Seis consignatarios de Costa Sur podrán instalarse esta semana para prueba piloto

Seis de los 24 espacios ya fueron licitados. Se convoca a los rubros esparcimiento, recreación y actividades deportivas para los restantes. Los interesados puedan obtener una licitación directa.

23/12/2020 09:28

CONTRARRELOJ. La infraestructura de la playa tiene detalles a terminar para llegar con el servicio.

Un trabajo contrarreloj se lleva adelante en las instalaciones del balneario Costa Sur de la Capital provincial para que la oferta sea un verdadero atractivo durante las fiestas de fin de año.

La infraestructura no está concluida como se esperaba a causa de la escasez de hierro y otros materiales de construcción.

No obstante, esta semana los nuevos consignatarios podrán instalarse para iniciar una prueba piloto y de paso poner su emprendimiento al servicio de los veraneantes durante Navidad.

Lo ideal es llegar con todos los detalles ajustados el primer día del año nuevo.

Fueron seis las consignaciones otorgadas en la reciente licitación pública impulsada por la Municipalidad y todas pertenecen al rubro de la gastronomía. Con ese panorama todavía restan 18 espacios a utilizar y ahora se dejó abierta la posibilidad de que los interesados puedan obtener una licitación directa.

Así lo expresó a PRIMERA EDICIÓN el secretario de Planificación Estratégica, Diego Paredes, al señalar que “hubo sólo cuatro días para comprar los pliegos y presentar las ofertas”.

Paredes reconoció que “fue muy poco el tiempo ya que nosotros también debíamos cumplir con los plazos para empezar a contener a los visitantes del balneario, especialmente el 1 de enero”.

“Fue una primera experiencia de este tipo, ya que nunca antes se trabajó de este modo. Ahora sigue abierta la convocatoria para el emprendedor que quiera hacerse con la consignación de los espacios que quedaron desiertos”, amplió.

En ese sentido el funcionario explicó que la licitación será directa, para “poder ir incorporando trabajadores interesados en explotar estos espacios”.

“Tuvimos muchos interesados, pero nuestros plazos fueron muy cortos y muchos no llegaron a tiempo con los requisitos y esos papeles presentados ya quedaban fuera del plazo”, sostuvo.

Se estima que en el transcurso de la temporada las áreas sean explotadas en los distintos rubros para trabajar en el lugar.

Ayer por la mañana se llevaron adelante algunas reuniones con comerciantes para incorporar a más comerciantes al patio de comidas, situados en la parte central del balneario. Por el momento habrá oferta de marcas de helados, snacks, jugos y licuados.

En Costa Sur también hay espacios para los rubros esparcimiento, recreación y actividades deportivas; por ejemplo, alquiler de kayaks o de sillones y sombrillas.

“Para todos estos rubros también hay sectores de la playa pensados con ese fin y estimamos que la oferta irá apareciendo según la demanda”, analizó Paredes.

 

Materiales en franco faltante

El problema de provisión de materiales de construcción puso una traba a las tareas de construcción iniciadas a principios de diciembre.

“No hay hierro, el cemento también estaba escaseando. Eran varias cuestiones las que nos atrasaron con los plazos que nos propusimos”, fue la explicación del secretario de Planificación Estratégica consultado al respecto de los tiempos de ejecución.

“Nos atrasó muchísimo la faltante en el mercado de hierros, no había caños estructurales, lo cual limitó nuestro plazo de obra. Sin embargo, la playa va a estar habilitada y funcionando. Semana a semana los bañistas que frecuenten el lugar irán viendo los grandes cambios”, sostuvo el funcionario.

Los interesados en sumarse a la oferta ya existente deben acercarse a la oficina de Hacienda en el tercer piso del edificio comunal.