Estaciones de servicio quieren que la nafta aumente un 15%

Faruk Jalaf, titula de la CESANE, insiste en que el precio está retrasado pero reconoce que una suba fuerte podría causar más inflación. No saben cuándo se aplicará el incremento.

15/08/2020 07:59

PRECIO DIFERENCIADO. El titular de la CESANE se mostró de acuerdo con el pedido de Misiones a Nación.

La incertidumbre por un posible incremento en el valor de los combustibles y su preocupante efecto inflacionario, continúan dejando sin respuestas a los principales referentes del sector en todo el país.

Cabe recordar que hace una semana, el presidente de Yacimientos Petrolíferos Fiscales (YPF), Guillermo Nielsen, adelantó la intención de modificar los cuadros tarifarios. “Peor que la nafta cara es que no haya nafta”, había manifestado en declaraciones radiales.

Sin embargo, a los pocos días, el jefe de Gabinete, Santiago Cafiero, remarcó que el Gobierno tiene bajo estudio la estructura de costos de los combustibles, pero aclaró que todavía no se había tomado la decisión de autorizar los aumentos.

En relación a esto, entrevistado por FM 89.3 Santa María de las Misiones, Faruk Jalaf, presidente de la Cámara de Estaciones de Servicio del Nordeste Argentino (CESANE), comentó: “No tenemos ninguna certeza sobre la fecha en la que pueda aumentar el combustible, porque en el mismo Gobierno hay discordancia sobre esto”.

“Sabemos que los precios están retrasados. La nafta súper, que es nuestra referencia, siempre costó 1 o 1,05 valor dólar por litro, pero en este momento si lo cotizamos con el dólar más barato, ronda los 0,72 o 0,73 centavos”, contextualizó.

Además remarcó que “si se regula por el dólar oficial, el próximo aumento tendría ser de un 15% aproximadamente. Pero eso no se va a dar, porque la aplicación de una carga tan brusca provocaría mucha distorsión en todo sentido, incluso afectaría a las mismas estaciones de servicio porque no podrían reponer. Además actuaría como detonante de la inflación y la medida se volvería muy antipopular. Por eso, creemos que si llega a darse un aumento puede oscilar alrededor de un 6%”.

Sin embargo, apuntó que “Cafiero dijo que no está en agenda, que no hay decisión al respecto. El presidente (Alberto Fernández) está en la misma posición, por eso no tenemos certeza si habrá una suba, cuándo o de qué importe sería”.

“Siempre nos enteramos una hora antes que se apliquen las subas. A veces nos enteramos al otro día. Esto pasa porque la modificación se aplica siempre de noche, en horarios que el dueño por ahí ya ni está en la estación. Los precios son cambiados desde Buenos Aires y son informados por Internet. Siempre se corren esos riesgos”, cuestionó.

“Al que pueda cargar combustible ahora que lo haga, eso no está de más, pero no hay nada seguro sobre un próximo incremento de las tarifas”, aconsejó y agregó: “Este fin de semana es largo, es algo que también desorienta un poco, sin embargo no tenemos certeza porque no hay ninguna información, solamente podemos adelantar suposiciones nuestras”.

“Las estaciones de servicio no son formadoras de precio. Si el Estado o las petroleras nos informaran a tiempo podríamos comunicar eso a los clientes”, subrayó Jalaf y añadió: “Estas especulaciones lo único que traen es más incertidumbre, si entre ellos no se ponen de acuerdo para nosotros es grave”.

Por otra parte, solicitó que “si realmente van a aumentar el precio un 5% o 6%, que nos den un punto porcentual de eso directamente a las estaciones de servicio, teniendo en cuenta la crisis que estamos viviendo con un nivel de venta que oscila un 50% de lo normal y no alcanza para cubrir los costos”.

 

Cuarentena y precio diferencial

El titular de la CESANE evalúo los graves efectos de la pandemia y el aislamiento social, para el desarrollo de la actividad, señalando que “desde un principio fuimos considerados esenciales pero solamente para los gastos, no para ayudarnos. Esenciales eran las actividades de supermercados y farmacias que hasta tuvieron incrementos de sus ventas, pero eso no se dio con nosotros que en marzo y abril solamente vendíamos el 10%, eso no alcanzó ni para cubrir los gastos mínimos de luz y agua”.

“Después se contempló esa situación y nos ayudó la actividad corporativa que tenemos las cámaras en Buenos Aires y el apoyo del sindicato”, expresó en referencia a la importancia de obtener la Asistencia para el Trabajo y la Producción (ATP), volcada hacia los salarios de los empleados.

Por otro lado, volvió a hacer hincapié en la necesidad de lograr un precio diferencial en la región, considerando las dificultades en Misiones, por ser zona de muchas fronteras extranjeras.

“Hace años venimos reclamando un precio diferencial para toda la provincia, que sea considerada una zona especial porque el 90% de nuestro territorio limita con países vecinos y tenemos diferencias por los problemas del tipo financiero, devaluación de la moneda y la menor carga impositiva que tienen en esos países”.

“Por otro lado consideramos que al no tener gas, correspondería para todo el NEA un precio diferencial en los combustibles líquidos porque estamos en desventaja con otras provincias del país. Por ello apoyamos plenamente las tareas que está realizando el Gobernador en ese sentido”, finalizó.