Está en situación de calle y vive sobre la ruta hace más de un mes

Mariela Beatriz Pacheco se encuentra sobre la ruta 213. Desde la Municipalidad de Posadas aseguraron que se acercaron en varias oportunidades, pero suele ponerse agresiva.

06/05/2021 09:03

IDENTIDAD. El equipo de la Municipalidad pudo encontrar su DNI.

 

Hace más de un mes que Mariela Beatriz Pacheco de 43 años está en estado de abandono. Con nada más que un abrigo, una botella plástica y bandejas de comida que se acumulan a su lado, la mujer está sola y en situación de calle sobre la ex ruta 213, avenida Alicia Moreau de Justo.

Aunque PRIMERA EDICIÓN intentó hablar con ella, sus palabras fueron escasas. Según los vecinos, quienes suelen acercarle alimento, “está hace varias semanas y no sabemos nada de ella. Le damos comida pero a veces se pone violenta”.

Desde la Municipalidad de Posadas aseguraron que se acercaron en varias oportunidades, pero dieron por agotadas todas las instancias y elevaron el caso al Ministerio de Derechos Humanos y la Comisaría de la Mujer.

 

El Municipio de Posadas intentó ayudarla

En diálogo con PRIMERA EDICIÓN, la coordinadora de la Municipalidad de Posadas, Yolanda Asunción aseguró que “todas las acciones que corresponden al Municipio, han agotado sus instancias”.

Según contó la funcionaria, la primera vez que se acercaron, fue hace casi veinte días. “Cuando tomamos conocimiento de que había una mujer sobre la ruta en situación de calle, el equipo multidisciplinar de la Municipalidad se acercó para hablar con ella. Notaron que no era fácil comunicarse con ella, por lo que le propusieron llevarla al albergue del Hospital Baliña de Posadas”.

Asunción aseguró que “la mujer accedió y empezó a atenderse con los médicos pero a los pocos días, escapó y volvió al mismo lugar sobre la ruta 213”.

 

Se escapó del albergue

Según el testimonio de la coordinadora de la Municipalidad, al poco tiempo desde que se escapó del Hospital, el equipo volvió a acercarse. Sin embargo, esta vez “la mujer se enojó y se puso violenta porque no quería que se la lleven. Agredió a algunos colegas y los amenazó con denunciarlos”, relató. “Habíamos conseguido un lugar para ella en un Hogar en Garupá, pero no hubo caso. No quería irse”.

Ante esta situación, Asunción señaló que “se dio parte a Derechos Humanos y la Comisaría de la Mujer, que son las autoridades competentes para resolver esto.

“Elevamos el informe correspondiente a la ministra de Derechos Humanos Graciela Leyes y también se elevó el parte a la comisaría”, subrayó. Hasta el momento, no hubo respuestas y mientras tanto, Beatriz sigue apostada sobre la ruta 213 con sus pocas pertenencias y sin poder comunicarse con quienes intentan ayudarla.