El asesino de Joel Vera admitió su culpa y acordó pena de 13 años

Se trata de un joven de 23 años, quien mató de una puñalada al adolescente en una plaza del barrio 20 de Junio de Eldorado, a mediados de junio de 2017. La víctima fue atacada cuando compartía unos mates junto a la ex-novia del agresor.

31/07/2020 20:12

El joven de 23 años acusado de asesinar al menor Matías Joel Vera (15), admitió su responsabilidad penal en el hecho y ahora será condenado a 13 años de prisión, señalaron las fuentes.

Fue mediante un juicio abreviado que se llevó a cabo en las últimas horas en el Tribunal Penal 1 de la ciudad de Eldorado.
El crimen del adolescente y que conmovió a gran parte de la sociedad eldoradense, fue perpetrado a mediados de junio de 2017, en una plaza de la citada localidad del Alto Paraná.

Las fuentes confirmaron a PRIMERA EDICIÓN que la condena que recibirá el sospechoso quedará firme una vez que el acuerdo entre las partes quede homologado por el mencionado Tribunal.

El joven admitió su responsabilidad por el delito de “homicidio simple”, la misma calificación con la que en su momento lo acusó formalmente la jueza Nuria Allou, titular del Juzgado de Instrucción 2 de Eldorado y que estuvo al frente de la investigación.  El detenido continuará alojado en la Unidad Penal III del Servicio Penitenciario Provincial (SPP), en esa misma localidad.

En plena vía pública

Alrededor de las 22 de ese lunes 12 de junio de 2017, Matías Joel Vera se hallaba junto a otra menor de 14 años en la plaza del barrio 20 de Junio, emplazada entre las calles Rivadavia, Francisco Solano López, Coronel Oviedo y 14 de Mayo de Eldorado. Tanto la víctima como la joven tomaban mate cuando se presentó en la escena la expareja de la adolescente, un muchacho que en ese entonces tenía 20 años, domiciliado en el barrio Puerto Pinares del kilómetro 1.

De la reconstrucción realizada por los investigadores de la Unidad Regional III surgió que primeramente el recién venido encaró a la menor, a quien le exigió respuestas sobre el por qué del final de la relación. Acto seguido, habría amenazado e incluso iniciado una agresión verbal que rápidamente pasó a lo físico en contra de la víctima.

La autopsia confirmó que el adolescente recibió un solo puntazo en el abdomen. Fue derivado de urgencia al SAMIC, donde pese al esfuerzo de los médicos, dejó de existir alrededor de las 10.50 del martes 13 de junio. El sospechoso logró darse a la fuga con el arma homicida, aunque la presión ejercida por los investigadores derivó en su entrega, el jueves 15 de junio.

Antes de presentarse en la comisaría, el acusado hizo trascender a los medios un mensaje de voz vía WhatsApp en el que confesaba el crimen, aunque aseguraba que había forcejeado con Vera, quien “cayó” sobre el cuchillo que la propia víctima había traído, siempre según sus dichos.

Sin embargo, ese mismo día pero por la tarde, la principal testigo rompió el silencio -también vía WhatsApp- y desacreditó aquella versión. Aseguró que el imputado llegó armado y, pese a que trató de frenarlo, atacó sin motivo alguno a Vera.