El presunto “médico trucho” fue imputado y continuará detenido

Se abstuvo de declarar ayer ante el juez de Instrucción, Ricardo Balor. Provisoriamente fue imputado por “estafa y ejercicio ilegal de la medicina”. Hasta el momento no se resolvió su excarcelación.

24/01/2021 09:11

DOCTOR CON CONSULTORIO. En el centro de atención de Candelaria revisaba enfermos y decía qué remedios tomar.

Tiene 41 años y fueron los investigadores de la Unidad Regional I quienes lo ubicaron ya no como el “doctor Aquino”, sino como un lavador de automóviles en esta capital.

Ayer, el falso galeno denunciado por el Colegio de Médicos de Misiones en abril de 2020 pero aprehendido el martes pasado por orden del juez Ricardo Balor, guardó silencio en su indagatoria y continuará privado de la libertad, al menos por estos días de etapa de producción de pruebas.

El sospechoso notificó su abogado defensor y por sugerencia legal se abstuvo de responder preguntas referidas a la acusación que enfrenta.

Tras el acto, fue imputado provisoriamente por los delitos de “estafa y ejercicio ilegal de la medicina”. La decisión fue informada al fiscal de Instrucción, René Germán Casals.

El acusado, según la denuncia, hacía guardias en el hospital de Candelaria pese a no estar habilitado como tal en esa institución.

 

Con sello y recetario

Según consignaron los denunciantes el hombre sellaba y firmaba las historias clínicas y certificados médicos –presentados como pruebas ante el Ministerio de Salud Pública- con una matrícula nacional número 4060, sin embargo y tal como adelantó este Diario dicha matrícula no corresponde a ningún profesional con el apellido del involucrado en el Sistema Integrado de Información Sanitario Argentino, del Ministerio de Salud de la Nación.

Según los rumores, el involucrado tendría conocimientos de enfermería pero ejercería la medicina en forma ilegal y poniendo en riesgo la salud de las personas. Una de las pacientes que atendió el acusado radicó denuncia el pasado viernes 8 de enero de 2020.

La mujer, hoy de 32 años, afirmó que fue medicada y recetada por este supuesto doctor, quien le extendió un certificado y una receta con su firma y le prescribió entre otros medicamentos criprofoxina, ibuprofeno y paracetamol, con el correspondiente indicativo de dosis, días y horarios.

 

En un lavadero
El falso galeno fue detenido por la UR-I el martes 19 de enero, por la tarde, lo descubrieron como empleado en un lavadero ubicado frente a la Chacra 32-33, al lado de la iglesia Cristo Rey.