“El yaguareté no se salva solo”, advierten

El proyecto “Cuidado Compartido”, de Grupo Solidario, ya trabaja en el Parque Salto Encantado y sus alrededores.

18/06/2020 09:42

Preservar al yaguareté de una forma participativa, haciendo que la comunidad se involucre y que además se comience a trabajar en un desarrollo sustentable para cuidar y preservar la biodiversidad de la provincia es la apuesta de la Asociación Civil Grupo Solidario, que lleva adelante acciones en el Cuña Pirú, Salto Encantado, Cerro Moreno y Aristóbulo en el marco del proyecto “Yaguareté, Cuidado Compartido”.

“Hay que entender que el yaguareté no se salva solo: hay que trabajar comprometiendo a todos los actores de la sociedad en la medida de lo posible, con todas sus responsabilidades”, planteó en diálogo con FM de las Misiones 89.3 Mariana Parra, la coordinadora del proyecto que cuenta con financiamiento del concurso “Pequeñas Donaciones “del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD) y con el apoyo del Ministerio de Ecología de Misiones.

Contó que trabajan desde “una perspectiva integral, holística. Entendemos que mientras haya hábitat, el yaguareté va estar. Por eso desde Grupo Solidario venimos desplegando hace varios años una serie de acciones en la zona de Salto Encantado y alrededores”.

“El trabajo que vamos a desarrollar tiene cuatro componentes. En principio, comenzamos con la planificación con guardaparques para recopilar la memoria ancestral vinculada al yaguareté, a la población y al monte nativo, esos relatos que nos ayudan a deconstruir eso de que el bicho ataca, sino más bien cómo podemos conservar, cuál es su función en la selva, qué nos está alertando su ausencia. Otro componente es el desarrollo de herramientas de gestión, para el fortalecimiento del rol de los guardaparques, de los actores vinculados al control y monitoreo, para construir un marco de gestión participativo”, detalló.

En ese sentido -apuntó Parra- “nos parece importante monitorear participativamente: no se trata sólo de poner cámaras trampa, esto lo viene haciendo la Red Yaguareté y otros actores; queremos sumar e incorporar a la comunidad en la creación de un espacio de educación ambiental en el Parque Salto Encantado. Creemos que desde ahí se puede generar una estrategia de trabajo con docentes y estudiantes como para ir formando nuevas generaciones en este tema”, se ilusionó.

 

“Amenazas estructurales”

Parra recordó que “en la Selva Paranaense hay entre 70 y 90 ejemplares” de yaguaretés, lo que calificó como “poco” teniendo en cuenta que “Misiones es la capital de la biodiversidad, es el último pulmón verde de la región, y sin embargo tiene una amenaza vigente que tiene que ver con el avance de la frontera agrícola, con la caza, con el conflicto del yaguareté y el ganado, con el atropellamiento de fauna silvestre, con el desmonte. Contra estas cuestiones estructurales hay que trabajar en pos de un desarrollo sustentable que integre producción y ambiente”.