“A mi hermano le disparó la policía”

“Nos duele estar lejos y no poder hacer nada”, dijo a FM de las Misiones un hermano del joven misionero con muerte cerebral tras recibir un disparo en medio de un operativo en Río Negro. La familia sospecha de la versión oficial.

15/08/2020 10:22

LA VÍCTIMA. Cuatro policías fueron desplazados de sus cargos tras el hecho ocurrido en Cipolletti.

Un joven de 23 años e identificado como Franco Cabrera, oriundo de Apóstoles, se encuentra con muerte cerebral tras recibir un disparo en la cabeza en medio de un operativo policial, según precisó la prensa rionegrina.

La fiscalía de la ciudad de Cipolletti (Río Negro) investiga a cuatro efectivos -que ya fueron separados de sus cargos- por su intervención en el hecho, que fue perpetrado el pasado domingo.

Diarios de esa provincia consignaron que la víctima aún se encuentra en el hospital de la ciudad pero sólo con el objetivo de coordinar el operativo de ablación de órganos, ya que su estado sería irreversible.

Franco, de acuerdo a sus familiares, es el menor de cuatro hermanos y se encuentra en esa ciudad desde hace casi seis meses. Se dedica a la albañilería y carpintería. Justamente una propuesta laboral por ese último oficio lo llevó hacia esa provincia.

Según se pudo reconstruir en base a testimonios, el domingo al caer la noche Franco junto a un amigo ingresaba en moto al barrio Costa Norte de Cipolletti, una zona de chacras en las afueras de esa ciudad. Fueron perseguidos por un móvil policial perteneciente a la Comisaria Cuarta, que acudió ante una supuesta denuncia de vecinos por supuestos disparos.

El Gobierno de esa provincia informó que entonces hubo un presunto enfrentamiento con armas de fuego, a raíz del cual el joven misionero fue alcanzado por un proyectil que impactó en su cabeza dejándolo en estado crítico e irreversible: muerte cerebral.

Uno de los policías implicados en el nuevo caso de gatillo fácil de Cipolletti de Franco Cabrera está atravesando un juicio por la muerte de otro joven.

Se trata de Leandro Pastene quien está siendo sometido a juicio por la muerte de Santiago Sagredo ocurrido en abril de 2016 en el calabozo de la comisaria cuarta. Comisaría que tiene en su haber una larga lista de vejaciones, abusos, violencia, gatillo fácil e incluso estuvo también involucrada en el primer triple femicidio de la ciudad de Cipolletti.

 

Las dudas de la familia

En diálogo con FM 89.3 Santa María de las Misiones, Lisandro Cabrera, hermano de la víctima, manifestó que “dudo que Franco se haya enfrentado a tiros o disparos con la policía, como dicen el informe de la fuerza, él solamente entró a un barrio residencial con un amigo en la moto y hubo una persecución policial y les dispararon, uno de los proyectiles impactó en la cabeza de Franco y le dejó con muerte cerebral. Los médicos nos dijeron que está estable pero grave. Sabemos que hay cuatro agentes policiales removidos por lo que pasó y que las pericias las hace Gendarmería por orden de la fiscal. Nosotros no creemos en ese informe policial, justicia por mano propia no se puede hacer”, expresó.

Finalmente dijo que ahora “está en manos de Dios. Yo soy el hermano mayor y estoy acá en Misiones, el otro hermano en Buenos Aires y otra hermana en Santa Ana, sólo tenemos informaciones de las redes y medios rionegrinos. Franco es un muchacho trabajador lleno de vida porque el luchaba como siempre y era muy querido. No entiendo qué pasó, queremos que se esclarezca lo que pasó. Es muy lejos y es imposible viajar. No poder hacer nada es lo que más nos duele”, dijo Lisandro ya quebrado por la situación.