En este momento trabajo de seguridad en Cisjordania, justamente en la frontera de Ramallah, que es la ciudad principal de Cisjordania. Trabajo en el paso, y es a la noche más que nada cuando empiezan las protestas y comienzan a tirar cohetes o disparar. Son protestas bastantes agresivas y nosotros no podemos hacer nada más que cerrar el paso“, relató Brambilla.

En cuanto a la posibilidad de alcanzar un cese al fuego, la misionera señaló que depende principalmente de Hamás ya que según ella, “Israel no tiene ningún interés en estar en guerra, el ejercito de Israel es un ejercito de defensa. Si Gaza quiere hace un tratado de paz el conflicto se para inmediatamente“, y aclaró que “el problema no es Gaza, el problema es el grupo terrorista que está allí“.

 

La “información errónea o equivocada de lo que pasa” en Israel 

Por otro lado se refirió a la posición tomada por la Cancillería Argentina, que cuestionó el “uso desproporcionado de la fuerza por parte de unidades de seguridad israelíes”. Al respecto, Brambilla mencionó que esas declaraciones “no me sorprende mucho, por que las cosas como pasan en Argentina pasan en el resto del mundo, tiene una información errónea o equivocada de lo que pasa en este país

Si bien Hamás es un grupo terrorista, ellos también saben como hacer marketing de lo que está pasando y dicen, por ejemplo, que Israel ataca a niños, que la realidad están muy lejos de eso. Sorprenderme no me sorprende porque no es solo Argentina, así como Argentina son muchos países que lo hacen“, agregó.

Finalmente habló sobre la posibilidad de retornar a Misiones. “Me encanta Misiones, es mi casa, pero ya hice mi vida acá. Pero intento ir cada año a visitar a mis mis padres que viven allá. Me encanta Argentina, inclusive mantenemos todas las culturas argentinas acá, desde la comida hasta el tomar mate todos los días“.