“Ayudaron a bajar las cifras de accidentes”

Lo afirmó Luis Di Falco, especialista en seguridad vial.

21/09/2020 09:23

Para el abogado y especialista en la materia Luis Di Falco, actual asesor del Consejo Provincial de Seguridad Vial de Misiones, “las multas sirven”.

De acuerdo a la mirada que brindó a este Diario, “independientemente de la pandemia, a nivel provincial las multas han hecho que bajen los índices de accidentes y por la misma razón los índices de muertes”, enfatizó.

Es que, comparativamente hablando con respecto a 2019, la provincia estaría rondando los 160 a esta altura del año; y por causa del aislamiento preventivo por el COVID-19 está justo en la mitad. “En ese sentido, la cuarentena fue un beneficio”, evaluó el especialista.

Para Di Falco, “en materia de tránsito y seguridad vial, las multas lograron que haya una leve merma en las estadísticas de siniestros en las rutas, hablando de las fotos multas y los radares. Éstos han servido para bajar un poco, y aunque leve, creemos que sigue siendo la medida más válida”, sostuvo.

“Hay que tener en cuenta que más del 50% de los fallecidos en accidentes de tránsito se dan en las ciudades y localidades de la provincia y no así en las rutas. La realidad es que un accidente en la ruta puede tener la espectacularidad que hace que salga en los medios y estemos una semana hablando del tema, pero la verdad es que se mueren de 3 a 5 personas por fin de semana en las ciudades a causa de accidentes viales. Por eso los operativos y las multas siempre van a ser la mejor opción”, insistió.

Di Falco apuntó que “el año pasado, depende a quien se le pregunte -porque tenemos cifras dispares- cerramos un año con más de 200 muertos, según datos de la Policía; en mi observatorio personal tengo registrados 289 y de acuerdo a (la ONG) Luchemos por la Vida, fueron 300. La verdad es que murió muchísima gente y la gran mayoría fallece en las ciudades, no en las rutas”, remarcó.

Al respecto, destacó también que “generalmente no se trata de turistas: el 95% de los muertos son misioneros, no visitantes. Entonces hay que saber que los radares y fotomultas sirven para evitar accidentes de turistas, pero también para evitar la muerte de cientos de misioneros”, apuntó.

 

Plan integral

“La solución de fondo, sin duda alguna es la Educación Vial. Sin embargo, es algo a trabajar durante mucho tiempo. Por ahora lo que queda es seguir tocando el bolsillo de quien comete la infracción”, se resignó el especialista.

Entretanto, para Di Falco urge poner en marcha un plan integral de seguridad vial en toda la provincia. “Todavía no lo hemos podido implementar por la pandemia, pero para que no volvamos a las tristes cifras previas, tenemos que trabajar urgente en cada área problemática con los recursos que se puedan llegar a conseguir para trabajar. Acá hay que atacar el problema real: cerca del 85% de los accidentados son motociclistas y nos falta un plan para aplicar con respectos a ellos”, enfatizó.

Defendió que “cuando se aplican multas elevadas, las infracciones -por ejemplo, llevar a más de dos personas en la moto- te va a pasar una vez. Después la persona se va a cuidar muchísimo”.

“Pasó con el tema de los cascos: durante mucho tiempo nadie los usaba, hasta que de repente salió la directiva de que había que usar sí o sí y no hubo concesiones. Hoy muy pocos incumplen”, graficó al respecto Di Falco.