Dar ejemplo, pero actuar del mismo modo en todas las instancias

20/11/2020 14:30

La ministra de Desarrollo Social, Benilda Dammer -a pedido del Gobernador- exigió ayer la renuncia a Giselle Dobidenko, la subsecretaria de la Mujer y Familia bajo su órbita, por quedar escrachada en un video bailando en las oficinas públicas con otros empleados de la repartición, en un festejo por el día de la militancia. Además de ser denunciada ante la Justicia por incumplir el DNU presidencial de distanciamiento social y agrupar gente en las oficinas sin barbijo, elemento obligatorio por ley provincial.

A simple vista, la intención del oficialismo misionero fue hacer saber a la población que rige la misma exigencia en el ámbito público, especialmente cuando se es funcionario jerárquico. Algo que suena ejemplar, en momentos donde la mayoría de los argentinos sigue con sus libertades restringidas, a fin de evitar una mayor cantidad de contagios de COVID-19, fallecidos y el colapso de los hospitales.

Aunque la mujer estaba fuertemente cuestionada por su accionar, el detonante de su salida del Gobierno misionero fue la desobediencia al DNU en pandemia. Si realmente existe una intención de ser implacables en el cumplimiento de las normas sanitarias, el Gobierno provincial debiera hacer lo propio en otras ocasiones, donde mostró mayor contemplación. Hubo fiestas clandestinas cuya organización corrió por cuenta de “hijos de…”; encuentros de lanchas en las playas; festejos de cumpleaños en instalaciones públicas concesionadas a privados, por citarse algunos hechos.

Dobidenko -al igual que otra funcionaria del IPS apartada de una jefatura de departamento-, se equivocaron y quedaron expuestas por las redes sociales; y la trascendencia nacional que tomaron sus casos. Tal vez esos otros casos antes citados pasaron desapercibidos a los ojos de una comisaría, de algún funcionario o de la Justicia. Es muy correcto dar el ejemplo en la administración pública, en el Gabinete y entre los colaboradores. Pero hay que actuar de modo similar en todas las instancias donde no se cumplan las normativas sanitarias de cuidado comunitario.