Poca urgencia en diputados para tratar el impuesto a la riqueza

Aunque no se conoce la letra chica, el proyecto contemplaría una alícuota inicial de 2% y llegaría hasta un máximo de 3,5%.

21/06/2020 16:45

Imagen ilustrativa

Pese a que Carlos Heller aseguró el 14 de abril que el proyecto ya estaba listo, el Impuesto Extraordinario a la Riqueza que impulsó el kirchnerismo con un tibio apoyo del presidente Alberto Fernández aún no se conoce y, si bien podría ingresar en los próximos días, no está claro que vaya a ser aprobado.

Aunque no se conoce la letra chica, el proyecto contemplaría una alícuota inicial de 2% y llegaría hasta un máximo de 3,5% sobre los tramos más altos (a partir de $3.000 millones) del patrimonio a gravar.

El aporte extraordinario permitiría recaudar más unos $300 mil millones, que según destacaron en un principio los impulsores del proyecto, se destinarán a financiar proyectos vinculados a la generación de infraestructura básica en barrios populares en la salida de la pandemia.

Sería muy raro que el proyecto sea tratado esta semana, aunque eso señalan algunas fuentes del kirchnerismo, ya que cerca de la oposición sostienen que Sergio Massa no tiene demasiadas intenciones de tratarlo.

Un dirigente del lavagnismo aseguró a NA que el presidente de la Cámara Baja despliega su juego propio y no se preocupa demasiado por seguir la agenda presidencial, algo que se replicó en materia del caso Vicentin.

Además aseguró que algunos proyectos que Roberto Lavagna pidió directamente a Alberto Fernández y este le dijo que se encargaría, como la Ley de Economía del Conocimiento, tampoco ingresaron al recinto.

De hecho, ni siquiera está claro cuántos votos se necesitarán para aprobar la iniciativa debido a que los impuestos necesitan mayoría absoluta, una cantidad superior a la mayoría simple, que se cuenta entre los presentes.

También aparecieron varias presiones externas a la Cámara para apagar la iniciativa que genera ruidos en un momento en que el país necesita credibilidad e inversiones.

Se vio en el comunicado del Foro de Convergencia Empresarial -que reúne unas 35 cámaras-, que destacó que “los proyectos de crear nuevos impuestos al patrimonio y a las ganancias de las empresas es un antecedente sumamente negativo para recrear el clima de inversión”.

Fuente: Agencia de Noticias NA