Compras online: “Hubo muchos incumplimientos y pocos controles”

El abogado de ADECUA, Osvaldo Riopedre, consideró que los consumidores padecieron abuso en las relaciones con las empresas durante la cuarentena.

30/06/2020 08:25

CAMBIO DE HÁBITOS. Las compras online llegaron para quedarse, pero se deben aceitar los mecanismos.

Durante el aislamiento social, preventivo y obligatorio se produjeron cambios en los hábitos de consumo por parte de la población. Es que durante la cuarentena creció la modalidad de compras online para los distintos rubros.

En este contexto el abogado de la Asociación de Defensa de los Consumidores y Usuarios (ADECUA), Osvaldo Riopedre, manifestó en la FM 89.3 Santa María de Las Misiones que “hubo muchos incumplimientos y pocos controles”.

Además consideró que en esta pandemia “como consumidores padecemos” las relaciones entre consumo y empresas.

“Hay muchos aprovechamientos, muchos incumplimientos y pocos controles. Se da una conjugación de hechos y vulneración de derechos, la gente por un lado no tiene dónde reclamar y por otro la empresa o el Estado no se hacen cargo en lo que corresponde al control y al cumplimiento”, expresó el abogado.

Riopedre se refirió a las compras online y comentó que las principales denuncias en estos casos se deben a las demoras en las entregas o a que estas no llegan a destino.

“Las compras online son una nueva modalidad que creo están para quedarse y si funcionaran todo sería mucho más práctico y mejor. El problema está en las entregas, muchas veces se echan la culpa entre quien está a cargo de entregar el producto y el que lo vendió”, señaló.

Y ejemplificó que “una persona denunció que había comprado un producto electrodoméstico relativamente pesado y le llegó un ladrillo”.

“Tenemos casos de compras en hipermercados de hace 20 días o un mes que no se entregaron, en otros que aparecieron a las 12 de la noche con la compra pretendiendo que la gente la reciba, son situaciones violentas”, apreció.

En este sentido, sostuvo que los consumidores no conocen sus derechos y que las empresas tampoco los hacen conocer. “Si me compro una heladera, y la compré online, la Ley de Defensa del Consumidor prevé que yo me puedo arrepentir de la compra 10 días después de haber recibido el producto, por supuesto que no lo tengo que usar; o en caso de no haberlo recibido puedo arrepentirme de la compra. Ahora, nosotros le decimos a la gente que puede hacer uso de esta opción, pero también hay que considerar que los valores de los productos cambian a causa de la inflación, de la recesión, del por si acaso; y lo que hoy se compró a 20 mil pesos, la semana que viene ya está 22 mil entonces se pierde plata”, adujo el abogado.

Consultado sobre qué se debe hacer en caso de que el producto recibido no sea igual al de la foto que se muestra en la página del vendedor, Riopedre expresó que el consumidor “puede devolverlo y se le tiene que devolver la plata. El problema es que esa parte no está aceitada. Muchas veces no se devuelve la plata con la misma rapidez con la que se saca. Lo que le decimos a la que gente es que, si no le cobró aún el producto en el resumen de la tarjeta de crédito, vaya al banco emisor y diga que no se le descuente porque la compra está anulada conforme a la Ley de Defensa del Consumidor, Artículo 30 y siguiente”.

Asimismo, sostuvo que si bien hay mucho desconocimiento de los derechos, “poco hacen el que vende y el Estado para que se conozcan. Si uno tiene que tener un abogado o un escribano todo el tiempo, estamos mal. Más allá de que las leyes pueden ser desconocidas, se tiene que tratar de hacerlas conocidas”, apuntó.

Para finalizar, opinó que “está bien denunciar cuando hay incumplimientos, sin embargo otra cosa es hacer de inspector. El consumidor está para comprar y si hay algún tipo de desvío denunciar, pero esto no significa que tenga que salir con una lista de precios para ver si se cumplen o no, eso le corresponde al Estado nacional, provincial y municipal”.

 

Emisión de facturas

En relación al consumo doméstico, el abogado de ADECUA, Osvaldo Riopedre, destacó que durante la cuarentena hubo problemas con la obligación de las empresas de emitir las facturas en papel y entregarlas al usuario, tanto para el pago de servicios como para tarjetas de créditos.

“Eso no se hizo en el caso de las facturas de servicios y el resumen de tarjetas de crédito lo cual es muy grave porque entonces está todo a cargo del usuario, cuando en realidad la ley obliga al banco o la empresa a recordarle y entregarle el papel físico al usuario. Yo tengo que tener la factura o el resumen para saber qué me están cobrando”, explicó.

Consultado sobre la continuidad de los programas de “Precios Máximos de Referencia” y “Precios Cuidados”, el abogado expuso que siempre están de acuerdo con todo lo que sea beneficioso para el consumidor, aunque consideró que “una cosa es que sea a través del consenso y otra que sea forzado”.