“Es impensable cerrar un barrio cuando conocemos los nexos”

A raíz del fallecimiento de una mujer de 69 años del barrio Los Paraísos, paciente con coronavirus, circularon versiones en Whatsapp y redes sociales acerca del cierre del barrio, el Gobierno salió a desmentir esos dichos.

02/10/2020 08:08

El miércoles por la tarde falleció la paciente de 69 años, internada con diagnóstico de COVID- 19 en el Sanatorio Nosiglia de Posadas, convirtiéndose en la cuarta víctima fatal de esta enfermedad virósica en la provincia.

Apenas 5 horas después de saber que su resultado de laboratorio dio positivo para el virus SARS COV-2 y pese a que en la primera mitad del día su estado era estable, la mujer se descompensó, tuvo una reducción brusca de saturación de oxígeno, un paro cardíaco y minutos antes de las 17 falleció. Sufría de diabetes e hipertensión, había ingresado al sanatorio el martes con fiebre y un cuadro de neumopatía, según confirmó el director médico del Nosiglia, Luis De Haro.

La paciente tenía nexo con el matrimonio y el bebé de tres meses notificados como positivos en el parte epidemiológico de este domingo 27.

Según fuentes consultadas por PRIMERA EDICIÓN, otros dos casos notificados como positivos esta semana también tuvieron el mismo nexo, aparentemente dos hermanos del padre del bebé.

Muchos vecinos de la mujer fallecida, que vivía en el barrio Los Paraísos de esta ciudad, entraron ayer en pánico y en las redes circulaba que había más de 37 contagiados.

Lo cierto es que el Ministerio de Salud Pública procedió a aislar a todos los contactos de la paciente fallecida, así como también lo hizo oportunamente con los que habían estado en contacto estrecho con el joven matrimonio, y la cantidad de aislados fue más alta que el promedio usual por caso -generalmente no superan los 10 aislados por paciente positivo- pues la mujer era muy activa y tenía muchos vínculos con sus vecinos.

De hecho, la cantidad de aislados es cercana a las 30 personas, lo cual no significa que hayan contraído el virus. Serán monitoreados diariamente por personal de salud y, en caso de presentar síntomas compatibles con la enfermedad, se los hisopará.

En los mensajes virales que circularon ayer se habló de un supuesto cierre del barrio por parte del Ejército, lo cual fue descartado desde el vamos por el Ejecutivo provincial, “es impensable cerrar un barrio o una ciudad cuando conocemos los nexos epidemiológicos y las personas que estuvieron en contacto están bajo aislamiento domiciliario”.

 

Grave y con respirador

En la madrugada del jueves, el paciente de 68 años internado con COVID-19 en el Hospital Fátima de Garupá pasó a recibir respiración mecánica.

Su estado es cada vez más crítico y hasta el momento no respondió a ningún tratamiento, pese a que el miércoles se le puso la segunda unidad de plasma de convaleciente. Según confirmaron a este Diario, la familia del paciente dio negativo para el nuevo coronavirus.

 

Cinco nuevos casos en Misiones

Además de la cuarta víctima fatal, el parte epidemiológico provincial de ayer notificó cinco nuevos casos de COVID-19 en Misiones: dos de ellos en Posadas, dos en Puerto Iguazú y uno en Oberá (el primero para ese municipio).

La paciente de Oberá es una mujer de 45 años, trabajadora esencial, cuyo nexo aún está en estudio y permanece en aislamiento domiciliario. En tanto, los dos nuevos casos de Posadas, una joven de 24 años que estuvo en Buenos Aires y está internada, estable; como un hombre de 68 años que sigue el tratamiento aislado en su domicilio, tienen nexo epidemiológico establecido, la primera por haber estado en un lugar de alta circulación viral y el hombre mayor por ser contacto estrecho con un caso confirmado.

En cambio, los dos nuevos casos de Iguazú, una mujer de 40 años y un hombre de 42, aún no tienen nexo establecido. Ambos están externados, bajo medidas de bioseguridad.

 

De los cuatro muertos, tres fueron mujeres

La primera víctima fatal del coronavirus en Misiones fue un camionero de San Vicente que contrajo la enfermedad en San Pablo (Brasil) y falleció en el SAMIC de Oberá el 23 de abril. El hombre tenía diabetes y sobrepeso.

El segundo caso mortal ocurrió el 10 de junio en el Hospital Madariaga, donde había sido trasladada un mes antes la mujer de 47 años, oriunda de Aristóbulo del Valle, por problemas cardíacos. La paciente habría contraído el virus en el mismo hospital.

El tercer caso mortal se registró el 18 de junio en el Hospital Madariaga: una mujer de 62 años con antecedente de asma que había ingresado una semana antes por insuficiencia respiratoria a la Unidad de Terapia Intensiva, en mal estado general, hemodinámicamente inestable y con asistencia respiratoria mecánica hasta el día de su muerte. La paciente vivía en un inquilinato y no se pudo encontrar a ningún familiar.

Ayer, después de tres meses y medio sin fallecidos por COVID-19, Misiones registró su cuarta víctima fatal: la paciente de 69 años con comorbilidades, entre las que se encontraba la diabetes y la hipertensión.