Opositor ruso Navalny aseguró que está bien y planea regresar a Rusia

El principal activista contra el presidente ruso Vladimir Putin fue trasladado por avión a Berlín tras estar internado en Siberia por supuesto envenenamiento.

15/09/2020 10:28

Las primeras imágenes del líder opositor ruso Navalny con su familia tras un supuesto envenenamiento con Novichok.

El político opositor ruso Alexei Navalny compartió el martes una fotografía desde un hospital en Berlín, sentado en la cama y rodeado por su familia, afirmando que ahora puede respirar de forma independiente tras ser envenenado el mes pasado.

La foto, la evidencia más fuerte hasta la fecha de la recuperación de Navalny desde que enfermó gravemente el 20 de agosto en Siberia, fue seguida rápidamente por la confirmación de su portavoz de que planea regresar a Rusia.

Hola, soy Navalny. Los extraño a todos”, escribió en el pie de foto a sus seguidores de Instagram. “Todavía no puedo hacer casi nada, pero ayer pude respirar todo el día por mi cuenta. En realidad, por mi cuenta”.

Navalny, el principal opositor del presidente ruso Vladimir Putin, fue trasladado por avión a Berlín tras estar internado en Siberia. Alemania dice que las pruebas de laboratorio en tres países han determinado que fue envenenado con el agente nervioso Novichok, y los Gobiernos occidentales han exigido una explicación a Rusia.

Moscú ha calificado las acusaciones de infundadas. El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, reiteró el martes que Rusia está dispuesta a aclarar lo que le pasó a Navalny, pero que necesita acceso a la información sobre su caso desde Alemania.

Peskov dijo que Moscú no entiende por qué, si los laboratorios franceses y suecos han podido analizar sus muestras médicas, Rusia no tenía el mismo acceso.

El caso ha tensado aún más las relaciones entre Rusia y Occidente, luego de que Moscú anexó la región ucraniana de Crimea en 2014 y tras el intento de envenenamiento de un ex doble espía ruso con el mismo agente nervioso, Novichok, en Inglaterra en 2018.

La canciller alemana, Angela Merkel, enfrenta pedidos para castigar a Rusia con la suspensión de las obras del Nord Stream 2, un gasoducto casi terminado que transporta gas entre ambos países.

La fotografía mostraba al millonario mirando hacia la cámara, con su esposa Yulia sosteniéndolo con sus brazos y sus dos hijos observando.

En su publicación en las redes sociales, Navalny incluso hizo una broma, al comentar que respirar naturalmente era “un proceso asombroso, subestimado por muchos. Lo recomendaría”.

Navalni permanece ingresado en el hospital Charité desde el 22 de abril, dos días después de que supuestamente fuese envenenado en territorio ruso.

Desde su llegada a Berlín Navalny ha estado bajo protección policial con un dispositivo que ha sido reforzado después de que despertara del coma.

Navalny, opositor desde hace tiempo del presidente Vladimir Putin y un activista contra la corrupción, enfermó mientras volaba de regreso a Moscú desde la ciudad siberiana de Tomsk, donde se había reunido con aliados antes de la regional elecciones el mes de mayo pasado. Lo llevaron en camilla, inmóvil, desde el avión y fue rápidamente evacuado al hospital después de que el avión tuviese que realizar una maniobra de aterrizaje de emergencia en Omsk.

Según sus simpatizantes, el líder opositor había sido supuestamente envenenado y han argumentado que la tardía salida de Navalny del país se debió a que ciertas sustancias se vuelven indetectables con el paso del tiempo.

Un avión con equipamiento médico, pagado por la ONG alemana Cinema for Peace, fue el encargado de llevar a Navalny a Berlín, donde fue atendido en el hospital Charité.

Navalny ha sido una espina clavada en el costado del Kremlin durante más de una década, movilizando a multitudes de jóvenes en manifestaciones. Ha sido detenido repetidamente por organizar reuniones y mítines y ha perseguido corrupción sin descanso. Además, se le prohibió postularse como candidato a las elecciones presidenciales de 2018.

Fuente: Medios digitales