Por “tentativa de homicidio” será indagado hoy el hijo del empresario

A las 8, el juez de Instrucción 2, Juan Manuel Monte, espera cumplir con la audiencia del joven de 20 años detenido por disparar, apuñalar y estrangular a su amigo.

16/04/2021 07:51

JUEZ DE INSTRUCCIÓN. Monte, el miércoles antes de ingresar a la comisaría Tercera para la requisa clave al automóvil de Sánchez.

Mientras Manuel Sánchez (19) se recupera en el Hospital Madariaga (le indicaron 90 días de curaciones luego que le otorguen el alta) su presunto agresor Santiago Darío Negrete (20) será trasladado hoy hasta el Juzgado de Instrucción 2 de esta capital para ser indagado por el juez Juan Manuel Monte y ser imputado provisoriamente por el delito de “homicidio en grado de tentativa”.

La situación procesal para el hijo de un reconocido empresario gastronómico del microcentro posadeño transita los primeros pasos, especialmente porque no sólo podrá notificar su abogado defensor e interiorizarse por qué está privado de su libertad y también porque restan medidas probatorias por elaborarse, entre ellas y claves, las declaraciones de los testigos del ataque de la calle Perito Moreno entre la avenida Maipú y calle Chubut de esta capital, ocurrido el lunes cerca de la medianoche.

De acuerdo a fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, Negrete será imputado por la figura penal mencionada, pero también su defensa deberá enfrentar la posible ampliación con los agravantes que, de acuerdo a las primeras estimaciones, alcanzarían a “ensañamiento, premeditación y alevosía”.

Surgen esto calificantes de las sospechas firmes que el joven atacó a su amigo mientras este conducía su Volkswagen Voyage por la avenida Maipú. Le habría disparado dos veces, el primer balazo de una pistola calibre 22 no impactó en el objetivo de Negrete, si el segundo que le perforó el rostro a Sánchez.

En el forcejeo desatado la víctima también recibió estocadas de arma blanca y ya tendido en la calle y luego que se le rompiera la hoja de cuchillo, el atacante intentó estrangularlo con las manos, sin consumar el óbito presuntamente por la fuerza que opuso Sánchez y porque los gritos de testigos obligaron a Negrete a intentar huir.

La víctima el martes por la noche, cuando las versiones y rumores sobre el hecho aumentaban y tergiversaban lo real, pidió declarar aún con los dolores y temor que acarreaba. Dos comisiones, una policial y judicial, concurrieron pasadas las 21 al Hospital Escuela Ramón Madariaga y ante el juez instructor Sánchez relató lo que recordaba.

Según las fuentes, entre los puntos que no pudo ampliar o no quedaron aclarados aún de su testimonio, están el momento, circunstancia y motivo por el que se encontró con Negrete el lunes por la noche.

En cuanto a las evidencias clave, el segundo casquillo hallado en el automóvil de Sánchez indicaría que los disparos no fueron accidentales en medio de un acto intimidatorio o la mala fortuna al blandir el arma y que se le escapara el gatillo.

En cuanto a la indagatoria al joven detenido, se baraja que se abstenga de responder, derecho que le comprende, pero que no le facilitaría una excarcelación inmediata.

Por varios puntos a tener en cuenta: la instrucción de la causa es incipiente aún, restan pruebas por colectarse, entre ellas balísticas para ratificar que la pistola 22 secuestrada fue la utilizada y los resultados e informes periciales por completarse, principalmente el análisis a los teléfonos celulares.