El aislamiento produjo un aumento de casos de niños vulnerados

La convivencia ininterrumpida y la suspensión de clases dificultaron las posibilidades de pedir ayuda o denunciar.

28/06/2020 10:22

EN CASA. Ocho de cada diez situaciones de violencia son domésticas y los agresores suelen ser hombres.

El aislamiento social, preventivo y obligatorio, aumentó la exposición de los niños, niñas y adolescentes a situaciones de violencia en el hogar: la convivencia ininterrumpida y la suspensión de clases limitan y dificultan las posibilidades de pedir ayuda o hacer una denuncia.

Y es que hasta hace algunas semanas, los únicos que no podían salir de sus hogares, eran los niños. A pesar de que recientemente esto cambió y se habilitaron las salidas recreativas para los chicos, las mismas son todavía restringidas. Además, ante la imposibilidad de asistir a la escuela, y con sus maestros o vecinos que no pueden percibir la situación de violencia, muchos chicos silencian lo que están viviendo.

“La cuarentena hizo que los chicos no tengan los suficientes recursos como para poder salir de las situaciones de violencia”, dijo a PRIMERA EDICIÓN el abogado y coordinador del área jurídica de la Defensoría de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes, Marcelo Sussini.

Es por ello que “desde que comenzó la cuarentena, nos comunicamos con las diferentes áreas de niñez a nivel municipal para trabajar en conjunto y establecer líneas de ayuda y denuncia exclusivas para estos casos”, contó y agregó que “ya tuvimos un caso en la provincia de un vecino que se comunicó a través de estas líneas de ayuda porque un niño de su barrio sufría violencia, y se pudieron efectuar las intervenciones necesarias”.

Y en relación a esto aclaró que “según las referencias que tuvimos, los que se comunicaron para denunciar casos de violencia, fueron los vecinos que ya sabían o que escuchaban gritos o ruidos”.

Por otra parte, además de las líneas telefónicas, el abogado adelantó que cuando el aislamiento social y obligatorio se termine, “vamos a tener un espacio donde los niños van a poder contar todo lo que vivieron, porque es muy difícil que hoy en día puedan contactarse de manera directa”.

 

Violencia directa e indirecta

Según los datos del último informe del observatorio del IPEC, la violencia familiar se triplicó con respecto a las cifras del año pasado. “Considero que en los hogares donde hay violencia, todos los que vivan allí van a padecer de manera directa o indirecta algún tipo de violencia”, dijo.

En este sentido, “si los hijos ven como su papá está maltratando de manera directa a su madre, por ejemplo, los niños también sufren violencia, aunque de manera indirecta por ser testigos de esa situación. Capaz todavía no la consideramos como violencia, porque está un poco invisibilizada, pero lo cierto es que lo es”, sostuvo.

 

Asesoramiento a docentes

Sussini aseguró que, en lo que respecta a las denuncias por casos de violencia infantil, “los docentes siempre son un factor clave, porque en el aula es donde se genera una confianza entre el niño y su maestro y generalmente se animan a contarles lo que están atravesando”.

Por eso, “desde la defensoría venimos trabajando para asesorar a los docentes y que tengan las herramientas necesarias para actuar ante una situación de violencia o abuso infantil”, explicó y destacó la importancia de “generar los espacios que permitan trabajar de manera integral”.

 

Ciberacoso

Pese a no tener cifras concretas, “en esta época se visibilizaron muchos casos de grooming y de cyberbullying”, dijo el coordinador del área jurídica de la Defensoría de los Derechos de los Niños, Niñas y Adolescentes.

Y es que “el bullying siempre existió, pero ahora la única manera de hacerlo es a través de sistemas informáticos o utilizando las redes sociales. Ahora la forma de ejercer esta violencia entre pares, es a partir de las redes”, explicó.

 

No discrimina sectores sociales

Según el director de Niñez de la OMS, Alejandro Malatesta, pese a que la pandemia “no nos tomó a todos por igual, principalmente en términos económicos”, lo cierto es que en términos de violencia, “la pandemia no discrimina”.

Cabe destacar que en la publicación “Violencia contra niñas, niños y adolescentes”, realizada por el Ministerio de Justicia y UNICEF, se destaca que el 74,2% de los agresores son hombres (padre, 25%; padrastro, 21%; tío, 13,8%; abuelo, 8,5%; hermano, 4.6%; novio, 1% y exnovio, 0,3%).

En esta misma línea, un estudio realizado por diversos organismos de la ONU, concluyó en que “uno de cada dos niños en el planeta, se ven sujetos cada año a violencia física, sexual o psicológica, lo que puede causarles traumatismos, discapacidad o muerte”.

 

Contacto

Finalmente, desde la defensoría recordaron que, si durante el período de aislamiento necesitan realizar consultas vinculadas con vulneraciones de derechos de niños, niñas y adolescentes en nuestra provincia, pueden contactarse a través de sus redes sociales como Defensoría NNyA Misiones. También mencionaron que las líneas de comunicación habilitadas son la 102, 911 y 137.

 

#EnCasaSinViolencia

Se trata de una campaña de Facebook y UNICEF con el objetivo de difundir información de concientización y prevención del abuso sexual contra niños y niñas durante el aislamiento.

La campaña interpela a las personas que están al cuidado de niños, niñas y adolescentes, para que estén atentos a sus cambios de comportamiento: la irritación, angustia, incremento de pesadillas, ansiedad, ira, rechazo a alguna persona o depresión pueden ser manifestaciones que podrían indicar posibles situaciones de abuso o de alguna otra vivencia como la violencia física o emocional.

En el caso de los adolescentes, es clave comprender sus hábitos en el mundo digital, fomentar la búsqueda de contenidos de calidad y evitar que accedan a contenido inapropiado, remarcando lo importante que es que cuiden su privacidad y seguridad en redes sociales para evitar el cyberbullying, grooming, exposición no consentida o experiencias negativas en Internet.