Depredaron varios ejemplares de lapacho negro en Garupá

No contaban con la correspondiente excepción de Ecología. Los responsables ocultaron los rollos, que aún no fueron hallados por los técnicos de Flora y Fauna.

18/06/2020 11:15

Empleados de Obras Públicas de este municipio extrajeron de forma impropia dos ejemplares de lapacho negro, un Monumento natural provincial que está protegido por la Ley XVI-Nº9 (ex 4.318/06). El caso fue denunciado ante el Ministerio de Ecología por vecinos de la zona donde se produjo la tala ilegal y desde la cartera ambiental se labraron las correspondientes actas.

La extracción de los valiosos árboles ocurrió el miércoles 10 de junio, pasadas las 8 de la mañana, en el barrio Los Potrillos, cercano a “La Saladita de Garupá”.

El ruido de las motosierras y el jolgorio de los trabajadores alertó a los vecinos e inmediatamente se informó a las autoridades de Ecología para que intervengan en el caso; sin embargo, éstos no sólo no pudieron evitar lo ocurrido, sino que además, cuando técnicos del departamento de Flora y Fauna fueron a realizar las actuaciones pertinentes, los rollos ya habían sido removidos del lugar.

Previamente, los ejecutores de la tala habían intentado taparlos cubriéndolos de ramas. El terreno donde se encontraban los lapachos forma parte de la “zona de obra ut-supra”, donde Ecología constató que la actividad por urbanizado no sólo generó daños en la flora por la apertura de calles, sino que se incurrió en una infracción. Por ello, se tomarán medidas adicionales en los próximos días.

 

Temor a represalias

Versiones de testigos anónimos, quienes pidieron a PRIMERA EDICIÓN la reserva absoluta de su identidad por temor a represalias, señalaron que la madera habría sido escondida bajo tierra en un predio lindante a la estación de Bomberos de esa localidad, en un hueco de grandes dimensiones para el cual se habría requerido maquinaria especializada. La acción se cubrió colocando los rollos debajo, luego fueron tapados con tierra y encima se colocaron dos containers llenos de escombros.

Este detalle, según pudo saber este Diario a través de fuentes del Ministerio de Ecología, fue aportado por los vecinos y el hecho derivará en una investigación para llegar “hasta las últimas consecuencias”, se comprometieron.

Sobre el caso, que conmovió a toda la localidad y obligó a la intervención de funcionarios provinciales, también fue consultado el intendente Luis Ripoll, quien aseguró a este Diario desconocer la situación.

“Me enteré sólo por comentarios y no puedo dar una versión de algo que sólo se por rumores. Lo haré cuando me interiorice”, se excusó.

 

Asunto nacional

Recientemente el diario digital ElTucumano.com reflejó una crónica sobre la tala de un ejemplar de lapacho talado ilegalmente porque obstruía un garaje.

Por el caso, la Municipalidad de San Miguel de Tucumán enfrentó una causa por violación al artículo 41 de la Constitución Nacional referido al cuidado del medio ambiente, en vista de que aprobó la obra y fue obligado a reparar el daño en beneficio de la comunidad.

Para recomponerlo, como primera medida, la empresa responsable de aquella obra anunció que plantarán diez ejemplares de lapachos en coordinación con Espacios Públicos de esa comuna.

 

Monumento natural

El Lapacho Negro se encuentra protegido desde 2006 por la Ley provincial XVI-Nº91 (ex 4.318). Mediante ella, fue declarado “Monumento Natural Provincial” y su flora declarada “Flor Provincial”, por ello es “de interés público” y no puede ser talado para su aprovechamiento, ya que está prohibido en todo sentido. Ni siquiera las empresas forestales tienen permitida su tala.

En el caso de que hubiera un motivo excepcional para tumbarlo, por ejemplo que exista un riesgo para la vida humana, lo primero que hay que hacer es justificarlo y para ello es obligatorio hacer todas las gestiones ante la autoridad de aplicación de los monumentos provinciales, que es el Ministerio de Ecología; y si llegara a ser necesaria su extracción -porque no existe otra opción- debería ser el mismo Ministerio quien lo autorice.

Para el caso de Garupá, desde la cartera ambiental confirmaron que no hubo ningún tipo de permiso solicitado previamente.

Si su tala no puede ser justificada como caso excepcional, las personas y organismos públicos están obligados a usar toda su creatividad en cualquier obra de infraestructura -sea la traza de caminos, calles o un edificio- para evitar la extracción del monumento provincial.

El metro cúbico de la madera de lapacho supera los 2.500 dólares, valor que se acrecienta en el “mercado negro” por ser una especie protegida en el mundo y por ese mismo motivo se lucha contra su tala ilegal.