Rectores universitarios buscan un progresivo regreso a las aulas

En la mayoría de las casas de altos estudios hay problemas con un porcentaje de alumnos sin conectividad. Avanzan en protocolo sanitario unificado para pedir la vuelta.

17/06/2020 11:02

UN FORO MISIONERO. Autoridades de las cuatro universidades misioneras iniciaron un diálogo conjunto

Las autoridades de las universidades nacidas en Misiones, se reunieron de manera virtual para evaluar el proceso de formación académica, a partir de la virtualidad. Del encuentro, saldrán planteos al Ministerio de Educación de la Nación, al Consejo Interuniversitario Nacional (CIN) y de Rectores de Universidades Privadas (CRUP). Entre ellos, la posibilidad de conseguir una autorización para el retorno progresivo a las aulas.

Advierten que hay un porcentaje de estudiantes universitarios que tiene problemas de conectividad y, por lo tanto, no logran acceder al conocimiento académico como lo hacen quienes sí tienen un servicio regular de Internet.

De la charla online participaron la rectora de la Universidad Nacional de Misiones (UNaM), Alicia Bohren; de la Universidad Nacional del Alto Uruguay (UNAU), Margo Ibáñez; de la Universidad Gastón Dachary, Ricardo Biazzi; y de la Universidad Católica de la Misiones (UCAMI), Ana María Foth junto a los vicerrectores de las casas de altos estudios mencionadas.

En diálogo con FM de las Misiones 89.3, Biazzi admitió que “hay decisiones que nos superan ampliamente incluso en la autonomía de nuestras universidades, tanto jurisdiccionales como federales. Hay muchos aspectos que dependen de la Presidencia de la Nación, la Jefatura de Gabinete o el Ministro de Salud nacional. Incluso en la Provincia como es, por ejemplo, todo el tema del protocolo para intervenir en esta política de distanciamiento social”.

Explicó que todas “nos estamos ajustando a lo que dispone el Gobierno provincial para sostener las actividades dentro de nuestras casas. Ese protocolo establece que hay excepciones de atención administrativa, de profesores a alumnos, con un cupo y con un ordenamiento de horarios y espacio físicos. Ya hablamos de tomar exámenes de manera virtual o, excepcionalmente, en casos en los que se pueda hacer de manera presencial hasta que se vuelva a la actividad”.

“La idea es compartir y escuchar las experiencias para ir avanzando en un protocolo para el regreso a la presencialidad”, dijo a PRIMERA EDICIÓN el secretario de Legal y Técnica de la Universidad Nacional del Alto Uruguay (UNAU), Santiago Koch y agregó que “nosotros estamos bastante avanzados con algunas medidas y capaz le sirve de ejemplo a otras y viceversa”.

En ese sentido, Biazzi explicó que “La realidad de la UNaM, que es la más grande y más antigua, o el caso de la UCAMI o el de la UNAU y la nuestra son diferentes en el dictado de clases. En general, la problemática más dura que se planteó desde las casas de estudios, es que advierten falta de conectividad o de acceso a las tecnologías indispensables para la educación a distancia. Entonces, la brecha digital que se produce, necesita el refuerzo de las instancias oficiales o de las propias instituciones para achicar esa brecha, para que todos puedan socializar y tener el conocimiento científico, la formación académica sin el inconveniente de esas carencias”.

“Si tuviéramos que señalar un punto de coincidencia, es que se han hecho esfuerzos muy significativos las cuatro universidades, con docentes y alumnos con muy buena predisposición para asumir la gravedad del momento que se vive por la pandemia, y seguir con la actividad para no frenarla”, destacó. Pero, “en algunos casos, hay que solucionar la ausencia de la plataforma o infraestructura tecnológica para dejar en igualdad de condiciones para atender la actividad educativa como normalmente se puede desarrollar”, finalizó.

 

“Hay que buscar la normalidad”

El rector de la Universidad Gastón Dachary, Ricardo Biazzi, sostuvo que se debe volver a la normalidad de manera progresiva.

“No quiero hablar en nombre de las cuatro universidades, pero si me dijeran en lo personal, mi opinión es que hay que habilitar la educación presencial progresivamente para atender primero los casos de mayor ausencia de conectividad, para brindar la educación mediada por esa tecnología cuando no la hay”, dijo el titular de la institución privada a FM de las Misiones.

Consultado si debe hacerse primero en las localidades con mayores problemas de conectividad, dijo que “Si no fuera una habilitación general para todo el sistema universitario, que lo sea parcialmente a partir de esa gradualidad, que haga llegar lo más rápido posible el servicio con normalidad en los ámbitos donde todavía no se pudo producir”.

 

Una mirada de la realidad misionera

Según pudo saber PRIMERA EDICIÓN, la primera conferencia conjunta podría avanzar en un frente de universidades, que presente a las autoridades una mirada de la realidad misionera para no quedar atados a las decisiones que se tomen sobre otras casas de altos estudios en contextos de pandemia mucho más complicados.

Si bien las instituciones más importantes están en Buenos Aires, hay universidades más antiguas y de mayor población estudiantil que las de Misiones, en Chaco o Corrientes, que deberán esperar más tiempo para retornar a clases presenciales por el contexto sanitario más grave que en la tierra colorada.

El desafío que tienen los rectores de Misiones, será proponer un protocolo sanitario que convenza al Palacio Sarmiento porteño.
Tienen una base a favor: el protocolo firmado por los ministros de Salud, Gobierno y Trabajo de la provincia que autoriza excepciones para la educación superior terciaria y universitaria.

Allí se establecieron medidas de carácter preventivo, de atención a los alumnos, de movilización del personal y de empleados de cada establecimiento. En el mismo se admite las actividades administrativas y “académicas en caso que fuere necesario”.

 

“Estimamos que en un mes podamos volver a clases”

“De mis 65 alumnos, el 10% no se conectó nunca y otro 10% tuvo inconvenientes que tratamos de solucionar uno por uno”, contó a este Diario el rector de la Universidad Nacional del Alto Uruguay (UNAU), Magno Ibáñez.

Es por ello que, trabajar en la elaboración de un protocolo para volver a las aulas, está siendo una de las prioridades más urgentes y, en este sentido, la UNAU está avanzando exponencialmente.

La primera etapa fue el regreso de los agentes universitarios encargados de las tareas administrativas. “La semana pasada presentamos al Comité de Crisis local y ya comenzaron a atender en mesa de entrada, secretaría de extensión y alumnado”.

Por otra parte, e incentivados porque el contagio provincial por COVID-19 es bajo, “empezamos a trabajar en el regreso de las clases presenciales porque estimamos que en un mes, y si los casos siguen bajos, podamos volver”, sostuvo Santiago Koch, secretario de Legal y Técnica de la misma casa de altos estudios.

En esta misma línea, el rector de la UNAU aseguró que “nuestra universidad tiene las condiciones para volver a las aulas”, ya que las particularidades de este establecimiento hacen propicio el regreso.

“Al ser una universidad nueva, tenemos pocos alumnos, pocas carreras y muchas aulas disponibles. Además, tenemos aulas muy grandes porque las venimos preparando para el ingreso de este año, con aulas con capacidad de hasta 400 alumnos”.

“La primera sugerencia que vamos a plantear al Ministerio de la Nación es una instancia evaluativa presencial de todo lo que venimos trabajando virtualmente”, señaló Koch.