COVID-19: el nuevo test argentino podría producir 80 mil kits semanales

Luego de la aprobación de la ANMAT comenzaron con la elaboración de las primeras 40 mil unidades que utilizan la tecnología RT-PCR y que permitirá resultados listos en una hora y media.

16/07/2020 08:11

La Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología (ANMAT) validó un test desarrollado en Argentina por científicos locales. Se trata de un Kit que busca llegar a todos los centros de salud del país y también poder ser enviado al exterior para tener resultados precisos utilizando la tecnología RT-PCR.

El producto fue desarrollado por las empresas biotecnológicas argentinas Argenomics y ZEV Biotech e inicialmente elaborará unas 40 mil unidades semanales aunque podría extenderse al doble, de acuerdo al requerimiento de los centros médicos para el control del avance de la pandemia de coronavirus.

En comunicación con FM de las Misiones, la radio de PRIMERA EDICIÓN, el director de ZEV Bistec, bioquímico Maximiliano Irisarri, detalló en qué consiste el tes denominado CoronARdx®: “es un test basado en la tecnología Real Time PCR, la cual decidimos utilizarla al ser el método de referencia a nivel mundial que todos conocen el funcionamiento del algoritmo médico. De hecho, el mismo ANLIS Malbrán utiliza esta tecnología para el diagnóstico. Esto va en línea con la política de Estado de lograr equipar a todos los centros con equipos RT para enfrentar esta pandemia”.

En cuanto al surgimiento de este test, precisó que “fue a través de la unión de empresas argentinas, especialistas en esta técnica, para diagnóstico también de otro tipo de patologías. Por ello ya conocíamos la tecnología para un desarrollo iDD con la aprobación de la ANMAT. Hace unos tres meses iniciamos este camino con el apoyo de varios ministerios e incluso el ANLIS Malbrán, que nos brindó las muestras validadas para avanzar con los estudios”.

Irisarri apuntó a que en la elaboración de este insumo “el costo es competitivo e incluso inferior a lo importado hoy en día, con lo cual representaría un beneficio para el Estado al ser un desarrollo también de empresas argentinas. Más allá de permitir de esta forma un trabajo y sueldo en el país, junto con el desarrollo propio, permitirá pensar en una exportación y de momento ya tenemos varios pedidos en el interior”.

En materia de producción, indicó que “nuestra capacidad es de 40 mil kits para diagnosticar unas 40 mil personas por semana pero de ser necesario podemos duplicar la producción y llegar a los 80 mil test. Todo será en función de lo que el Estado necesite”.

 

La ciencia en Argentina

Asimismo, el bioquímico remarcó que “en el mercado ya existen tres kits producidos a nivel nacional, lo cual habla muy bien del estado de la ciencia en el país. Nos enorgullece todo lo que sucede en Argentina, porque desde el Estado han apoyado otros test nacionales y demuestra que hay mucha capacidad en la ciencia a nivel local. La pandemia a nivel mundial necesitaba que los científicos desarrollemos estas herramientas que entre todas se complementan, ya que dan informaciones diferentes desde cada ámbito”.

Luego de la aprobación de la ANMAT “ya iniciamos la producción del primer lote. Calculamos que la demanda será muy grande, por lo cual estamos expectantes a los pedidos. La realidad es que cuantos más test se hagan mucho mejor para el país porque también contribuyen a buscar los asintomáticos, como han hecho en otros lugares como Corea, para sobrellevar la pandemia”, agregó.

Respecto al funcionamiento de los test, Irisarri contó que “dependiendo el equipo, el resultado toma entre una hora a hora y media, luego de la extracción de una muestra del virus. Además, están otras cuestiones operativas dentro del laboratorio con el manejo de las muestras que también llevan su tiempo, por eso se demora ese tiempo pero según la cantidad analizada los resultados podrían estar listos en el día o al siguiente”.

 

Los análisis

Sobre los RT-PCR, Irisarri aclaró que “los métodos Real Time tienen el mismo período de tiempo en el resto de los test. Nuestro objetivo era un producto de alta calidad, que sirva para el pueblo argentino pero también para exportarlo. Sucede que la FDA aprueba kits con 60 muestras analizadas. En cuanto a nosotros, el ensayo de validación nos llevó 325 muestras que nos permitieron tener desde el Malbrán. También brindamos a otras instituciones del país nuestro kit, como el hospital Italiano, para probar en testeos independientes. En ese sentido, estamos muy orgullosos. Además, nos tomamos el tiempo de conseguir paneles internacionales para testear todos los virus que existen y causan enfermedades respiratorias para determinar que no exista reacción cruzada con otros virus”.